La galardonada estudia los archivos de Prebendado Pachecho. Foto: C.R.

Judit Gutiérrez, la investigadora que se adentra en la casa Prebendado Pacheco

Artes y Humanidades

Judit Gutiérrez de Armas es la ganadora de la VI edición del Premio de Investigación Histórica Prebendado Pacheco, premio que otorga el Ayuntamiento de la Villa de Tegueste para distinguir el estudio e investigación en temáticas relacionadas con la historia de Canarias y, sobre todo, del municipio. Esta es una ocasión especial que añade a su extenso currículum como investigadora predoctoral en Historia para la Fundación de Ciencia y Tecnología en la Universidad de La Laguna y de Lisboa. El próximo año será publicada su presentación y hasta entonces trabajará con la cuantía de este accésit, un recurso que en el ámbito de las Humanidades es imprescindible para seguir adelante con las investigaciones que la ocupan y que suponen enriquecimiento para nuestra cultura.

¿Qué le motivó a proponer este proyecto sobre los manuscritos de Prebendado Pachecho? «Este proyecto está inserto dentro de la línea de investigación en la que trabajo desde hace cinco años en Archivística Histórica, centrada en los archivos de familia y personales. En este caso, me interesaba profundizar en la historia de los archivos desde su génesis en las manos del prebendado Pacheco hasta la actualidad».

¿Desde cuándo trabaja en ello? «Mi primera aproximación a la historia de los archivos la hice en el Trabajo Fin de Máster en Gestión de la Documentación, Bibliotecas y Archivos de la Universidad Complutense de Madrid, en el que trabajé sobre el archivo de Francisco Javier Istúriz, presidente del Gobierno durante el reinado de Isabel II. Posteriormente, regresé a la ULL para iniciar el doctorado y me incorporé a la línea de investigación sobre archivos de familia que lidera el profesor Juan Ramón Núñez Pestano, del Departamento de Geografía e Historia, en la cual desarrollo mi tesis doctoral en cotutela con la Universidade Nova de Lisboa, codirigida por la profesora Maria de Lurdes Rosa».

¿Qué nos podemos encontrar en estos manuscritos? «Los manuscritos del Prebendado Pacheco son bastante conocidos y han permitido la realización de notables investigaciones sobre la biografía de nuestro personaje. En mi proyecto, propongo cambiar el enfoque, tomando el archivo como objeto principal de estudio en sí mismo».

¿En qué consiste este cambio de metodología? «Este es un enfoque relativamente reciente en Historia que parte del análisis de la evolución de los propios archivos, en tanto que estos mediatizan nuestras posibilidades de investigación. En otras palabras, en campos como en el que yo trabajo, la Historia Moderna, nuestras investigaciones se basan fundamentalmente en documentación escrita. Pero debemos preguntarnos también cómo y por qué esa documentación ha llegado hasta nuestras manos, su origen, evolución, así como por la destrucción de documentos, motivos de conservación, formas de organización del conocimiento, etc. Además, trabajar sobre archivos de familia y personales, producidos y conservados durante siglos al margen de las instituciones, nos permite incorporar al relato histórico otras voces diferentes a las que contienen los archivos tradicionales (por ejemplo las voces de las mujeres, de los grupos marginales, perseguidos políticos, etc.), incorporando una perspectiva más íntima y próxima a los sujetos históricos».

Estos premios son fundamentales para que los profesionales sigan investigando. Foto: C.R.

«El premio lo invertiré en poder realizar la investigación y que, de otro modo, no podría llevar a cabo»


Y ha tenido el reconocimiento del premio de Investigación Histórica… «El compromiso del Ayuntamiento de Tegueste con la investigación histórica es realmente digno de destacar y agradecer. Llevan trece años apoyando la realización de las Jornadas de Investigación Histórica Prebendado Pacheco en la que muchos jóvenes investigadores e investigadoras hemos comenzado a divulgar nuestro trabajo (y que este año celebrarán su VIII edición, para la que aún está abierto el envío de propuestas). A pesar de la crisis, ha mantenido tanto las jornadas como el premio (uno de los pocos en Canarias sobre investigación histórica), situando su municipio como referente en apoyo a la Cultura y la investigación científica, lo que se traduce también en un mayor conocimiento de la historia de esa comarca frente a otras».

