Bádminton, un deporte exigente

Deportes
El  bádminton tiene sus orígenes en Inglaterra a finales del siglo XIX. Es un deporte parecido al tenis, su «antepasado», aunque las medidas de la pista, la altura de la red (1,52m) y, sobre todo, las características del volante (muy diferentes a las de una pelota) hacen que sea un deporte muy técnico, rápido y exigente físicamente para cualquier jugador de nivel medio.
Joel Díaz, antiguo estudiante de la Universidad de La Laguna, es el responsable de la actividad de bádminton de la ULL. Descubrió esta afición en el año 2003, cuando llegó a la universidad. En el año 2006, realizó el curso de entrenador y, en 2009, le ofrecieron el puesto, el cual ha ocupado hasta la actualidad. Joel entrena a una media de 50 alumnos divididos entre iniciados y avanzados, tres día en semana (lunes, miércoles y viernes). Sus prioridades como entrenador, es que los jugadores se diviertan ya que, aunque el bádminton pueda parecer un deporte aburrido cuando no hay un juego continuo, cada vez va siendo más motivador al jugarse de forma fluida. «Me quedo con el paso que dan muchos alumnos de la parte principiante de la actividad que es mucho mas lúdica, a cuando ya prefieren meterse de lleno en la parte federada. Ahí todo es más exigente y vas preparándote para competir cada fin de semana», admite Joel. Asimismo, confiesa su deseo de seguir al mando de esta actividad, ya que considera que «es una labor muy importante para que este deporte pueda llegar al máximo posible de gente».
Victor Cruz, jugador de bádminton de la ULL.
Victor Cruz, jugador de bádminton de la ULL.
Víctor Cruz es uno de los jugadores a los que entrena actualmente Joel Díaz. Víctor, estudiante de Periodismo en la Universidad de La Laguna, practica este deporte únicamente cuatro horas semanales. Su afición por el bádminton nació por el deseo de buscar algo diferente a los deportes estándar como el fútbol o el baloncesto.»Fui un día, lo vi, me llamó la atención y ya llevo 7 años jugando en las pistas», cuenta Cruz. El joven resalta la ventaja que posee este deporte para aprender a jugar en equipo y, aunque confiesa que prefiere jugar de manera individual porque se considera una persona muy competitiva, aclara que en el juego en parejas se siente más apoyado y le resulta mucho más ameno.
No obstante, la relación entre Cruz y el bádminton comenzó mucho antes de asistir a las clases que imparte Joel Díaz, dado que con anterioridad llegó incluso a jugar en la selección de Tenerife, puesto al que se vio obligado a renunciar por motivos de salud. Tras su vuelta al juego al empezar sus estudios periodísticos, nos transmite su deseo de volver a estar federado en un futuro. «Por supuesto que me gustaría volver a estar federado. Cuando hay competiciones los fines de semana me pongo a mirar las fotos que suben a las redes y me desconsuelo por completo, pero espero dar el paso el próximo curso e intentar compaginarlo», admite el jugador.

Preperiodista con muchas ganas de llevar la actualidad deportiva a cada rincón de nuestra inmensa y desinformada sociedad.

Lo último sobre Deportes

Súper Moana

El duro entrenamiento que ha seguido la joven palmera desde la adolescencia
Ir a Top