“El papel maché no es utilizado por desconocimiento”

Ingeniería y Arquitectura

La conferencia Nuevos materiales basados en Papel Maché tuvo lugar ayer martes, 17 de abril, en la Escuela Politécnica Superior de Ingeniería de la ULL. El encuentro comenzó a las 17.00 horas con el agradecimiento de Rosa Medina, coordinadora del Plan de Orientación y Acción Tutorial de la Sección Agraria, por la ponencia. Damián de Torres, docente e investigador, introdujo el tema de la cita y felicitó al ponente Carlos Morán, graduado en Bellas Artes, por su trabajo previo. A su vez, Serafín Corrales, director de la Oficina de Transferencia de Resultados de Investigación (OTRI), tomó el turno de palabra y habló de la creación de patentes.

Durante los primeros minutos, Corrales explicó que la función de la OTRI es canalizar a la sociedad los resultados de su tesis. El experto motivó a todos los presentes a aprovecharse de las facilidades de esta entidad, enmarcada en los servicios de la ULL, para patentar: “Se trata de proteger las ideas que nosotros desarrollemos”. Además, hizo énfasis en que, durante una carrera universitaria, “podríamos encontrar soluciones a ciertos problemas que no deben quedar en el olvido” y afirmó que “crear una empresa no es ninguna idea disparatada”.

Tras las intervenciones anteriores, Morán empezó a desarrollar la temática de la jornada con la ayuda de una serie de diapositivas. Así, explicó que el papel maché es una mezcla de fibra vegetal y un aglutinando líquido que, una vez seco, da lugar a un material de propiedades resistentes. El conferenciante subrayó la utilización de esta técnica en los bocetos de obras renacentistas y barrocas, tales como el Alma Condenada de Bernini. Además, enumeró otros sistemas similares: “El cartón piedra, la cartapesta o el decoupage”.

El objetivo fue la invención de pastas de papel a partir de los antecedentes anteriores


Morán enunció que su quehacer se centró en la aplicación de este material en el ámbito industrial o artístico: “durante siglos fue considerado como un sistema de primera categoría en Italia”. Sin embargo, alegó una inexistencia de manuales y contó diferentes anécdotas sobre su trabajo de campo en la Palma, lugar donde encontró varios moldes originales. El investigador aseveró que el objetivo fue la invención de nuevas pastas de papel a partir de los antecedentes anteriores: “Podremos experimentar con ellas durante la realización, restauración y conservación de un mascaron original palmero”.

Por último, el especialista concluyó que si este sistema no es considerado, es por desconocimiento: “Para su correcta elaboración, se requieren de unas cantidades muy estrictas”. Este añadió que “de los más de cien materiales ensayados hemos seleccionado el formaché modelable e inyectable por sus cualidades mecánicas y plásticas”. De esta manera, Torres ofreció una serie de muestras a los asistentes que habían soportado una carga de 400 kilogramos en la prensa electro-hidráulica y propuso a los mismos intentar partirlos. Al final, el aforo consiguió romper las pruebas, pero ejerciendo la fuerza de forma muy diferente al simulador.

Naturalista por naturaleza, amante del surf y de los hábitos saludables. Disfruto haciendo conscientes a las mentes inconscientes. Soy un adicto de la coherencia en todos los sentidos. Por ello, me gusta ver las cosas desde un ángulo diferente y realista.

Lo último sobre Ingeniería y Arquitectura

Ir a Top