«Queremos continuar nuestra colaboración con entidades públicas»

Ingeniería y Arquitectura

María del Cristo Marrero Hernández, responsable  del Laboratorio de Aguas  y del POAT de la Sección de Química, habla acerca de sus responsabilidades en la ULL. Entre las líneas de investigación que hay en la sección de Química, Marrero pertenece al grupo de “Tratamiento y reutilización de aguas”, cuyo coordinador principal es Manuel Álvarez Díaz. Pero su labor más esencial se encuentra entre tubos de ensayo, buretas y matraces.

María del Cristo explica que el laboratorio trabaja con diferentes muestras recibidas por parte del Consejo Insular de Aguas de Tenerife (CIATF) y la EPEL BALTEN (Entidad Pública Empresarial Local Balsas de Tenerife). En el caso del Consejo Insular, se analizan aguas blancas,  aguas  de procesos de desalación, depuración o regeneración. Mientras, el convenio que se tiene con EPEL BALTEN se centra en el seguimiento de los elementos que integran el sistema de regadío con aguas regeneradas en el sur de la isla.

Por lo tanto, su labor principal, en el laboratorio, consiste en encargarse de toda la parte físico-química, al recibir las muestras que recogen ambos organismos y analizarlas. Aunque no descarta que en ocasiones se encarguen de analizar muestras de particulares o empresas privadas. Es por tanto ella, la que gestiona directamente el análisis de estas muestras, revisando los informes que se elaboran y llevando a cabo toda la gestión del laboratorio en sí.

Pero entre estos convenios,  colaboran con los alumnos que están en el último curso de Grado para hacer un trabajo que presentan como Trabajo Fin de Grado (TFG). Describe que en estos trabajos desarrollados a partir de lo analizado en el laboratorio, no solo destaca la labor de los profesores, sino del alumnado.

Según Marrero, esto ha derivado en diferentes tesis, trabajos y líneas de investigación centrados en lo que son los tratamientos avanzados de  aguas, que han dado lugar a determinados informes de asesoramiento a estas identidades anteriormente mencionadas.

Finalmente, habla acerca de su cargo como coordinadora del POAT de la Sección de Química que logra compaginar con sus otras obligaciones como docente e investigadora con gran efectividad y entusiasmo. Según comenta, este POAT incluye un plan de orientación y captación para el alumnado.

En este programa se incluyen una serie de charlas para los universitarios de los diferentes cursos y diversas actividades para orientarles, como el acto del ya celebrado XIII Congreso de Estudiantes de la Sección de Química. Para Marrero, en la puesta en marcha de este tipo de eventos, no recae todo el mérito en ella y en el equipo de dirección del centro, sino también en los alumnos, que en la celebración de este Congreso, se implicaron muchísimo y merecen por ello, ser recompensados.

Lo último sobre Ingeniería y Arquitectura

Ir a Top