El joven luchador posa tras conseguir un trofeo. Foto: N. Pestano

Fabián Cano: «El respeto, el pundonor y la nobleza abanderan la lucha canaria»

Deportes

Fabián Cano nació en el municipio tinerfeño de Granadilla de Abona hace veinte años, concretamente, en Charco del Pino. A los cinco años comenzó su andadura en el juego canario por antonomasia, la lucha canaria. Su primer club fue el C.L. San Miguel, equipo que le formó tanto en técnicas de luchas como en valores. Hoy en día, es luchador del C.D. Atamanse y estudia segundo de Ingeniería Civil en la Universidad de La Laguna.

¿Quién te instigó para comenzar en la lucha canaria? «Mi padre fue el que me inició en esto, tanto a mi como a mi hermano.Le hubiera gustado luchar más de lo que luchó pero la necesidad de trabajar fue un escollo imposible de salvar».

En tu opinión, ¿qué piensas que aporta la lucha canaria a las Islas y qué tiene este deporte que no tengan los demás? «Principalmente diría que el hecho de ser un deporte autóctono lo hace diferente frente a cualquier otro que se pueda practicar en Canarias. Por otro lado, destacaría el respeto y la nobleza que existe hacia el adversario. En otros deportes como el fútbol o el baloncesto, quizás estos rasgos no resaltarían tanto como en la lucha canaria».

¿Tienes alguna referencia? Si es así, ¿quién y por qué? «Miguel Hernández, el majorero, por su forma de luchar. Usa técnicas de lucha muy parecidas a las mías también debido a sus condiciones físicas. Esto hace que yo vea en él un reflejo a nivel top de mis luchadas».

¿Cuál es tu mejor maña? «El toque por dentro y el traspiés son mis mejores mañas. Se debe a mi forma de luchar bajo frente a mi rival ya que soy un luchador con poca estatura y ese tipo de mañas me potencian».

«El don de la cabeza fría en las peores momentos es mi punto fuerte»


¿Cuál es tu mejor virtud dentro del terrero? «Tener la cabeza fría en los momentos más complicados, una de las características más valiosas y difíciles de tener de la lucha canaria».

El luchador se prepara para salir al terrero. Foto: Nuhazer Pestano

¿Cuáles eran tus objetivos a principio de temporada? ¿Se han cumplido? «Una vez que fiché con el Atamanse, mis objetivos eran: realizar una temporada competitiva, no afrontar lesiones y dejar al equipo lo más alto posible de la tabla clasificatoria. Llegados a estas alturas de temporada, la verdad que estoy muy contento y sin duda alguna los he conseguido ya que hemos peleado todas las luchadas y de manera inesperada salimos campeones de liga».

¿Cuál ha sido tu mejor temporada y por qué? «Pienso que es la actual, por todo lo que he vivido y estoy viviendo. Fichar por un equipo y unos compañeros nuevos, en un club que lleva solamente tres años compitiendo y ser campeones de liga es algo incomparable a mi modo de ver. No obstante, es cierto que mis anteriores temporadas en el C.D. San Miguel han sido buenas, hemos ganado títulos pero no son comparable a la de este año».

Personalmente, ¿crees que se puede vivir hoy en día de este deporte? «Si, claramente que se puede vivir de esto. Teniendo una categoria como mínimo de Destacado «B» o Destacado «A» vienes a cobrar unos diez mil euros al año. Asimismo, si tienes la oportunidad de ser puntal de un club tu sueldo sería de unos cincuenta mil euros al año, aproximadamente, dependiendo del equipo ¿Quién no viviría con esa cantidad de dinero? Ja, ja, ja…».

Defne la lucha canaria en tres palabras… «Lo tengo claro: respeto, pundonor y nobleza».

Lo último sobre Deportes

Ir a Top