«La crisis ha ido pasando y esto permite retomar los proyectos cinematográficos»

Artes y Humanidades

Alfonso Ruiz Rallo es profesor en la Facultad de Bellas Artes en la Universidad de La Laguna. Experto en diseño, da clases orientadas a este ámbito, como es Teoría, Historia o Diseño de Gráficos Animados y, junto con varios compañeros de trabajo, formó La Mirada Producciones S.L. Asimismo, es director artísticom y ha llevado a cabo campañas publicitarias que lo han convertido en pionero en España, del grafismo electrónico en la publicidad y en cabeceras de televisión. Igualmente, dirige el Cine Fórum del Aula Cultural de Diseño de la ULL y el grupo de investigación PROCEDER (Programa Canario de Ecodiseño para el Desarrollo Rural Sostenible).

¿Cómo se interesó por el mundo del diseño, el cine, el dibujo? “Desde muy pequeño. Estudié Bellas Artes. Después, dentro de ella, en Barcelona, hice la llamada Especialidad de Imagen y, por ahí, entré en el mundo del cine. Pero lo cierto es que, después de acabar la carrera, trabajé como diseñador un tiempo. Entonces, el interés me viene de siempre”.

En sus inicios trabajaba en publicidad y diseño audiovisual, ¿cómo acabó siendo profesor de diseño orientado a diferentes ámbitos como es el del sector turístico? “Todo está relacionado. Trabajé en publicidad antes de entrar en la Universidad. Luego, en el tiempo que llevo aquí, he dirigido más de cien spot publicitarios. He estado vinculado con la producción cinematográfica. Pero ese mismo interés, es el interés académico. Quiero decir, aquí en la Universidad, he dado clase de Historia del Diseño, de proyectos de animación o de gráficos animado. Todo está vinculado”.

Es un gran recorrido. “De esta forma, el sector turístico es un sector que encarga diseño y, además, lo pide en todos los aspectos. Es decir, hace proyectos publicitarios, campañas, spots, documentales, diseña mobiliario, crea marcas, hace carteles… Lo que tiene es que, orientado a sus necesidades, utiliza, absolutamente, todos los aspectos del diseño. Así que lo único que hemos hecho desde la Facultad, es trasladar al sector turístico todo lo que sabemos hacer de diseño”.

La Mirada Producciones, casi 25 años


Al mismo tiempo, es uno de los fundadores de La Mirada Producciones, ¿cómo surgió? “El próximo año cumplimos 25 años. De hecho, estoy en esto desde antes de la Universidad. Nos conocimos previamente una serie de personas que veníamos coincidiendo en producciones de otros. Hasta que al final, nos dimos cuenta de que cada vez que alguien montaba una producción, nos llamaban a los mismos. A base de encontrarnos en producciones de otros decidimos que, quizás, lo mejor era montar nuestra propia productora. Así fue como decidimos montar La Mirada”.

¿Destacaría alguna de las obras realizadas? “Son muchas porque el año que viene cumplimos 25 años. Pero, yo diría que la primera obra que fue reconocida: Esposados, que fue nominada al Oscar. Igualmente, le tenemos especial cariño a Julieta, un cortometraje seleccionado en la sección oficial del Festival de Cannes. A Hombres felices, la primera obra de Roberto Santiago. Puf, no sé, como se dice: a todos los hijos de uno, los quieres por igual”.

A la hora de producir, ¿suelen tener algún perfil? Es decir, ¿se decantan por un tema? “No. La verdad que si ves la trayectoria, los temas han sido de lo más diversos. Hay documentales, hay cortometrajes, largometrajes, series, animaciones… Nos interesa el proyecto. O sea, si el proyecto nos interesa, lo abordamos. Tiene que tener algo distinto, algo que nos guste”.

Actualmente, ¿tienen algún trabajo entre manos? “Sí, varios. Afortunadamente, parece que ha ido pasando la crisis y, eso, nos ha permitido volver a emprender proyectos cinematográficos, después de unos años bastante duros. Ahora mismo, estamos en la fase de postproducción de un documental que se llama El último arquero de Dácil Manrique de Lara, una directoria de Las Palmas. Va sobre el trabajo de un grupo de artistas contemporáneos que trabajaron en la década de los cincuenta y de los cuales Alberto Manrique de Lara ha sido el último vivo, que falleció hace un mes. El documental es un homenaje a este artista. También, estamos metidos en un documental de la obra de Pepe Dámaso, para el museo que le dedican en Fuerteventura. Justo ahora, estamos haciendo dos documentales de artistas”.

¿Son muchas cosas? “Sí. Junto a ello, tenemos en proyecto un par de cosas muy, muy en desarrollo, incluso de ficción. Estamos con La Casa Animada, en coproducción, para lanzar un par de series. Una de ellas, la continuación de Cleo, que está funcionando muy bien y se está intentando poner en marcha una tercera temporada. Estamos con bastantes cosas en desarrollo”.

