Se cumplen 58 años desde el primer viaje espacial. Foto: PULL

¿Es el astronauta Yuri Gagarin el gran desconocido de los ‘millennials’?

Opinión

Muchos estarán pensando que quién es ese Gagarin del que hablo. Pues bien, comencemos por el principio. Siempre hemos oído hablar de la primera vez que el hombre pisó la Luna. Fue concretamente en el año 1969, y tuvo como protagonistas a Neil Armstrong, Edwin E. Aldrin Jr y Michael Collins. Tres americanos dispuestos a cumplir el sueño de su patria. Me atrevo a afirmar que prácticamente toda la humanidad tiene un profundo conocimiento de este acontecimiento, e incluso de quienes fueron aquellos que lo llevaron a cabo.

Sin embargo, lo que muchos jóvenes, y estoy segura de que incluso algunos adultos no saben aún, es que previamente existió un hombre aún más importante en el ámbito espacial. Se llamaba Yuri Gagarin, un astronauta ruso que fue elegido para salir por primera vez en un vuelo con rumbo al espacio exterior.

Sinceramente, yo misma desconocía la existencia de estos hechos hasta hace pocos meses. Todo comenzó cuando puse uno de mis programas favoritos (Cuarto Milenio) y el genio de Iker Jiménez dedicó una gran parte del programa a tratar los misterios que rodeaban al soviético. En aquel entonces, tanto su hazaña como su persona eran totalmente desconocidas para mí, imagínense mi cara al descubrir que antes de los famosos americanos ya existía un hombre que se había adentrado en esos profundos mundos por primera vez en la historia.

Afortunadamente, tras el vuelo espacial, Gagarin logró regresar a la tierra sano y salvo, convirtiéndose así en un héroe para su país y también para gran parte del mundo. Como no, todo esto supuso que se multiplicaran aún más enfrentamientos con los Estados Unidos, pues ambos competían por ver quién lograría antes afrontar este reto.

Estoy completamente convencida de que el hecho de que el cosmonauta fuera ruso y no americano, tuvo mucho que ver en cómo se hizo la difusión y la transmisión de los hechos a lo largo de los años. Sorprendentemente, Neil Armstrong sigue siendo a día de hoy un héroe para todos, mientras Yuri Gagarin, por el contrario, un simple desconocido. Es más, pensemos, ¿alguno lo ha leído en un libro de historia? ¿Aparece acaso en los medios?

Este año se cumplen 58 años desde su vuelo y no lo veo por ningún lado. Solo leo lo orgullosos que están todos de que el 20 de julio haga 50 años de la llegada del hombre a la Luna. No digo que no sea un hecho histórico importante y de gran trascendencia, más bien considero que ambas hazañas deberían recibir el reconocimiento que se merecen por igual.

¿Fue un fatal accidente lo que provocó su muerte?


Tengo que destacar que un papel muy importante lo jugó el gobierno del país, la Unión Soviética, que por aquel entonces estaba sumido en una terrible Guerra fría. Los controles sobre el pueblo eran excesivos, incluso llegaron a quitarle la licencia de vuelo a Gagarin por miedo a que traspasara las fronteras -una realidad que no interesaba del todo a aquellos que tenían el poder-. Finalmente, cuando le volvieron a conceder la licencia decidió regresar a los entrenamientos junto a un profesor que le acompañara. Desgraciadamente, en uno de sus entrenos su avión militar se estrelló, provocando »supuestamente» su muerte a los 34 años de edad. Sin embargo, el accidente no dejó rastro de él, algo bastante alarmante para aquellos que somos algo incrédulos.

Una mezcla de teorías conspiratorias y especulaciones salieron a la luz. La comisión gubernamental informó de que el fatal accidente fue debido a que durante el vuelo trataron esquivar un objetivo civil con una maniobra imprevista. Podríamos decir que esa es la versión oficial, pero que ni yo ni nadie hemos logrado creernos hasta ahora. Su muerte conmocionó de tal forma a los rusos que en la prensa se llegó a decir que el astronauta estaba ebrio o que realmente no murió, si no que fue recluido en un hospital mental, ya que sus ideales y acciones eran contrarias a las del gobierno de la época. También dijeron que la KGB (el servicio secreto de la URSS) estaba detrás del siniestro, e incluso llegaron a expandir las ideas de un secuestro extraterrestre.

Hay una infinidad de incógnitas acerca de lo que ocurrió, pero lo que está claro es que es algo que no ha tenido apenas trascendencia en el mundo actual. Sin embargo, a mí me sigue pareciendo imposible que el cuerpo no apareciera. Si damos por válida la versión oficial -que muchos estarán pensando que es la más probable-  en los restos del avión deberían haber aparecido también los de Yuri Gagarin.

Realmente tengo un sentimiento de rabia y pena a la vez al saber que alguien que luchó por demostrar que hay algo más allá de nosotros, que el universo es infinito y que se puede recorrer, haya quedado en el olvido. Me asombra no solo que se desconozca al personaje o lo que hizo, sino también que su muerte no haya podido ser aún resuelta. A los rusos les interesaba mucho cuando fue quien les convirtió en una de las primeras potencias mundiales, pero ya cuando no daba más de sí, ni se molestaron en investigar qué había pasado con su querido héroe. En definitiva, son unos hechos que muchos recordarán como una parte importante de la historia y de sus avances, sin embargo algunos otros, desgraciadamente, nunca lo llegarán a conocer.

El teatro y el periodismo son mis dos pasiones. He crecido deseando cumplir alguno de mis sueños, en los que sin duda alguna, ambas disciplinas juegan un papel protagonista. Solo me queda trabajar duro y esperar a que no solamente se cumpla uno de ellos, sino todos.