Jose Luis Saorín: «Las habilidades espaciales te facilitan la vida»

Ingeniería y Arquitectura

Jose Luis Saorín Pérez es un profesor de la Universidad de la Laguna, encargado del grupo de investigación en Habilidades Espaciales. Estudió Ingeniería Industrial en la Universidad Politécnica de ValenciaBachelor of Combined Engineering en la Coventry University, y es técnico en diseño de programas, entornos y materiales con apoyo de las TIC. También ha trabajado en empresas de gestión de aguas en los departamentos de proyectos, mantenimiento y administración de servicios, desde el año 1992 al 2001. Además, ha realizado trabajos con máquinas 3D y muchos otros relacionados con la educación secundaria.

Este grupo de investigación se creó en 2010 de manera oficial en la Universidad de La Laguna, ¿por qué decidieron ponerlo en marcha? “Hice la tesis doctoral entre el 2003 y el 2006, y cuando la acabé empecé a dirigir otras y pensamos que ya había mucha gente. Por ello, nos decidimos a darle forma oficial, para poder hacer las subvenciones y proyectos, pero sobre todo, cuando ya vimos que éramos un equipo de 4 o 5 personas, que estábamos trabajando en cosas parecidas, fue cuando lo conformamos realmente».

¿Qué engloba el término habilidades espaciales? “ Son aquellas que tú necesitas para entender el espacio. Pueden ser desde temas de orientación, es decir, yo veo un mapa y soy capaz de orientarme, o veo una habitación cierro los ojos y soy capaz de encontrar las cosas, o quiero hacer un diseño de una casa, de un producto y mentalmente puedo visualizarlo. Y esas habilidades te facilitan la vida cuando luego lo quieres hacer de verdad. Nosotros lo que trabajábamos desde el principio es cómo conseguir que los alumnos, sobre todo de Ingeniería, las desarrollaran de manera ágil y se sintieran cómodos con ellas».

Han pasado 8 años desde su nacimiento, con lo que ¿la finalidad ha cambiado o sigue siendo la misma que la desde el principio? “En realidad hemos ido ampliando los objetivos. La habilidad espacial es reconocida en todos los grados, pero hay otras que están cerca de ella en la cual nosotros pues también hemos ampliado nuestro terreno. Por ejemplo, estamos trabajando bastante lo que es la competencia creativa, en el ámbito de Ingeniería y Arquitectura. También, hemos tocado temas motivacionales, es decir, hemos pasado de estar exclusivamente con habilidad espacial a ampliar a cosas relativamente cercanas a lo que hacíamos nosotros».

«Algunos videojuegos se acercan a lo que nosotros trabajamos»


Llama la atención el uso de videojuegos en entornos educativos, ¿es posible que los niños aprendan a través de ellos? “Nosotros hemos trabajado con estas piezas en educación. Es decir, por ejemplo, hemos hecho temas de habilidades espaciales pero utilizando videojuegos para ello. Hemos utilizado el Tetris, el Minecraft, y la última que estamos usando es el Pokemon GO. Todos los que creemos que están relacionados con las habilidades espaciales lo intentamos implementar y ver si esa estrategia nos permite motivar al alumno y obtener los resultados que nosotros queremos. Algunos videojuegos se acercan a lo que nosotros trabajamos».

¿Qué avances u objetivos han logrado con ello? “Pues muchos. Lo que hemos definido son estrategias, con las que nos hemos dado cuenta que haciendo lo mismo que se ha hecho toda la vida se consigue que el alumno esté mucho más motivado. Además,  no hay que hacer un salto entre el trabajo en 2D y el de tres dimensiones, sino que, de manera directa, los alumnos perciben que pueden empezar a trabajar en 3D, conseguir los objetivos de siempre y además sentir motivación por lo que están haciendo».

Por otro lado,  han realizado numerosos proyectos que tratan distintos temas. Si tuviera que escoger uno de ellos, ¿con cuál se quedaría y por qué? ¿cuál ha sido el que más le ha llenado o en el que ha alcanzado el mayor logro? “Cuesta decidir, hemos hecho muchos proyectos, pero había uno que era específico, y que fue el que nos puso en marcha. La mejora del razonamiento espacial mediante herramientas tecnológicas avanzadas es la semilla que nos permitió acceder a la realidad aumentada, a la virtual, a la fabricación digital y a muchas cosas que, actualmente, son nuestra línea de trabajo. Entonces, no es que sea el mejor, pero sí que fue el proyecto que permitió unir a gente e incorporar a dos o tres investigadores al departamento».

