El presidente del Consejo Canario de Enfermería reflexiona sobre el futuro de la profesión. Foto: PULL

«La Universidad de La Laguna forma menos enfermeros de los que necesitamos»

Ciencias de la Salud

Hoy es el día. La vigesimotercera edición del Congreso de Estudiantes de Enfermería de Canarias celebra su inauguración junto a su ponente José Ángel Rodríguez Gómez, presidente del Consejo Canario de Enfermería y doctor por la Universidad de La Laguna. La voz clara del colegiado señala que en esta ocasión serán los cuidados al paciente crítico el tema principal del evento, un hecho que el profesional ve imprescindible en el que seguir formándose. Con ello, reflexiona sobre la humanización del cuidado y los retos a los que se enfrenta la disciplina como la excesiva carga de horas o la regeneración de la docencia en las instituciones académicas.

Comienza el Congreso. ¿Cuáles son las sensaciones que le transmite este año? “En primer lugar, quiero resaltar la importancia de los estudiantes de Enfermería, quienes han conseguido durante estos treinta años realizar una actividad cultural y científica que organizan cada año en un Centro o Escuela diferente de Enfermería de Canarias. Para mí, eso es lo más importante: destacar que, a pesar de la presión de formación que tienen los estudiantes al día, pues tienen muchas horas que dedicar a las prácticas clínicas, con unos estudios muy sobrecargados de actividad, buscan un hueco para poder reunirse, discutir, debatir y reflexionar sobre lo que ellos hacen en relación a la Sanidad”.

Y su tema central es el cuidado crítico. ¿Por qué es tan relevante? “Los estudiantes han querido hablar este año del paciente crítico, de las personas que están en una situación de enfermedad en la que es previsible que puedan perder la vida. Es el que se define como el que tiene la alteración de un órgano o más, o de un sistema o más, que puede perder la vida. Entonces, digamos que es un paciente que requiere una atención rápida y eficiente. Y que los alumnos de Enfermería ya desde tercer curso se centren en este tema es muy, muy importante porque la atención a estos pacientes es una atención que se hace en equipo. Participan enfermeros, pero también especialistas como traumatólogos, o anestesistas o cirujanos, y es que sin una atención precoz, moriría».

Una situación crítica… «Y ahí los enfermeros juegan un papel decisivo porque normalmente es el primero que llega al paciente en situación grave. Imagínate, ante una parada cardíaca por fibrilación, el que llega, desfibrila, entonces es fundamental que los alumnos tengan una actitud rápida de diagnóstico y de intervención: de qué hacer con cada paciente. Esto es lo que me sorprende, que se centren en una temática tan importante como es la atención al paciente crítico. Es atender al paciente tanto en su casa, o en la calle, en la vida diaria como en el hospital, porque el paciente puede ser alguien accidentado en la vía a donde llega la ambulancia, que van con enfermeros, o el caso del hospital, el paciente que se complica, que tiene una alteración, y va a las unidades de cuidados intensivos”.

«Al paciente lo que le importa de verdad es aquel que está formado y que sabe actuar en un momento crítico»


A veces parece que se posterga la posición del enfermero a un segundo lugar… “Pues mira, si reflexionásemos en el paciente que está en situación grave, ¿tú crees que está pensando quién está en primero o en segundo lugar? Pues no. Conceptualmente, la gente piensa que cuando hay una alteración grave en un paciente crítico, quien le va a atender va a ser un médico, ¿no? ¿Quién atiende a un paciente crítico? Aquel que llega en primer lugar. Si tú tienes la suerte de que quien llega en primer lugar es un enfermero, pues mira, viva la alegría, ¿por qué? Porque está formado para atenderlos. Si quien te llega al lado es alguien que no está formado para esto, pues no te va a resolver el problema».

Lo central es el paciente. «Al paciente lo que le importa de verdad es aquel que está formado y que sabe actuar en un momento crítico. En algunos países del mundo, las personas que más salvan vidas en RCP, disfibrilando, no son ni enfermeros ni farmacéuticos, son policías municipales porque son los que primero que llegan y los que mejor actúan. ¿Nosotros qué es lo que queremos? Pues que los enfermeros sean los mejor formados, los  primeros que lleguen y los que mejor actúen. Y por supuesto los que tengan, casi siempre, el rol de hacer la primera atención».

