Nidia Hernández, monitora de gimnasia correctiva del SDULL. Foto: PULL

«Recomiendo las actividades dirigidas con profesionales y sentido común»

Deportes

Nidia Hernández Gómez es fisioterapeuta e instructora del método pilates. Además de tener conocimiento en reeducación y stretching postural, es deportista y, quizás, todo ello fueron los requisitos suficientes para poder formar parte de la plantilla del Servicio de Deportes de la Universidad de La Laguna (SDULL) como monitora de gimnasia correctiva. A lo largo de su carrera profesional ha ido viendo la importancia de generar unos patrones posturales correctivos en la población desde la infancia. Por ello, parte de su formación posterior ha ido encaminada al apoyo de la terapia con entrenamiento físico y a instruir la correcta postura que se ha de adoptar.

Asegura que cada persona tiene una posición y una estructura corporal concreta. Por lo tanto, su labor se basa en enseñar a que cada uno sea consciente de su cuerpo, de su posición y de sus «problemas posturales». A partir de ahí, se mantiene un centro estable y corregido de la figura para llevar a cabo los ejercicios que se repiten unas pocas veces, ya que Nidia admite que es preferible la calidad del movimiento a la cantidad. También se trabaja la respiración, pilar fundamental para la reeducación.

«Los estiramientos o los ejercicios de flexibilidad son esenciales»


¿Sigue desarrollando los entrenamientos a través de videollamadas u otros soportes? «Sí, actualmente y desde hace dos semanas estamos realizando varios monitores las labores a través de una plataforma virtual. Para acceder a ellas es muy fácil: entramos en la página del Servicio de Deportes de la ULL, hacemos click en el recuadro ‘Es hora de activarse’. En la pantalla que nos aparece, justo debajo, clicamos en el calendario y nos muestra una semana y unos horarios. Debido a esta situación de emergencia sanitaria, las puede realizar cualquiera, no solamente las usuarias o usuarios del SDULL».

¿Cómo lleva este estado de confinamiento una deportista? «Pues con mucha voluntad y no perdiendo las ganas. Es una realidad muy complicada para los que entrenamos 6 y 7 días a la semana. El ser conscientes de la importancia de hacer deporte ayuda a que no caigamos en una rutina más sedentaria y afrontar la circunstancia y el cambio en la manera de cumplirlo. Hay días que cuesta mucho más ser positivo, como le pasará a todo el mundo, pero tenemos que adaptarnos al cambio lo más rápido posible para que los ánimos no decaigan y tener presente que la etapa es temporal».

¿Considera necesario efectuar ejercicos durante el confinamiento? En caso afirmativo, ¿qué tabla recomendaría? «Por supuesto, pero siempre supervisados o a través de un profesional. No puedo recomendar ninguna tabla porque cada individuo tiene un nivel de trabajo físico y deberíamos de recomendar no una sino varias tablas de ejercicios para cada nivel. Recomiendo las actividades dirigidas con profesionales y el sentido común de cada uno y cada una para practicarlas. Algo esencial son los estiramientos o los ejercicios de flexibilidad».

«En un par de semanas se empiezan a notar cambios»


¿Qué tal la experiencia como monitora del SDULL? «Enriquecedora. Llevo desde el curso pasado. Al principio me daba cierto vértigo el cargo por todo lo que ello conlleva, que seas «la profe nueva», las costumbres de cada uno, el carácter y demás. Además de dar clase a tanta gente, puesto que únicamente había dado como mucho a 8 personas y aquí estamos hablando de un cupo de 21, pero había muchas ganas de comenzar este proyecto personal. Asimismo, he de decir que la energía que posee Elvira Hidalgo, la técnico superior de deportes, y en general de todo el Servicio de Deportes y sus monitores hace que el trabajo no lo consideres como tal. Ni qué decir de mis alumnos y alumnas, que es un placer».

¿Qué aspectos puede corregir este deporte? «Nos ayuda a mantener una buena higiene postural, un ejemplo puede ser el uso excesivo del móvil o el trabajo de oficina. En estas situaciones tendemos a colocar nuestra columna cervical y dorsal en un exceso de curva y con ello una anterioridad de la cintura escapular. El ser conocedor de esta tesitura y el saber corregirla, nos evitará dolores y lesiones».

¿En cuánto tiempo se pueden apreciar mejorías? «Yo diría que en un par de semanas se empiezan a notar cambios. Hay que tener en cuenta que no es una actividad a efectuar solamente durante el entrenamiento, sino que cuando se trabaja, se pasea… se pueden ir aplicando los conceptos que se ven».

Lo último sobre Deportes

Súper Moana

El duro entrenamiento que ha seguido la joven palmera desde la adolescencia
Ir a Top