Del lanzamiento de la literatura fantasiosa a las series

Artes y Humanidades

La conferencia La llegada de la ciencia ficción moderna a la televisión tuvo lugar ayer, miércoles 25 de abril, por Alfonso Ruiz Rallo, profesor de la Universidad de La Laguna, experto en Diseño y Dibujo. La charla, dentro del cine fórum dirigido por el Aula Cultural del Grado de Diseño de la ULLse orientó hacia Star Trek, creada por Gene Roddenberry, y Land of Giants, del director Irwin Allen. Ambas series, producidas a finales de los años 60, están basadas en las aventuras de dos tripulaciones diferentes. La sesión se desarrolló en la Facultad de Bellas Artes, a las 18.00 horas.

Antes de dar paso a la proyección de capítulos, el docente explicó cómo se dio la ciencia ficción actual: “Solo existe la moderna. Son historias que se crean a partir de un hecho científico real o ficticio”. Así, este género nació en el siglo XIX, a partir de la literatura. A pesar de todo el recorrido que ha tenido, e incluso de que una de las pioneras fuera la escritora Mary Shelley, hay muy pocas mujeres reconocidas. A su vez, el ponente recordó que la obra Frankstein de Shelley tiene cerca de 200 años.

La categoría “se basa en la especulación como en la Guerra de los Mundos”, mencionó el educador, refiriéndose a situaciones inventadas que podrían suceder en un futuro. De esta manera, entre 1900 y 1950 hubo un auge hacia este tipo de piezas, conocido como la Era Dorada de la ficción.

Aparición de las series


Junto a ello, relató que en esa época lo que se escribía, y usaban las películas, eran las novelas pulp, es decir, narraciones orientadas a un público joven. Sin embargo, el experto informó que en los años 60 cambió la actitud, empezaron a enfocarse hacia unos espectadores y lectores adultos. Además, es ahí cuando surgen las series de esta naturaleza: “Comienzan a experimentar”, recalcó el cineasta.

Asimismo, el producto vuelve a evolucionar en 1981 cuando sale a la luz Blaze Runner . Gracias a esta producción, nació el cyberpunk, visiones imaginarias del futuro que combina la tecnología avanzada con bajo nivel de vida.

Por otro lado, el licenciado aseguró que “Star Trek y Tierra de Gigantes suponen un punto de ruptura”. Las dos se rodaron en platós o en escenarios limitados y emplearon primeros planos para no tener que excederse con el fondo, aunque tenían grandes presupuestos, confesó el ponente.

Roddenberry y Allen: grandes influencers


El film de Roddenberry desarrolló el fenómeno fan. Aunque la serie fue cancelada después de su tercera temporada, marcó a la población: hay largometrajes, merchandising, convenciones… Igualmente, introdujo aspectos nuevos como el beso espacial.

Por parte de Allen, gastó al rededor de 250 mil dolares en cada episodio. Engendró, también, Perdidos en el espacio, que cuenta con remake, y El coloso en llamas, entre otros. Se considera el padre del formato catastrófico debido a La aventura de Poseidón.

Además, Allen descubrió al compositor John Williams, que tiempo después realizó la banda sonora de Tiburón y la Marcha imperial de Star Wars. Para finalizar, Ruiz observó que para la grabación de Tierra de Gigantes usó la misma técnica que Jack Arnold en El increíble hombre menguante: construyó decorados de dimensiones más grandes para que el personaje parezca más pequeño. 

Estudiante de Periodismo en la Universidad de La Laguna. Tinerfeña. 19 años. Si algo debes saber de mí es que adoro leer. Me apasiona el mundo del cine, de las series y la moda. También me gusta pasar tiempo en las redes sociales, admito que me encanta cotillear. No puedo estar más de un día sin escuchar música y siempre es un buen momento para sacar alguna foto.

Lo último sobre Artes y Humanidades

Ir a Top