Recursos hídricos con futuro

Ingeniería y Arquitectura

Manuel Álvarez Díaz, catedrático de Ingeniería Química por la Universidad de la Laguna, es el coordinador actual del Grupo de Investigación Tratamiento y Reutilización de Aguas del Departamento de Tecnología Farmacéutica. Considera fundamental sensibilizar a la población sobre el adecuado uso de los distintos recursos hídricos.

Álvarez indica que el desarrollo del estudio de su equipo está ligado al interés y al apoyo mostrado por instituciones públicas. Los contratos que mantiene con Balsas de Tenerife, el Consejo Insular de Aguas de Tenerife y el Cabildo de la Isla se suman a la financiación que reciben por concursar en proyectos de investigación.

Su principal objetivo consiste en aportar soluciones técnicas a los problemas que plantea el transporte de las aguas residuales. Estas viajan a través de una tubería de 62 kilómetros que conecta la estación depuradora de aguas residuales urbanas de Santa Cruz y la Laguna, con las balsas situadas en el sur de Tenerife, para su posterior uso como riego agrícola.

Además, el profesor Álvarez habla del compromiso de su grupo con investigaciones tendentes a la mejora de la calidad de las aguas regeneradas. Este proceso se realiza por medio del uso de las tecnologías de membrana y de nuevas ideas para el tratamiento de aguas de acuíferos que presentan problemas para su uso directo en riego o consumo humano.

Según explica, algunas aguas de galerías de Tenerife presentan elevadas concentraciones de sales disueltas como consecuencia de las singularidades del terreno y de su origen volcánico. El aprovechamiento de estas, contribuiría a satisfacer la demanda y el desarrollo económico de la isla. El problema reside que el proceso es bastante complejo y estas ideas todavía no se han podido poner en práctica.

Como ejemplo de ello pone la galería de la Hoya del Cedro: posee agua muy bicarbonatada, con altos contenidos en sílice y fluoruros que no han podido ser reducidos hasta las concentraciones mínimas requeridas. Por ello, no podrán ser utilizadas ni en cultivos ni para consumo humano todavía. Pero el grupo de Álvarez no cesa en su labor de estudiar todas las formas posibles para conseguir el aprovechamiento de estos acuíferos en el futuro.

 

Lo último sobre Ingeniería y Arquitectura

Ir a Top