La ULL celebra un congreso de investigación en Construcción y Edificación

Ingeniería y Arquitectura

La Escuela Politécnica Superior de Ingeniería de la Universidad de La Laguna acoge, desde hoy hasta mañana 15 de diciembre, el IV Congreso Internacional de la Investigación en Construcción y Edificación (COINVEDI). Nace de la Conferencia de Directores de Centros Universitarios que imparten titulaciones del ámbito de la Arquitectura Técnica y la Edificación (CODATIE). En total, reúne a unos 30 centros universitarios repartidos por todo el territorio español. En la cita, inaugurada hoy en la Sección de Arquitectura Técnica de la ULL, se presentaron los principales retos en investigación de esta disciplina y su desarrollo profesional.

Tras dos ediciones en la Politécnica de Madrid (2011 y 2015), y una tercera en la Universidad Politécnica de Valencia (2013), este año ha recaído en la Universidad de La Laguna, coincidiendo además con la celebración del 225 aniversario de la Fundación. De hecho, el subdirector de la Sección de Arquitectura Técnica, Basilio Gómez, destacó que el evento representa el colofón del 90 aniversario de la propia escuela, que ha tenido lugar en 2017. “Queríamos visibilizar a nuestros estudiantes que después del grado hay un camino hacia la investigación en construcción y edificación”.

Francisco Javier Medina, presidente de la citada Conferencia de Directores, felicitó a los comités organizador y científico, al tiempo que Nicolás Marichal, director de la institución anfitriona, señaló que es un honor que tenga lugar en esta sección, y también redundó en la importancia de compartir trabajos de investigación y en incentivar nuevas líneas en esta disciplina.

José Antonio Valbuena, vicepresidente del Cabildo de Tenerife y también profesor del centro, ahora en excedencia, alegó que la corporación insular decidió participar en el patrocinio de esta iniciativa desde el área de sostenibilidad. “Las directrices del Espacio Europeo de Educación Superior y la implantación del grado nos ha permitido que los titulados de Arquitectura Técnica nos hayamos podido incorporar plenamente a la universidad y poder acceder así al doctorado y hacer investigación”.

José Antonio Valbuena: “No podemos hablar de combatir el cambio climático si no conseguimos que nuestras edificaciones sean cada vez menos dañinas»


De hecho, reconoció que el número de doctores de la escuela se ha incrementado de forma palpable, “lo que supone mayor inquietud en el cuerpo de docentes por investigar en el campo de la construcción”. Añadió que este ámbito tiene mucho que ver con el concepto de sostenibilidad, una dimensión muy trasversal, que atañe a lo económico, lo social y lo medioambiental. Recordó que de hecho se ha creado con la ULL una cátedra en esta materia, en la que la edificación tiene un papel fundamental. “No podemos hablar de combatir el cambio climático si no conseguimos que nuestras edificaciones sean cada vez menos dañinas, no solo en el día a día de su funcionamiento, sino sobre todo en la base constructiva”, explicó.

Valbuena sostuvo que la huella de carbono con el predominio de materiales importados en Canarias es muy superior que a la de otros territorios peninsulares, “lo que nos obliga a ser más imaginativos y a buscar alternativas. Estamos empeñados en que las obras de construcción se puedan empezar a usar áridos procedentes de obras de demolición, para lo que técnicamente no hay problema, pero los inconvenientes están en el plano legislativo y administrativo”.

Un encuentro internacional con ponentes internacionales


El rector de la Universidad de La Laguna, Antonio Martinón, enfatizó el carácter internacional de este encuentro con ponentes venidos de Italia o Polonia, por ejemplo, “lo que casa bien con el esfuerzo que estamos realizando por internacionalizar la universidad”.

El ámbito investigador de la arquitectura técnica así como su desarrollo profesional son esenciales para la vida familiar y la estructura social, continuó. “Esta profesión, que no siempre ha tenido el reconocimiento que se merece, cuenta con un centro que ha cumplido los 90 años, un espacio con una enorme importancia en la sociedad tinerfeña,  no solo desde el punto de vista profesional, sino también social y económico”.

Martinón también se detuvo a analizar la nueva visión de la titulación adaptada a los criterios europeos. “Ya se ha superado la anomalía de dos tipos de títulos y de profesorado, licenciaturas y diplomaturas y profesores doctores y no doctores. Con el EEES hemos dado el salto a la normalización y todo profesor universitario tiene el deber institucional de implicarse en la investigación, generar nuevo conocimiento y transmitirlo a generaciones venideras”.

Lo último sobre Ingeniería y Arquitectura

Ir a Top