Manuel Manso, jugador del CD Cisneros Alter. Foto: B. Rodríguez.

«No existen deportes de chicos ni de chicas, existen deportes y punto»

Deportes

El sueño de Manuel Manso Rodríguez es dedicarse a la mundo de la sanidad, pero piensa que el deporte es imprescindible para despejarse de los estudios. Por ello, compagina el segundo curso del Grado de Enfermería con su club de voleibol, el CD Cisneros Alter. Combina sus dos pasiones asistiendo por las mañanas a clases en la Facultad de Ciencias de la Salud y los martes y jueves por la tarde a sus entrenamientos en el pabellón del Colegio Cisneros. Además, los fines de semana disputa un partido con los suyos.

¿A qué edad comenzaste a jugar y por qué? «Empecé a jugar con 11 años porque vi a mi hermano entrenar y me dio curiosidad. Después lo probé, me gustó y quise seguir».

¿Qué es lo que más te gusta y lo que menos del voleibol? «Lo mejor para mí es, sin duda, el juego en equipo y el compañerismo, ya que un jugador solo no es capaz de hacerlo todo. Lo peor es que, en mi experiencia deportiva, siempre hay jugadores con mucho ego que acaban haciendo daño al grupo».

¿Cómo compaginas tu actividad deportiva con tus estudios universitarios? «Compaginar los estudios con el ejercicio deportivo es cuestión de organizarse. Aparte, considero que es bueno hacer deporte para despejarte y no estar las 24 horas del día estudiando».

«Si pierdes la motivación por algo es mejor dejarlo»


¿Alguna vez pensaste en dejar de competir? «Más de una y dos veces me lo planteé porque sentía que no mejoraba lo suficiente y no tenía la condición física de los demás, pero decidí seguir y no rendirme».

¿Por qué lo dejaste durante un tiempo? «Estuve retirado dos temporadas porque perdí la motivación por este deporte, y si pierdes la motivación por algo, mejor déjalo».

¿Y por qué volviste? «Cuando me fui no pensé que volvería, pero la vida da muchas vueltas. Volví a federarme porque realmente lo echaba de menos».

«El mejor año fue cuando ganamos el campeonato de Tenerife y de Canarias»


¿Has llegado a plantearte ser profesional? «Eso es algo muy complicado, siempre lo he visto como algo muy lejano y poco probable. Pero al final a la élite llegan unos pocos, y no llegar no es un fracaso».

¿Tienes pensado seguir jugando en el futuro? «Siempre he dicho que seguiré hasta que deje de divertirme y ya no sienta motivación por este deporte, que al final es lo importante».

¿Cuál es el mejor momento que has vivido con la competición? «El recuerdo más bonito que tengo es mi temporada como juvenil de primer año donde ganamos el torneo de la isla, el de Canarias y, aunque en el de España no tuvimos el mejor resultado, fue una gran experiencia. También ese año tuve al entrenador que más me ha hecho mejorar y que más influencia ha tenido para mí, Iván. Fue la etapa dónde creo que más se vio recompensado tanto el trabajo del equipo como el mío a nivel personal».

«El voleibol todavía está muy feminizado, pasa como con la masculinización del balompié»


¿Sueles seguir el vóley de élite? «He seguido algunos partidos, pero tampoco soy un gran seguidor. Por lo general no suelo ver competiciones deportivas en la tele, prefiero practicarlos».

¿Tienes algún referente de esta disciplina deportiva? «Los que más me han flipado son Zaitsev y N’Gapeth».

¿Crees que se promueve lo suficiente este deporte? «En este país concretamente no se dan muchas facilidades, por lo menos en categoría masculina. Se debe a que aún el deporte está feminizado, cosa que debe evolucionar, igual que la masculinización del fútbol. No existen deportes de chicos y deportes de chicas, hay deportes y punto».

¿Consideras que el voleibol se tiene poco en cuenta en Canarias? «En Canarias el voleibol femenino y masculino son dos mundos, en el primero existen muchos equipos y en el último la vez que más conjuntos hubo en la liga creo que habrán sido unos seis. Pasa exactamente lo mismo, está feminizado y es algo que debe cambiar como en todos los deportes que están asociados solo a mujeres o únicamente a hombres, el deporte es para todo el mundo».

¿Cuáles son tus objetivos con tu equipo en un futuro cercano? «Mis aspiraciones son mantener la forma y entrenarme lo mejor que pueda y más. Además, continuar trabajando para jugar lo máximo posible y disfrutar mucho con mis compañeros, ganando si puede ser».

Lo último sobre Deportes

Ir a Top