La Universidad de Sevilla participa en un proyecto de física cuántica

Mundo

La Universidad de Sevilla (US) participó en el mayor proyecto global de física cuántica bautizado como The BIG Bell Test. Un programa en el que colaboraron más de 100 000 personas de todo el mundo y que cuenta con 13 experimentos con los que se pretende comprobar la violación del teorema de imposibilidad de Bell. Un límite que fue descubierto por el físico John S. Bell y que afirma que «ninguna teoría física de variables ocultas locales puede reproducir todas las predicciones de la mecánica cuántica». Y para ello se utilizaron partículas de luz, átomos y sistemas superconductores.

El profesor de la institución andaluza, Adán Cabello, es uno de los firmantes del artículo que se publicará en la prestigiosa revista Nature. Señala que este es «probablemente el mayor experimento de la historia de la física, si lo medimos por el número de participantes» y «muestra, de una manera nunca vista antes». El docente de la US, además, destaca «lo curioso que es ver cómo sistemas muy dispares, sometidos simultáneamente a preguntas muy diferentes en distintas partes del planeta, siguen todos exactamente las mismas leyes».

Un ejemplo de superación


La novedad reside en que, por primera vez, todas las decisiones que requirieron cada uno de estos ensayos fueron tomadas directamente por humanos y no por máquinas o dispositivos físicos. De este modo, se pudo evitar que estos pudiesen estar compinchados con las partículas de luz o los átomos. Los integrantes que llevaron a cabo estos 13 proyectos generaron largas secuencias de ceros y unos que iban indicando a cada laboratorio qué medidas tenían que tomar. Para ello, se valieron de Internet y usando juegos e infraestructuras creadas por el Instituto de Ciencias Fotónicas de Castelldefels (Barcelona).

Los resultados de todas y cada una de estas investigaciones demostraron la superación del límite de Bell y confirmaron las predicciones de la física cuántica. Más allá del resultado científico en sí mismo, la iniciativa muestra cómo las redes globales permiten que decenas de miles de personas participen directamente en una investigación científica puntera. Un gran experimento que superó todas las expectativas de los científicos.

Unas pocas líneas no son suficientes para definirme, soy periodista, pero no tan buena. La comunicación forma parte de mí y con ella, ahora desde la Universidad de La Laguna, sirvo a la sociedad. Siempre actitud, disposición, ganas y trabajo.

Lo último sobre Mundo

Vida de Erasmus

La Universidad de La Laguna tiene 774 convenios firmados con centros superiores
Ir a Top