La obra, que fue cancelada el día de su estreno en diciembre, rompió anoche con su propio 'fatum' y conquistó al público del Paraninfo. Foto: PULL

Nuevas fechas para ‘Antígona’ en el Paraninfo de la ULL

Cultura / Ocio

Tras su cancelación por enfermedad de su protagonista el pasado 29 de diciembre, la nueva e irreverente versión de Antígona ya tiene nueva fecha de estreno: será el domingo 3 de febrero, a las 19.30 horas. Las entradas al evento, que ya están disponibles, podrán ser adquiridas en taquilla o en la página web de TomaTicket y tendrán un precio de 10 euros. Según ha informado la propia compañía teatral, Desirée Barrios, que interpreta el personaje principal homónimo al título del libreto de Sófocles, ya se ha repuesto de su dolencia. Hasta minutos antes del comienzo de la función, cuando ya estaba todo prevista sobre el escenario y el público esperaba a las puertas del Paraninfo, la dirección de Magua Producciones decidió aplazar sine die el estreno.

La compañía no solo pronunció una disculpa pública a través de sus redes sociales, sino que convino, de forma conjunta con el Paraninfo de la ULL, en reembolsar el importe íntegro de la entrada. Después del éxito cosechado con La casa de Bernarda Malva, no obstante, no les será complicado volver a pisar con fuerza los escenarios con una propuesta escénica aún más arriesgada si cabe. Se trata de una versión actualizada de Antígona, el clásico de Sófocles. Bajo la dirección de la tinerfeña Ariadna Simó, graduada en Filosofía por la Universidad de La Laguna y doctarada en Dirección Escénica de Teatro Musical por el Trinity College, la Antígona que conoceremos dista mucho de la muchacha risueña con ínfulas de rebeldía que nos presentaba el maestro griego. En su lugar, la apuesta de Simó dibuja una protagonista atemporal en busca del hueco que se merece en el imaginario mítico feminista.

Un canto al feminismo


Son precisamente la innovación y la vuelta de tuerca los que conducirán una obra que circulará por derroteros lejanos del tradicional coro griego y sus máscaras inexpresivas. En esta ocasión, la música y el baile actuarán como el hilo conductor de una Antígona sublevada y desatada. Su actitud, entre desenfadada y luchadora, reaccionará ante las represiones impuestas por el sistema patriarcal de la Antigua Grecia. Pero más allá de una red opresora agazapada tras la masa, el personaje principal de la obra tendrá que enfrentarse al rey Creonte, su tío y suegro, que representa el férreo sistema de valores religiosos y éticos que prevalece en la sociedad helénica.

Además de Desirée Barrios, el elenco está encabezado por Melo González, Río Bassit, Ro Andrés, quienes interpretarán al rey Creonte, Corifeo (su mano derecha) y a Ismene, hermana de la protagonista. A ellos se le suman seis bailarinas, así como otros muchos personajes icónicos, desde las tres parcas hasta el cuervo negro que trae las oscuras nuevas que se ciernen sobre la ciudad de Tebas.

La tragedia de tragedias


En la mitología griega, Antígona es el nombre que recibe la hija ilegítima que resulta de la consumación de un matrimonio perverso: el que contrae Edipo con su madre, Yocasta. Por culpa de una maldición que les había proferido su padre, los hermanos varones de Antígona comenzaron una pugna por el trono de Tebas que concluiría años más tarde con un acuerdo que los obligaba a turnarse el mandato de la ciudad. Sin embargo, cuando uno de ellos incumple su parte del pacto, se reanuda la disputa hasta que ambos terminan muriendo.

Cuando Creonte, que les sucede como monarca, decide que el hermano que había tratado de restaurar la legitimidad del trato no es merecedor de recibir los ritos funerarios que le aseguraban el camino de su alma al Hades, Antígona trata por todos los medios de darle una digna sepultura. Pero antes de conseguirlo, tendrá que enfrentarse, entre otros muchos, a Ismene, su propia hermana. Una vez Creonte se entera del crimen que ha perpetrado su nuera, la condena a morir en una caverna sin recibir las exequias que también le había negado a su hermano. La protagonista, dueña de su destino, conviene en suicidarse. Le sigue Hemón, hijo de Creonte y prometido de Antígona y, finalmente, su madre. De este modo, Creonte e Ismene son los únicos personajes que quedan con vida, condenados a vivir para siempre con la culpa y el peso de la muerte ajena.

Mi sueño es escribir, pero periodismo me queda de paso. Misántropo y utópico acérrimo. Amante de todas las artes. Excelsior.

Lo último sobre Cultura / Ocio

Ir a Top