Sobre la importancia de los premios sobre divulgación histórica, ¿qué opina? «Los premios siempre son un estímulo para generar investigaciones histórica de excelencia. Además, en estos tiempos que corren, suponen no solo un reconocimento a un trabajo, sino también una vía para poder financiar nuestra actividad científica y laboral. Desde luego, sin la financiación de este premio, no podría permitirme dedicar diez meses de mi vida a investigar este tema, por muy trascendente que sea».

¿Este premio en qué piensa invertirlo? «La realidad que vivimos los y las jóvenes investigadoras está marcada por la precariedad. Las investigaciones (también las de Humanidades) generan unos gastos diarios que muchas veces no se tienen en cuenta: desplazamientos dentro y fuera de las islas, adquisición de bibliografía, dietas, digitalizaciones y, por supuesto, nuestro propio trabajo, que debe siempre ser remunerado. La investigación histórica de calidad no es un hobby, es una profesión y, como tal, debe ser realizada por personas cualificadas para ello, lo que obviamente genera gastos. El premio lo invertiré en poder realizar la investigación para la que me lo concedieron y que, de otro modo, no podría llevar a cabo».

«Las Humanidades Digitales hace tiempo que dejaron de ser el futuro para ser el presente»


Como doctoranda de la ULL, ¿cómo está siendo tu experiencia? «Al estar ya en la fase final del doctorado, echo la vista atrás y valoro esta etapa como un aprendizaje continuo, como investigadora y como persona. Aunque los inicios de la tesis estuvieron marcados por la precariedad (que es generalizada en el doctorado), internacionalizar mi investigación me permitió mejorar mi formación y la calidad de mi investigación, y ganar un contrato de investigación gracias al cual he podido desarrollar mi tesis doctoral. Por otra parte, tengo la suerte de contar con unos directores con una gran calidad profesional y humana. Además, el ambiente en Historia es muy colaborativo».

Es fundamental contar con un buen equipo de trabajo… «Poder contar con todo el profesorado tanto del programa de doctorado como del departamento para consultarles cuestiones que enriquecen y mejoran la investigación es de agradecer, especialmente en esta etapa formativa. Lo mismo ocurre con el resto de compañeros y compañeras. El doctorado suele ser una etapa muy solitaria en la que frecuentemente nos aislamos un poco del mundo y tener cerca a un grupo de personas que están en la misma etapa que tú es un aspecto que valoro positivamente».

Y sobre el futuro de las Humanidades, sobre todo en el ámbito de la Historia, con el desarrollo de las nuevas tecnologías, ¿cómo cree que será? «Las Humanidades Digitales hace tiempo que dejaron de ser el futuro para ser el presente. En pleno siglo XXI no tiene mucho sentido obviar las posibilidades que las TIC ofrecen a cualquier investigación, también en Humanidades. En este sentido, hay equipos y proyectos de investigación de la ULL en el ámbito de las Humanidades que desarrollan investigaciones punteras en las que las TIC son fundamentales. Sin ir más lejos, en el grupo de investigación LexHis, al que pertenezco, se desarrollan proyectos en esta línea, como el proyecto Archivos familiares y personales de Canarias (siglos XVI-XX), ya finalizado, encabezado por el profesor Juan Ramón Núñez Pestano, que censó estos archivos en Canarias y analizó los datos obtenidos mediante técnicas computacionales, o el proyecto Portuguesismos Atlánticos, liderado por la profesora Dolores Corbella, en el que se transmiten, editan y anotan digitalmente cientos de documentos históricos con los que se están realizando investigaciones que combinan la Historia y la Filología».

Sus próximas investigaciones, ¿qué línea trabajan? «Mi objetivo inmediato es terminar mi tesis doctoral sobre archivos de familia, que desarrollo en cotutela con la Universidade Nova de Lisboa, dirigida por los profesores Juan Ramón Núñez Pestano y Maria de Lurdes Rosa. Mi objetivo es continuar con la carrera investigadora, bien en España, bien en el extranjero, y desarrollar investigaciones comparadas sobre prácticas archivísticas en Canarias y otros territorios».

Estudiante de Periodismo en la Universidad de La Laguna. Escritora compulsiva con debilidad por los gatos. Suelo perderme y encontrar lugares nuevos. ¿Un verso?: "Algún día seré todas las cosas que amo", Luis Cernuda.

Lo último sobre Artes y Humanidades

Ir a Top