La elaboración del papel y cartón desde otra perspectiva


Además, dirige el grupo de investigación PROCEDER, donde están estudiando la fabricación de papel y cartón a partir de especies vegetales invasoras, ¿desde cuándo están con ello? “Desde 2011. Hemos tenido altibajos. Tiene que ver, en parte, con la financiación. Las ayudas a las investigaciones se han ido limitando. Tuvimos una ayuda importante del Cabildo en 2011 que nos permitió estar muy activos durante tres, cuatro años. La verdad que el momento de mudanza de edificio, y la falta de ayudas, nos afectó bastante. Ahora, estamos retomando el proyecto. Esperamos ponerlo en marcha en breve. Con la creación de la Cátedra de Sostenibilidad y una ayuda del Cabildo que canaliza toda esta Cátedra, el proyecto está volviendo a ponerse en marcha”.

¿Podría decir alguna de las últimas indagaciones? “En realidad, llegamos a avanzar mucho. Tenemos bastante desarrollado el método de fabricación y el producto en sí, lo que es el cartón y el papel también lo tenemos casi optimizado. Ahora entraremos en una fase de aplicación de ese conocimiento al desarrollo de productos”.

«Queremos llevar a los alumnos el conocimiento de las series de los años sesenta”


A su vez, lleva el Cine Fórum de Diseño, ¿cómo nació la idea? “Es una idea viaje porque ya hace años que estamos trabajando en temas de cine aplicado al diseño. Hay una cosa clara: el cine documenta, perfectamente, lo que ocurre en el momento en el que se rueda. Nadie ha decidido qué muebles, entorno, edificios u objetos colocar ahí, porque estaban allí cuando se grababa. Es una fuente estupenda de información sobre la época, no solo en cuanto a las cosas que ves, sino en cuanto a los contenidos, a los temas, los personajes, etc. En clase, en Historia del Diseño, yo solía utilizar películas. Pero ahora, hemos decidido, junto con el profesor Bernardo Candela, llevar a los alumnos el conocimiento de las series de televisión de los años sesenta”.

Por tanto, ¿el objetivo es enseñar? “La meta es que la gente conozca historia del diseño de los años sesenta. Al mismo tiempo, que descubran series de televisión que de otra manera no habrían conocido nunca”.

La proyección, como ha dicho, está basada en series de los años sesenta. ¿Considera que la población tiene cierta incultura hacia la industria cinematográfica clásica? “A ver, como hay un boom tan fuerte de la narrativa seriada, la gente tiene una cultura muy fuerte de lo que son las series de los últimos años, pero la verdad es que hay una Edad de Oro de las series de televisión, en esa época, que ha quedado un poco olvidada. Las conocemos más por los remake que por las series. Pensamos que es el momento oportuno para que la gente sepa que hubo otra época en la que prácticamente todos los temas, algunos personajes e, incluso, algunas series actuales son remakes. Por ejemplo, hubo un Hawaii 5.0. Existe la necesidad, creo, de que conozcan el origen de todo lo que se está viendo y viviendo ahora”.

Asimismo, es vicedecano de Sección de Bellas Artes en funciones, ¿es difícil compaginar todas sus labores? “Sí, supone mucho trabajo. Espero que ahora cuando volvamos a ser un centro independiente, estamos en proceso de separación de la Facultad de Humanidades que fue algo que no tenía que haber ocurrido nunca, ya habrá un equipo de canal nuevo. Pero mientras tanto, estoy atrapado aquí. Me gusta compatibilizar con todo esto”.

«Conozco a gente que ha conseguido engancharse a la producción de Hollywood gracias a haber empezado aquí»


Por último, ¿opina que es más difícil dedicarse al cine en Canarias? “Pues mira, ahora no, estamos en un buen momento. En aquellos tiempos, hace 25 años cuando empezamos, era heroico, te lo aseguro. Pero ahora, con este boom que ha habido de la atracción de producciones extranjeras… Conozco a muchas personas que se dedican al cine y viven bien de él. Incluso, conozco a gente que ha conseguido engancharse a la producción de Hollywood gracias a haber empezado aquí. Algunos están trabajando en grandes producciones como Star Wars y están Nueva York gracias a que se apuntaron a un rodaje, le gustó al equipo que vino y, ahora, se dedica a eso. Ahora es un momento para todo esto”.

Y, ¿con la tecnología es más fácil? “Claro. Los medios para rodar, sin necesidad de terceros, un cortometraje son extraordinarios, de calidad, con versatilidad de potencia y, además, asequibles para prácticamente todo el mundo”.

Estudiante de Periodismo en la Universidad de La Laguna. Tinerfeña. 19 años. Si algo debes saber de mí es que adoro leer. Me apasiona el mundo del cine, de las series y la moda. También me gusta pasar tiempo en las redes sociales, admito que me encanta cotillear. No puedo estar más de un día sin escuchar música y siempre es un buen momento para sacar alguna foto.

Lo último sobre Artes y Humanidades

Ir a Top