Es un tema muy necesario, pero tal vez la sociedad no está tan concienciada de esos primeros auxilios. ¿Qué cree? “La sociedad en general o los sistemas sociales pues a lo mejor no tienen esta conciencia. Pero los enfermeros sí que la tenemos. De hecho, en el Plan de Estudios del Grado tienen una asignatura concreta, que es la última que se imparte en el tercer curso: Urgencias, Catástrofes y Emergencias. De manera que los enfermeros tienen una asignatura específica de atención urgente a pacientes críticos y tienen una o dos asignaturas en tercero que les capacita para poder actuar en este sistema de primera atención. Hay que entender que un porcentaje muy alto de problemáticas de salud que convierten al paciente crítico hay que atenderlas en muy poco tiempo: un transtorno cardiológico, respiratorio, una reacción alérgica… Son cosas para las que tenemos que estar preparados y actuar en minutos. Esto es lo que da sentido a que existan enfermeras de salud escolar en los colegios y existan un gran sistema de atención urgente tanto en la calle como en el hospital”.

Sorprende la multitud de propuestas y perfiles que se dan en las mesas redondas, desde unidades del Ejército hasta especialistas en pediatría o salud mental.  “La atención sanitaria al paciente crítico después se especializa ya que no es lo mismo atender a un niño que a una mujer embarazada, o a una persona adulta. La atención y las patologías que se dan o presentan como paciente crítico son diferentes. Por ello, en las mesas redondas hay varias temáticas, digamos que se tocan todas las áreas de las urgencias en las que el enfermero suele estar implicado. El profesional está veinticuatro horas al día al lado del paciente. Por lo cual, lo más probable es que sea el primero que vea la situación de emergencia y quien realice la primera actuación. Y a continuación, cuando ya el paciente ingresa en la Unidad de Cuidados Intensivos empieza a actuar todo un equipo, de intensivistas, anestesistas o enfermeros que ya son especializados en esa unidad, o a lo mejor participan pediatras, ginecólogos o matronas… Por eso en el Congreso se tocan diferentes áreas de especialización”.

«Es un paro provocado por la no contratación, no porque no hagan falta enfermeros»


No obstante, a pesar de estos aspectos formativos, el futuro de la profesión también se enfrenta a la precarización. ¿Cómo se combinan estas propuestas con los recortes y el estado actual de la Sanidad? “La situación de crisis económica que se ha planteado durante los últimos años ha llevado a que en los hospitales y en los centros contraten menos enfermeros, y eso, a su vez, ha provocado que los enfermeros estén sobrecargados de trabajo. Esto ha sido un drama enorme porque ha suscitado un aumento del paro. Es decir, es un paro provocado por la no contratación, no porque no hagan falta enfermeros. ¿Pero qué pasará en los próximos meses? Como ahora va a aumentar la contratación porque se van a modificar aspectos en enfermería, lo que va a ocurrir es que van a faltar enfermeros para contratar».

¿Y eso a qué se debe? «Vamos a seguir teniendo la capacidad de contratación del sistema sanitario, pero no suficiente enfermeros porque en nuestra provincia la Universidad de La Laguna forma menos enfermeros de los que necesitamos. Ten en cuenta que todos los estudiantes de Enfermería salen con trabajo, ya con una empleabilidad que va a llegar casi al 100 % automáticamente, y en el plazo de un mes o dos meses vas a oír en las notas de prensa de los periódicos que faltan enfermeras».

