Koeman marcando el gol en la primera Champions del F.C.Barcelona. Foto: Pull

El segundo que lo cambia todo

Opinión

Lo que voy a decir no es una sorpresa para quienes hayan pasado algún que otro año en un terreno de juego, quizás si para aquellos que solo desprestigian nuestro adorado deporte: todo el fútbol está en un centímetro, en el segundo que va desde que imaginas hasta que ejecutas. Todo sucede en ese segundo. Un segundo que puede cambiar la historia para siempre. Una idea. Una decisión. Una ejecución. El éxito o el fracaso. La gloria eterna o el ostracismo absoluto.

Lo bonito de este deporte es que los grandes momentos parecen estar escritos por el mejor guionista de cine. El 20 de Mayo del 92 el F.C Barcelona presentó su obra más emblemática, la que le otorga sentido a todo. Lo que les decía… Wembley, el estadio más importante de Europa, un equipo hasta entonces con alma de perdedor, un partido atípico, un rival que cualquier otro día te hubiera matado y hoy te perdona, Gianluca Vialli, una prórroga, una falta, una toma de decisión, un golpeo fuerte cuando las piernas flaquean, un balón que se cuela, un gol, una historia que cambia de rumbo, la gloria… un hombre: Johan Cruyff.

Todo gran equipo tienen un gran protagonista y el Barça como equipo ganador encuentra su piedra filosofal en el As volador. El hombre que trajo la pócima del éxito, quien puso la semilla de la que luego brotaron Xavi, Iniesta, Messi… dicen por ahí que todos los títulos del Barça son hijos de Cruyff. Los jugadores también. Llegó, unió a canteranos con jugadores vascos y marcó las diferencias con la magia, la electricidad y la inteligencia: Laudrup, Stoichkov y Koeman. Lo cambió todo. Desde Cruyff, nadie gana más que el Barça.

Toda gran historia tiene un momento clave antes de la gloria eterna. El 6 de Noviembre de 1991 es ‘el día’ de este equipo. Después de haber ganado 2-0 en el Camp Nou, el conjunto culé llegaba al infierno de Kaiserslautern dispuesto a superar los octavos de final. Contaban en Informe Robinson los protagonistas que ese día pudo acabar la era Cruyff… los culés se vieron superados en todo momento y, en el minuto 76, los alemanes culminaban la remontada. Anotaban el 3-0 y todo se acababa. La eliminatoria y el mandato de Cruyff. El equipo estaba superado, sin ideas… hasta que apareció Baquero. Minuto 86, una falta en mediocampo a Nadal, y un cabezazo que cambió la historia para siempre. Decía Guardiola que ese día ‘les ganamos como ganaban siempre ellos’. Esas victorias que cambian tendencias. Ese momento es el segundo que lo cambia todo.

Lo último sobre Opinión

Ir a Top