Los alumnos dudan de la eficacia o desconocen el servicio de BlaBlaCar

ULL

De cara al inicio del segundo cuatrimestre del presente curso, y con el objetivo de promover medidas de movilidad sostenible y responsable, la Universidad de La Laguna en colaboración con el servicio de BlaBlaCar desarrollaron una aplicación dirigida a la comunidad universitaria con el propósito de compartir vehículo para desplazarse por los campus de la ULL. Tres meses después, el alumnado no acaba de fiarse de la plataforma o, directamente, tal y como afirma Amanda Hernández, estudiante de Matemáticas, no funciona. «La plataforma es muestra de la institución. Lo he intentado utilizar varias veces y nada», asegura.

Tania Martín, del Grado de Periodismo, dice no conocerlo, a pesar de venir a clase a diario desde Santa Úrsula. Por su parte, Laura Rodríguez y Javier López, alumnos de Psicología y Derecho respectivamente, señalan que no se han planteado su uso: «Venimos desde el Puerto de la Cruz, cada semana en un coche, ahorramos combustible, nos hacemos compañía y no nos arriesgamos a venir en coches de desconocidos». Es así como también, Enrique Pérez, estudiante de Turismo en la Universidad de La Laguna declara: «No conozco la existencia de esta plataforma y nunca la he visto publicitada por ninguna facultad. Si fuera conocida sería muy interesante su uso».  El resto de alumnos consultados no lo utiliza porque no sabe de su existencia o no confían en su eficacia.

A pesar de ello, la institución académica ha estado llevando a cabo una campaña de promoción y comunicación para llegar al mayor número de personas posibles del centro con cartelería por todas las facultades. El principal objetivo, tras el fracaso del anterior servicio lanzado, es que este no se limite a los alumnos y usuarios de la institución lagunera, sino que englobe a cualquier personas interesada en compartir vehículo y que no necesariamente han de pertenecer al centro académico.

Lo último sobre ULL

Ir a Top