Manifestación del 8M en Madrid. Foto: M. Torres

Los límites del humor

Opinión

El humor tiene sus límites. No hay que confundirlo con la libertad de expresión. Es una cuestión temática como los tabúes de la religión y el terrorismo. Se enmarca dentro de un contexto.  En la sociedad en la que vivimos se lucha a diario por la igualdad y violencia de género con el objetivo de evolucionar. Constantemente hay manifestaciones en contra de las conductas machistas de nuestro entorno. Más allá de la violencia física o psicológica es una lucha por la mentalidad de toda la ciudadanía.

En los últimos días se ha viralizado un vídeo en Instagram. La cuenta pertenece a @el_guineano.0. Su contenido, en general, es humorístico, pero ha generado un mar de críticas y odio hacia su personaje. Se caracteriza por comenzar sus publicaciones diciendo: «Según mis estudios…». En este caso, escribe que «las chicas tienen que hacer una doble cuarentena» pues como los hombres llevan más de quince días sin mantener relaciones sexuales tendrán mayor posibilidad de ser violadas al concluir el confinamiento requerido por la pandemia del coronavirus.

Durante el vídeo dice frases como: «El hombre de por sí es violador», «Cuando salgan a la calle no les va a importar que tengan cinco o veinticinco años, se van a pinchar a cualquiera», «Aunque seas fea no te salvas», «No importa que seas fea y gorda si quieren pinchar», «Quedaros en casa a no ser que te encante que te violen».

Para él es una manera humorística de plantear la situación. Pero, en esta ocasión, a casi nadie le ha causado gracia. Es difícil aceptar dichas barbaridades como chistes y más, en la actualidad, donde cada vez hay mayor conciencia de la gravedad del asunto. Hay que colaborar para continuar el cambio. No se pueden permitir comentarios de ese tipo y aún menos, convertirlos en chistes. Es un tema vigente, de continua evolución y, sobre todo, de respeto desde las mujeres que murieron quemadas en 1911 en una fábrica de camisas de Nueva York, hasta las miles de personas que siguen luchando hoy en día.

Abusos sexuales en España


Hablar de violaciones no es humorístico. Según datos del Ministerio del Interior, en España se denuncian más de mil agresiones y abusos sexuales cada mes. Las cifras de abusos sexuales a menores cada vez son mayores. Además, a esto se suma las prácticas en redes sociales como el grooming, que consiste en las acciones que realiza un adulto para obtener la confianza de un menor con el objetivo de obtener contenido erótico u otras prácticas como la pornografía infantil.

El problema reside en ignorar la magnitud de los hechos. No hay cifras exactas que muestren los casos de abusos sexuales ya que no siempre se presenta denuncia. El silencio de las víctimas no se cuenta, no se conoce.

El límite es el respeto. «No es lo mismo una actuación en directo que una conversación privada o un tuit. Cuando sacas cualquier chiste de su origen, al momento se pudre», puntualiza Pepe Colubi, colaborador del programa Ilustres Ignorantes. Es importante el contexto en el que se realizan. En medio de una lucha contra el machismo y los resquicios de una sociedad patriarcal, bromear con violaciones y abusos de menores no es lo más adecuado. Este tipo de prácticas transmite estereotipos desde la infancia, fomenta la idea de que la mujer es inferior al hombre, además de incitar la violencia y el maltrato.

Lo último sobre Opinión

Micromachismos

La violencia de género está siendo un tema de debate este último
Ir a Top