Kevin Oramas: «Gracias a la lucha canaria desconecto de los estudios»

Deportes

Kevin Oramas es un chico natural de Chimiche (Granadilla de Abona) nacido en diciembre de 1998. Actualmente, estudia su segundo año del Grado en Derecho en la Universidad de La Laguna y, además, practica lucha canaria en el C.L. San Miguel. Empezó a entrenar en este deporte a la edad de seis años en el C.L. San Isidro después de probar suerte en el fútbol, en concreto en la U.D. Guargacho. Pero debido a sus condiciones físicas tuvo que abandonar. Fue en las filas del club San Isidro donde aprendió sus primeras mañas y técnicas que más tarde logró perfeccionar en su actual grupo.

¿Qué fue lo que te llamó la atención de la lucha canaria para practicarla a lo largo de estos años? «La pasión con la que se vive, sobre todo por un ser un deporte autóctono que solo lo practicamos nosotros, los canarios. Por otro lado, lo que más me gusta de él es el hecho de poder desprender una gran cantidad de adrenalina al realizarlo».

¿Tienes algún referente dentro de este deporte? «Si tuviera que fijarme en alguien dentro de la lucha, sería en Marcos Ledesma por ser un luchador ejemplar y una grandísima persona. Y es que, además de ser reconocido en toda Canarias en este mundo, también es titulado en Arquitectura. Representa perfectamente la nobleza que caracteriza este deporte y no solo él, sino también su hermano (Eusebio Ledesma) y toda su familia».

«Mi objetivo esta temporada es progresar lo máximo posible»


Si tuvieras que definirte como luchador, ¿qué lo dirías? «Me definiría igual que como persona, un luchador pasivo que preferiblemente le gusta más luchar a la contra que atacar».

Personalmente, ¿cuál es tu maña preferida? ¿Y la más efectiva y utilizada? «Mi maña preferida es la tronchada a lo zurdo rematada por un toque para atrás, porque según mi tipo de lucha es la que más me favorece, ya que la mayoría de luchadores no saben contrarrestarla. Pienso que, generalmente hablando, una de las más efectivas y difíciles de neutralizar es la cogida muslos».

¿Has ganado algún título importante como luchador? ¿Cuál has disfrutado más? «He ganado campeonatos regulares en categorías infantiles y cadete. Incluso en el 2017, en mi segundo año como juvenil, con el C.L. San Miguel quedé subcampeón de copa en tercera división. A nivel de títulos, todos los que he nombrado han sido importantes, pero personalmente recalco el hecho de haber logrado pertenecer y competir con la selección de Tenerife en categoría cadete».

¿Qué objetivo te has marcado personalmente para este año? ¿Y a nivel de equipo? «Mi objetivo esta temporada es progresar lo máximo posible para, de cara al año que viene, poder mantenerme en el mundo de la lucha canaria, que no es fácil, sobre todo al ser el próximo año mi debut en categoría regional. Y a nivel colectivo, intentar ganar la mayor cantidad de títulos posibles con el equipo».

«Es difícil dedicarle a los estudios el tiempo que requieren»


¿Cómo compaginas los estudios de Derecho con los entrenamientos y las luchadas? «Es complicado, no te voy a mentir. Aparte de por mi forma de ser, no puedes obviar que un entrenamiento te quita cuatro horas diarias de tiempo libre por las tardes, y eso en épocas de exámenes no puedes permitírtelo, o por lo menos yo no puedo. Aunque el club comprende mi situación y por ello me han buscado un equipo de la zona (C. L. Atamance, en Taco) para que pueda entrenar allí entre semana y no tenga que bajar siempre al sur de la Isla».

¿Crees que una de las cosas que más agotan es el trayecto entre bajar de La Laguna y tener que volver a subir? ¿Por qué? «Creo que en otros deportes, como por ejemplo el fútbol, canse quizás más el hecho del trayecto que el entrenamiento en sí. Pero en la lucha canaria los entrenamientos son muy fuertes y exigentes físicamente, y agotan bastante, la verdad. Así que a mí me cansa más el entrenamiento que el camino, sobre todo si voy a entrenar con el Atamance ya que me resulta más cómodo en cuanto a proximidad».

Lo último sobre Deportes

Ir a Top