El sistema llegó para evitar polémicas, aunque parece que estas no cesan. Foto: PULL

Que siga el juego

Opinión

A lo largo del transcurso de los años hemos visto cómo la tecnología va ligada al avance y el progreso, es por ello que nació el VAR, el cual prometió hacer un fútbol libre de errores. Ahora que el deporte está de regreso y tras el polémico triunfo del Real Madrid contra el Real Sociedad por el penalti a Vinicius, el gol anulado a Januzaj y la mano de Benzema, el videoarbitraje sigue estando en boca de todos. Lo que se creó para lograr un juego limpio ha fragmentado las opiniones, generando aún más polémica de la que el propio juego conlleva.

Y es que todos merecen una opinión acerca del VAR y entre ellos me despertó la curiosidad el convencimiento de Nacho Tellado, arquitecto y excolaborador de El Chiringuito de Jugones, espacio televisivo donde analizaba su aplicación. Cuando hablé con él sobre este sistema de asistencia arbitral, lo definió, en pocas palabras, como un «meme constante». El propio Tellado deja en entredicho la certeza del sistema con su modelo ‘Punto de fuga’. Este utiliza las referencias del campo para calibrar la perspectiva y posteriormente toma referencias del delantero y del defensa. Por último, y si todo es correcto, traza las líneas correspondientes a ambos jugadores y mirar si hay o no fuera de juego.

Puestos a enumerar los defectos de esta novedoso método yo misma encuentro, demasiadas veces, fueras de juego mal analizados o faltas claras al borde del área que no se revisan. De igual modo, se emplea el reglamento de manera estricta y objetiva en unos partidos y de manera interpretativa en otros. Por otro lado, el VAR utiliza el sistema técnico Hawk Eye (en español, Ojo de Halcón), tecnología que genera una imagen de la trayectoria de la pelota y que no ha estado exenta de polémica durante su aplicación.

«Hay que tener claro que habrá VAR para rato y que el número de personas insatisfechas aumentará»


Cuando el colegiado pita el final del partido se genera una avalancha de acusaciones, en las cuales ahora el videoarbitraje es especialmente señalado. Muchos creen que se debería volver hacia el punto de partida, quitarlo de las grandes ligas y ver cuáles han sido los fallos durante el tiempo que ha estado operativo para mejorarlos. Y razón no les falta pues, ahora, que el fútbol volvió en España a puerta cerrada, verlo desde el televisor nos proporciona la ventaja de ver la repetición de la jugada que esta tecnología ha de analizar. Por ello, considero que no había falta sobre Vinicius, era gol de Januzaj y mano de Benzema.

El sistema llegó para evitar polémicas, aunque parece que estas no cesan, pues el público sigue siendo inexpugnable. No obstante, el aficionado siempre guardará en su mente el error arbitral, que los posibles fallos en el sistema de juego que llevaron a su equipo a perder el juego. Pero si algo hay que tener claro es que habrá VAR para rato y que el número de personas insatisfechas aumentará, pues si antes no entendían los fallos arbitrales como un error humano, ahora ya no aceptan otra decisión que no se ajuste a su percepción, sin darse cuenta de que la tecnología puede rebajar el porcentaje de interpretación pero que al final, siempre habrá una persona que será la que decida.

Estoy convencida de que el VAR ha venido a hacer el fútbol más justo, pero hasta que no deje a un lado el amor por la camiseta, el fanatismo y, sobre todo, los intereses, no lo conseguirá. Mientras tanto, que siga el juego.

 

Lo último sobre Opinión

Ir a Top