«Es necesario formar a los docentes en altas capacidades intelectuales»

Ciencias Sociales y Jurídicas

La Pirámide de Periodismo fue escenario ayer miércoles, 19 de junio, del inicio de las IV Jornadas Internacionales sobre Panorámica de Intervención en Altas Capacidades Intelectuales. Este evento, dirigido por la catedrática África Borges del Rosal, dio comienzo desde las 11.00 horas y se desarrollará hasta mañana viernes 21. Tiene como objetivo ofrecer información sobre la intervención intraescolar y extraescolar con alumnos que presenten esta característica, así como eliminación de mitos existentes entorno a ellos. Para lograrlo tiene en su programa gran variedad de actos, desde simposios a talleres y ponencias magistrales.

Este año cuenta con la participación de diversos especialistas en la materia de diferentes países, como Alemania o México. Gracias a su participación activa en proyectos de investigación o programas con este tipo de alumnado, compartirán su experiencia en el ámbito.

La inauguración del acto tuvo lugar a las 16.30 horas en el Salón de Actos del Grado de Periodismo. Tras la misma se desarrolló la ponencia The Importance of Learning Resources in Gifted Education, a cargo del doctor alemán Albert Ziegler de la Universidad de Erlangen-Nuremberg. El conferenciante destacó la gran cantidad de factores que influyen en la correcta explotación de los talentos de individuos. Así, explicó la necesidad de un ambiente educativo saludable que permita potenciar sus habilidades, comparando diferentes culturas y condicionantes económicos.

Respuesta educativa de la ULL


Carmelo Páez, asesor psicopedagógico del Servicio de Información y Orientación de la Universidad, coordinó la segunda parte de la jornada que versó sobre proyectos que la institución ofrece en esta línea. Se realizaron, así, presentaciones de  iniciativas como el Programa Integral para Altas Capacidades (PIPAC), Mentorías Comparte-ULL o el Programa Atenea. Estas se llevan a cabo en el  ámbito universitario y tienen como objetivo común habilitar un espacio de integración donde compartir información, identificar personas con altas capacidades, realizar actividades como exposición de tesis doctorales, etc.

En general, los ponentes remarcaron la respuesta positiva tanto por parte del alumnado asistente como de los profesores que han participado en dichos programas.  Manuela Rodriguez-Dorta, miembro de Comparte-ULL, destacó que «es necesaria una formación específica del personal docente en las altas capacidades intelectuales» enfocada para esos estudiantes para adecuarse a su ritmo de aprendizaje.

 

Lo último sobre Ciencias Sociales y Jurídicas

Ir a Top