«Conseguir que el lenguaje sexista cambie es posible y necesario»

Ciencias Sociales y Jurídicas

La charla Feminismos y gramática: las preguntas sin respuestas se celebró ayer jueves 8 de marzo, las 9.30 horas, en el aula Polivalente del Edificio Central de la Universidad de La Laguna. La conferencia fue llevada a cabo por Mercedes Bengoechea Bartolomé, sociolingüista, catedrática de Filología Inglesa de la Universidad de Alcalá y defensora feminista del lenguaje no sexista. La experta habló sobre cómo hacer uso de la lengua sin recurrir al masculino genérico, pues este no incluye a las mujeres. Además, se centró en que es posible la transformación de la lengua hacia una manera inclusiva. También expuso argumentos que demuestran que el masculino no funciona como neutro y, por tanto, no visibiliza a las mujeres. 

El murmuro que reinaba entre los asistentes fue silenciado ante la llegada de Bengoechea. Aquellos que la conocían se acercaron a saludarla antes de comenzar la conferencia. Ella preparó sus apuntes sobre el escritorio de madera para empezar cuanto antes e inició su intervención haciendo uso inclusivo de la lengua al saludar a los asistentes como “colegas, estudiantes, señoras, señores”. Agradeció estar en la ULL en el Día Internacional de la Mujer. y los asistentes sonrieron antes sus palabras. La mayoría eran mujeres pero también había hombres, hecho que resaltó la ponente.  

La charla se remontó a los orígenes del género gramatical. Se apoyó de una presentación en Powerpoint para ilustrar su exposición. En ella la conferenciante nombró distintos ejemplos de lenguaje sexista. Citó casos como el titular: “Zoido agradece el sacrificio en Catalunya de los agentes y de sus `mujeres, hijos y padres´” de eldiario.es. Ante este ejemplo la sociolingüista manifestó: “El ministro Zoido no vio a las guardias civiles y las policías cuando agradeció a los agentes trasladados a Barcelona en servicio prestado y a sus mujeres que los habían apoyado”.

Crítica a la RAE


Bengoechea, también se pronunció acerca de la Real Academia Española (RAE) la cual se contradice a sí misma. Según su visión, “La RAE dice que el genérico masculino debe ser usado para no duplicar pero la Academia hace definiciones como: abdomen que es vientre del hombre o de la mujer, para dejar bien claro que las mujeres también tenemos tripa y no solo pensemos que  los señores tienen abdomen”. La sociolingüista cambió la tonalidad de su voz al hablar de la Institución lingüística. Pasó de un tono suave y calmado a uno contundente y crítico. En este sentido se notó su disconformidad con la Academia. A lo largo de la ponencia se nombraron los empleos que hacen académicos y periodistas como Ignacio Bosque o Arturo Pérez Reverte pues si quieren incluir a las mujeres usan palabras en femenino para dejar claro que se refieren a ellas. Por el contrario, cuando utilizan el masculino genérico estas son excluidas.

El número de asistentes continuó creciendo a lo largo de la conferencia. Llegaron a haber unas 80 personas. El público escuchó atentamente toda la ponencia. Quizás la lectura rápida y el uso de tecnicismos lingüísticos provocaron que a ratos algún que otro oyente se distrajese y, por consiguiente, no entendiera lo que se estaba exponiendo. Bengoechea, por otro lado, era consciente que en ciertos puntos necesitaba hacer incisos. Entonces, detenía la lectura y miraba por encima de sus gafas a los asistentes. Explicaba así, ejemplos como la teoría de la división gramatical en ambos géneros, y la designación del femenino como el marcado. La sociolingüista dijo que el masculino también es destacado y no universal. Cuando se dice los azafatos, amos de casa o modistos, se refleja que se crean nuevos términos cuando hay relación jerárquica de presencia o poder.

El lenguaje se está transformando


Otro apartado que tocó fue el uso del femenino universal. Apuntó que ya hay un uso aceptado de términos en femenino que incluyen a los hombres. Como ejemplo usó una noticia cuyo titular era: “Nace la octava nieta del rey”. Esto no significa que el rey emérito, Don Juan Carlos, tenga ocho nietas sino que de sus nietos, niños y niñas, nació la octava.  Ante este tema Bengoechea demostró que el lenguaje puede evolucinar. Además, este está cambiando a uno más incluyente gracias al feminismo.

La sociolingüista no abandonó en ningún momento la silla en la que se sentó hasta el final de la charla y terminó recomendando: “Usad de vez en cuando el femenino universal. Si sois mujeres notaréis el poder enunciativo que concierne y si sois hombres, os percataréis de la inestabilidad subjetiva que ha otorgado a las mujeres ser nombradas en masculino”. Despedida entre aplausos la ponente llegó a emocionarse sin llegar a las lágrimas.

Estudiante de Periodismo, amante de los viajes, los libros, la escritura y los momentos en familia. "Hazlo, y si te da miedo, hazlo con miedo".

Lo último sobre Ciencias Sociales y Jurídicas

Ir a Top