El campo de estudio de la Psicología es la persona y, más concretamente, su conducta. Foto: PULL

La ULL acoge el II Simposio Cultura Alienada sobre la realidad vanguardista

Artes y Humanidades

El II Simposio sobre Cultura Alienada. À l’avant-garde! La realidad vanguardista: teoría y praxis, organizado por la Asociación Cipsela junto a la colaboración de las secciones de Filosofía, Filología y Psicología, tiene lugar estos días en el Salón de Grados de la Sección de Filosofía. Este curso toca desde un punto multidisciplinar y divulgativo los diferentes ámbitos de las vanguardias y sus diferentes tipos de comunicación,  y el estudio de teorías y obras.

Gloria Lastenia Hernández, doctora y profesora titular de Evaluación Psicológica del Departamento de Psicología Clínica, Psicobiología y Metodología de la ULL, presentó ayer su conferencia Contexto histórico, geopolítico y social, en la historia de la evaluación psicológica. Lastenia inició su ponencia destacando que la invitación a participar en este evento le preocupaba, ya que el Simposio en su mayor parte trataba sobre teoría y praxis. Ante esta cuestión decidió salir de su zona de confort, la psicología, y buscar una Es a través de las diferentes modas, momentos recurrentes que socialmente han determinado y determinan el prevenir de la Psicología, que atrajo a los presentes al mundo de esta ciencia.

Como introducción a su ponencia definió el término salud según lo que determina la Organización Mundial de la Salud, con motivo de dar a conocer en más profundidad la psicología. Según Lastenia: “La Psicología queda intuida dentro de las Ciencias de la Salud, pero sin renegar de mi vertiente social que es la Psicología”. Con ello, buscó destacar que el verdadero campo de estudio no era la salud, sino las personas y, más concretamente, sus conductas.

Su exposición se centró en los momentos claves de la historia en los que la sociedad cambia, y cuyos cambios provocan una demanda que la psicología debe responder, a la misma vez que esta va cambiando. Entre estos momentos destaca las emigraciones hacia Estados Unidos, que mediante la psicología busca solucionar este problema a principios del siglo XX. La Primera Guerra Mundial, que fue el acontecimiento que permitió consolidar la idea de que la psicología podía tener una vertiente claramente aplicada. Y por último, la Segunda Guerra Mundial, que dio el reconocimiento a la figura del psicólogo como un profesional cualificado que resuelve problemas de la vida real. Es por ello que Lastenia considera que “son los grandes acontecimientos históricos más nefastos o duros para la humanidad los que han generado mayores avances en la ciencia”.

Palabras subversivas


Posteriormente, Isabel Castells Molina profesora titular de la ULL, licenciada en Literatura Hispánica, presentó Escribiré con las dos manos: la palabra subversiva de Joyce Mansour. Comenzó su aportación recogiendo unas palabras de la anterior ponente: “La historia evidentemente nunca es objetiva y ello depende de quien la cuente, y en la historia de la literatura pasa exactamente lo mismo”.

“En el movimiento surrealismo uno de los grandes tópicos que pesa es que se trata de un movimiento machista donde solo destacaba los creadores masculinos y las mujeres estaban totalmente arrinconadas”, expresó Castells respecto al movimiento vanguardista. Es por ello, por lo que Joyce Mansour es la autora elegida para esta ponencia no solo como reivindicación a una autora, sino justamente de como es el tratamiento segado de la literatura comentaba la ponente. Para ello su presentación se centró en dos de sus obras traducidas al español: Gritos, desgarradoras y rapaces e Islas Flotantes.

Sobre estas obras la profesional expuso una serie de poemas con los que buscó analizar diferentes aspectos de la autora y del movimiento, destacando la forma de expresión brusca de la misma. Al igual de como representaba el erotismo perturbador o de desgarro, la maternidad, la escenificación de cuerpos enfermos en el erotismo o la representación de una belleza no estilizada de la mujer. Es por estos aspectos que Joyce Mansour buscó expresarse. “Es una extraña damisela”, concluyó Castells.

Lo último sobre Artes y Humanidades

Ir a Top