Análisis de ‘Shenmue 3’

Videojuegos

Shenmue 3, desarrollado por la empresa Ys Net y distribuido por Deep Silver, salió a la luz el pasado martes 19 de noviembre, para las plataformas PS4 y PC, siendo esta última desde la empresa de distribución y desarrollo de videojuegos Epic Games. Los jugadores más veteranos han tenido que esperar desde 2001 para continuar con el tercer capítulo de la saga, que comienza desde donde acabó su predecesora, en una misteriosa cueva con los personajes principales, Ryo y Shenhua.

En esta tercera entrega de la épica saga Shenmue, Ryo intentará resolver el misterio que se esconde detrás del Espejo del Fénix, un artefacto codiciado por el asesino de su padre. La aventura del protagonista lo llevará a ciudades y aldeas de montaña donde perfeccionará sus habilidades, disfrutará de juegos de azar y máquinas recreativas, y trabajará a tiempo parcial mientras investiga a aquellos que conocen la verdad detrás del Espejo del Fénix.

Este nos ofrece una cinemática recopilatoria de la historia que resume lo visto hace 18 años para poder continuar la aventura. El lanzamiento no va dirigido a todos los públicos ya que posee unas mecánicas muy desfasadas a los productos actuales, por lo cual intenta atraer a ese sector de jugadores que probaron las versiones anteriores.

Un mundo abierto lleno de posibilidades y experiencias


En la jugabilidad lo que más destaca de este juego y de la saga es su mundo abierto con multitud de posibilidades y experiencias. Es muy intuitivo. No nos ofrece un solo camino que seguir, sino que nos obliga a interactuar con los diferentes personajes secundarios para poder continuar la historia y el mapa no nos facilita mucha información, teniendo así que recordar los lugares y diferentes escenarios.

El sistema de día y noche se puede hacer muy tedioso a la par de las escenas de diálogo, que pueden afectar negativamente a la experiencia del jugador, siendo estas cargantes o aburridas. El sistema de combates tiene carencias técnicas, con un movimiento muy rústico semejante a títulos antiguos, con escaso repertorio de ataques y una simplificación de la ejecución y mejoría de las técnicas. Los combates se harán más difíciles si en el transcurso del juego no mejoramos habilidades como la fuerza, la vitalidad y el Kung Fu.

Algunos de los aspectos positivos son los gráficos y la representación artística que, de una manera u otra, ayuda a la experiencia de la entrega. Los escenarios están llenos de vida con una gran variedad de colores y unos paisajes hermosos que hacen destacar la cultura asiática. El contratiempo a estos escenarios es la diferencia de calidad en los detalles entre los personajes principales y los secundarios que deja mucho que desear.

Banda sonora, sonido y diálogo


En lo relacionado al sonido nos encontramos con la banda sonora del compositor Ryuji Uichique, la cual ayuda al disfrute del juego y diferentes temas musicales dependiendo de la situación que produce en el jugador una fusión con el entorno. El diálogo se ha visto mejorado añadiendo subtítulos en castellano que permiten una mejor comprensión de la historia que en entregas anteriores no se observaba, además del uso del mismo actor de doblaje que la entrega anterior.

Shenmue 3 es un título único que, por un mal desarrollo, debería haber salido hace 16 años. Conserva la jugabilidad de las otras versiones, algo que en el jugador puede resultar aburrido. Mejora en el aspecto visual y artístico sin deshacerse de esa esencia en su historia que tanto cautivó a múltiples de jugadores. Para los fans es la reanudación de una trama que tanto tiempo llevaban esperando. Tanto por su trama, su banda sonora y su aspecto visual se considera un juego recomendable con un notable.

Estudiante de Periodismo en la Universidad de La Laguna.

Lo último sobre Videojuegos

Ir a Top