Tras las actualizaciones cada facultad o escuela dispondrá de su propio entorno virtual. Foto: PULL.

El Campus Virtual se prepara para evitar colapsos en las convocatorias

ULL

El Campus Virtual de la Universidad de La Laguna suspendió su actividad entre el viernes y el domingo de la semana pasada, esto es, los días 1, 2 y 3 de mayo. Asimismo, a lo largo de esta semana habrá pequeños cortes en la actividad de la plataforma, que serán anunciados con antelación. Desde el Vicerrectorado de Agenda Digital y Modernización aseguran que el propósito de estas paradas es llevar a cabo una serie de acciones encaminadas a apuntalar la robustez del entorno virtual, dado el volumen inédito de pruebas de evaluación que acontecerá las próximas semanas.

Estas medidas se impulsan de manera coordinada con las 76 universidades españolas que conforman la Conferencia de Rectores y Rectoras de Universidades Españolas (CRUE). El objetivo es reforzar el sistema de evaluación, bajo la coordinación de las comisiones sectoriales CRUE TIC, CRUE Asuntos Estudiantiles, CRUE Secretarías Generales y CRUE Docencia. Este proyecto de refuerzo se empezó a meditar a partir del momento en que se conocieron las directrices de las autoridades educativas, que apuntaban a evaluaciones online.

Servicio TIC


La puesta a punto del Campus Virtual de la ULL se ha llevado a cabo por el Servicio TIC (STIC), en coordinación con la Unidad para la Docencia Virtual (UDV). Las acciones de refuerzo han consistido, en primer lugar, en la instalación de una nueva infraestructura de virtualización hiperconvergente. Asimismo, estas acciones se han centrado en el reforzamiento del sistema que soporta la carga del entorno de trabajo virtual.

En este sentido, ya no habrá un único Campus Virtual, sino que, tras las actualizaciones, habrá trece entornos independientes: uno por cada Escuela o Facultad de la ULL, y otro para el resto de los ámbitos. El Vicerrectorado de Agenda Digital y Modernización tomó esta decisión tras analizar los datos aportados por la CRUE de las pruebas de estrés al que se someten los entornos virtuales, principalmente, durante el período de exámenes en una facultad. Atendiendo a estos datos, este estrés podría redundar en un deterioro del servicio virtual e, incluso, en la pérdida de este.

Aunque no se han detectado problemas significativos a lo largo de estos meses de docencia virtual, algunas funciones del Campus Virtual se han visto mermadas porque su infraestructura informática estaba diseñada para servir de apoyo a la docencia. En particular, se han detectado rendimientos inadecuados durante la entrega de trabajos o realización de exámenes.

A lo largo de esta semana habrá más cortes en el servicio. En estos recesos se ejecutarán pruebas de estrés sobre los sistemas, de modo que simulen una actividad superior a la prevista. De esta manera, se pretende comprobar que los sistemas son lo suficientemente robustos y, en su caso, subsanar posibles fallos.

Una actualización desarrollada desde casa


El equipo implicado en la actualización del Campus Virtual trabajó íntegramente desde casa. En la tarea de apuntalamiento del entorno virtual participó prácticamente la totalidad del personal del Área de Sistemas, así como un técnico del Área de Comunicaciones. En total, cuatro personas. Por su parte, en la reconversión del Campus Virtual en trece entornos estuvo implicado un solo técnico bajo la supervisión del jefe de servicio del STIC.

El trabajo se organizó totalmente desde casa, principalmente a través de los canales habituales de comunicación, así como a través de videollamadas. La experiencia previa del STIC y de la UDV con este tipo estas técnicas facilitó el proceso de organización.

Estudiante de Periodismo en la Universidad de La Laguna. "Si las palabras se atraen, que se unan entre ellas. Y a brillar, que son dos sílabas". Love of Lesbian.

Lo último sobre ULL

Ir a Top