El Consejo de Estudiantes de la ULPGC se renueva

Mundo

La Asamblea de Representantes de los alumnos de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC), órgano de representación y coordinación, se reunió el pasado 12 de junio, para renovar a los miembros de su Consejo. Los nuevos cargos, que fueron ratificados por mayoría absoluta, tendrán que desempeñar distintas funciones como ejecutar y llevar a cabo todos los acuerdos que se aprueben, velar por el cumplimiento del Reglamento, elaborar el plan de actuación, promover la coordinación entre delegaciones del mismo colectivo, así como proporcionar asesoramiento a aquellos que lo requieran, entre otras.

El grupo lo forman once componentes: cuatro son cargos unipersonales (presidente, vicepresidente, secretario y tesorero) más siete vocales. Estos disponen de un año natural para ejercer su mandato. Según reza en la normativa interna del concilio, esta debe elegir a 6 de sus miembros, los otros 5 serán los, ya existentes, representantes en el Consejo de Gobierno universitario. Del total del equipo deben decidir entre ellos los cargos unipersonales.  La situación se produjo con total consenso en el Campus de Tafira el pasado martes. Posteriormente, la decisión debe ser aprobada por la Asamblea debiéndose obtener al menos la mitad más uno de votos aceptantes, situación que ocurrió sin necesidad de reiterar la fase de votación.

La configuración del nuevo Consejo de Estudiantes de la ULPGC quedó de la siguiente forma: presidente, Alejandro Florido López; vicepresidente, Luis Guerra Sáez; secretario, José Bruno Ramírez Cubas; tesorero, Pablo Quintana Rodríguez y los vocales Ada Santana Aguilera, Miguel Ángel Berciano Rodríguez, Virginia María Cabrera Carmona, Juan Montiel Caminos, Fátima Monzón Rodríguez, Nestor Negrín Cordero y Patricia Martín Tovar.

Alejandro Florido, vicepresidente en la etapa anterior, es ahora el recién designado máximo responsable. Es alumno en la Facultad de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte de la ULPGC, y dijo que, “este nuevo cargo significa un gran reto y una mayor responsabilidad, ya que carga con la voz de miles de alumnos, por lo que espera estar a la altura de sus expectativas”. En cuanto a los objetivos a cumplir, añadió que “aunque siendo generalista, pasan por mejorar la calidad de la vida universitaria. También, pretenden defender sus derechos, puesto que aún quedan muchas cuestiones pendientes por resolver”.

Lo último sobre Mundo

Vida de Erasmus

La Universidad de La Laguna tiene 774 convenios firmados con centros superiores
Ir a Top