Niños con coraje de adultos

Opinión

El Día Mundial contra la Esclavitud Infantil se celebra hoy, lunes 16 de abril. Esto es otra muestra más de la desigualdad que hay en el mundo  y seguir mirando hacia otro lado es un insulto hacia nosotros mismos. Actualmente, millones de niños son explotados en el ámbito laboral. Trabajan bajo unas condiciones pésimas que ponen en peligro su salud, su educación e incluso su vida. Los continentes con mayor tasa de explotación infantil son Asia y África, sobre todo en los países afectados por guerras o catástrofes.

Hoy, también se conmemora la muerte de Iqbal Masih,  quien con 4 años fue vendido por su padre a una fábrica de alfombras de Punjab en India porque necesitaba un préstamo. Para saldar la deuda de su progenitor, Iqbal trabajaba doce horas al día trenzando por una rupia diaria, que equivale a un céntimo de euro.  A los 10 años consiguió liberarse de su explotador y se convirtió en un activo luchador contra la esclavitud infantil. El 16 de abril de 1995 fue asesinado mientras iba montado en su bicicleta. Fue abatido a disparos, desde una furgoneta, que le generaron heridas tan graves que acabaron con su vida. Nunca se supo nada de los agresores.

La gran mayoría de esto menores son esclavos a jornada completa. Y sí, digo esclavos es porque esto no tiene otro nombre. Quitarle la infancia a un niño es algo realmente escalofriante e imperdonable. Trabajan en lugares indeseables donde están constantemente expuestos a peligros laborales y otra forma de actividad ilícita, incluyendo el tráfico de drogas y la prostitución, así como su participación involuntaria en los conflictos armados.

Hay familias a las que no les quedan más opciones que poner a sus hijos a trabajar o  en casos extremos, los venden, dejándolos en manos de la suerte. Por otra parte, y no en mejor situación, muchos menores viven solos y la esclavitud es la única opción para subsistir, creciendo de golpe y convirtiéndose en  niños armados y niñas prostitutas con tal solo 10 años. Estos chicos muestran en muchas ocasiones que llegan a tener más coraje que los adultos. Viven en condiciones míseras y aun así se esfuerzan para sacar adelante a sus propios padres. Una lucha constante hacia la felicidad que pocos llegan a conocer.

Lo peor de esto es que “en España no se considera trabajo infantil si se trata de una ayuda esporádica en las actividades familiares que no requieren esfuerzo ni riesgo, se realizan fuera del horario escolar y esta actividad no les quita tiempo de ocio a los niños”, explicó a El diario Joaquín Nieto, director de la Organización Internacional del Trabajo en España. Algo que se queda al margen de la legalidad. Muchas familias se aprovechan de esto y exigen a sus hijos que cumplan con una jornada de trabajo arrancándoles la infancia y quitándoles la oportunidad de ser niños.

Estudiante de Periodismo en la Universidad de La Laguna. Tinerfeña amante de las letras. Después de empaparme de esta profesión durante mis dos últimos años confirmo lo que decía Gabriel García Márquez: "El periodismo es el mejor oficio del mundo".

Lo último sobre Opinión

Ir a Top