¿Cómo se han organizado? «Pues teniendo muy bien formados a nuestros estudiantes para que cuando terminen sean eficientes al día siguiente de acabar sus estudios, y eso lo conseguimos porque tenemos unas prácticas excelentes. Tenemos probablemente este año los estudiantes que más prácticas y más ordenadas se hacen en toda la Universidad, y de toda la vida, desde hace cincuenta años. Gracias a ello, terminan con un nivel de capacitación muy alto. Entonces, en el tema de empleabilidad, estamos muy orgullosos de conseguir que sea el centro con más eficiencia de la ULL. Eficiencia donde los que entran, estudian y terminan con buenas notas tienen una gran aceptación social y esos estudiantes van a conseguir empleo inmediatamente».

«La Universidad no tiene la agilidad para contratar a los profesores necesarios con la suficiente rapidez, y eso nos preocupa mucho como profesión»


Sin que esto quite los problemas que mencionaba… «Estos estudiantes van a tener una excesiva carga de trabajo, se van a enfrentar a situaciones de mucha tensión laboral, y en eso estamos trabajando: exigiendo más enfermeros, exigiendo más contratación para atender a la población como se merece y evitar la saturación en determinados servicios y los problemas de urgencia y atención. Yo no sé si la problemática real del combo sea la atención pública o privada, porque ese no es el fondo del problema, debido a que en ambas el enfermero ejerce su profesión y lo ejerce a cambio de un salario. ¿Qué es lo que hace falta? Tanto en el sector privado como en el sector público tengamos la suficiente dotación de enfermeras para atender a la población con garantías y seguridad».

Como presidente del Consejo Canario de Enfermería, ¿qué retos se plantean ahora mismo? «Como profesión, el reto continuo es seguir avanzando en conocimiento, especialización y en tener el mejor enfermero para que tenga la mejor práctica clínica posible. Como Consejo Canario y como profesión también, muy preocupados por que la Universidad tenga la dotación adecuada de profesorado para conseguir siendo eficientes en la formación de nuestros alumnados, y para eso hace falta profesores. En nuestro departamento la media de edad es muy mayor, se está jubilando mucha gente y la Institución no tiene la agilidad para contratar a los profesores necesarios con la suficiente rapidez. Eso nos preocupa mucho como profesión: el que seamos autosuficientes para formarnos y para ofertar a la sociedad canaria un título que le permite entrar en el mundo laboral con facilidad, siendo muy demandada la carrera de Enfermería».

La burocracia siempre parece que va detrás de las exigencias… «Yo creo que sí. La capacidad que tienen de gestionar las estructuras no es todo lo ágil que debería ser».

«Debatir y reflexionar, al menos un rato, sobre la importancia que tiene que demos una mano enfermera a la población»


¿Qué experiencia  desearía transmitir como profesor, presidente, profesional, es decir, desde su vivencia? «A mí me gustaría que los alumnos reflexionaran y profundizaran en un aspecto fundamental: el proceso de cómo hacer humana la atención sanitaria al paciente. Incluso, hablando del paciente crítico, que muchas veces está en coma. Creo que si conseguimos en este Congreso reflexionar sobre que la atención sanitaria sea humana, próxima a las personas, y donde protejamos a nuestros pacientes, donde el enfermero sea el protector, el que cuida y da seguridad al paciente y a su familia… Yo, con eso, me quedaría contento. Poder debatir y reflexionar, al menos un rato, sobre la importancia que tiene el que demos una mano enfermera a la población, donde se vea la cercanía a la persona que sufre, que tiene necesidad de cuidados, y que estos sean humanos».

¿Y al público en general? “Hay que transmitirle que la responsabilidad colectiva de esta profesión, de estos estudiantes, es dar un buen servicio a la población, y que esta sepa que tiene buenos profesionales atendiéndole. Y que la gran mayoría de ellos se han formado en la Universidad de La Laguna, en esta provincia, donde los resultados son excelentes y me gustaría que siguieran manteniendo esa imagen y perspectiva que yo sé que es la que tiene la sociedad canaria de los enfermeros: una buena imagen de esta profesión”.

Estudiante de Periodismo en la Universidad de La Laguna. Escritora compulsiva con debilidad por los gatos. Suelo perderme y encontrar lugares nuevos. ¿Un verso?: "Algún día seré todas las cosas que amo", Luis Cernuda.

Lo último sobre Ciencias de la Salud

Ir a Top