¿Hay algún otro que destacaría? «Pues por ejemplo, un programa para el fomento de la creatividad, que fue una colaboración con la Fundación General y el Cabildo, y que me encantó porque era intentar llevar todos los temas de fabricación digital a los centros de educación secundaria. Nosotros tenemos la obsesión de que ciertas cosas que en la universidad tradicional se han dado como avanzadas, deberían de estar en secundaria. Entonces, esta es una manera que a nosotros nos sirvió para acercar cosas que hacíamos a institutos. Los proyectos son como los hijos, cada uno tiene su cosa, puedes recordar más el primero porque es cuando empiezas pero cada uno tiene su camino.”

«No solo somos capaces de hacerlo, sino de contarlo»


En su página web aparecen todas sus publicaciones tanto de libros como de artículos en revistas. ¿Creía que este grupo de investigación crecería tanto? “No, lo que pasa es que el grupo de investigación ha ido creciendo porque ha venido gente con interés en incorporarse y en hacer tesis doctorales. Entonces desde el principio también se procuró que todo el trabajo que hiciéramos, parte de él, se difundiera. No solo somos capaces de hacerlo, sino de contarlo. Por lo que hemos procurado desde el principio tener esa vocación. Aunque más bien lo hicimos por un tema más formal de constituirlo».

Entonces, ¿es muy importante la comunicación? “Nosotros la divulgación siempre la hemos hecho a dos niveles. El nivel puramente más científico, en revistas muy especializadas. Luego en institutos, revistas de educación, congresos, participación en jornadas… Siempre hemos tenido la vocación de estar en esos dos ámbitos, en un mundo de divulgación preuniversitaria y otro más especializado. Incluso ahora estamos intentando hacer material docente con cierto grado de novedad, pero después de muchos años, ya que nos lo tomamos con calma».

«Siempre hemos procurado tener un porcentaje de trabajos en inglés y otros en español»


El inglés es el idioma de las ciencias, ¿está usted de acuerdo con esta afirmación o cree que no es totalmente imprescindible? “Cuando hablamos de temas a nivel de secundaria, el inglés ahí no tiene tanta importancia. Pero nosotros hemos procurado siempre tener un porcentaje de cosas en inglés y otras en español. Porque pensamos que las cosas que están en español tienen un tipo de lectores y las cosas que están en inglés tienen un lector más internacional. La realidad es que las cosas que tenemos en ese idioma las van a encontrar más fácilmente gente de otros países y nos va a permitir contactar con extranjeros. Yo diría que el inglés es fundamental, pero el español te complementa».

Colaboraba con el diario La Opinión de Tenerife, escribe libros y le encanta la fotografía, ¿es fácil compaginar este mundo un poco más periodístico con las ciencias? “A mí me costó. Me gusta cuando escribes para un periódico o una novela, ya que lo haces de manera libre, pero cuando se trata de escritura científica es mucho más encorsetado porque tienes que hacerlo con referencias y no puedes dar tu opinión de manera tan personal. Entonces, antes de entrar en la universidad, estaba acostumbrado a hacerlo más con mi estilo y pasarme al lenguaje más estricto ya me costó un poquito. Pero sí es cierto que se complementan, ya que en una parte aprendes a conseguir la atención del lector y en la otra aprendes a ser riguroso, y ya cuando mezclas las dos puedes conseguir cosas interesantes».

Para finalizar, ¿tienen algunos proyectos futuros en mente o provisionales en los que estén trabajando? “Sí, aunque todavía no están del todo confirmados. De hecho hay uno que tenemos puesto en nuestra web, de fundición artística, que es un proyecto que hemos conseguido de manera temporal y con el que esperamos tener grandes resultados. Además de otros tantos que están relacionados con paleontología y otros campos. También estamos con un libro con material docente esperando que salga. Tenemos un montón de cosas que esperamos que vean la luz».

Estudiante de Periodismo en la Universidad de La Laguna. Curiosa por naturaleza y amante del arte y las letras. Soy una persona dinámica y con presencia, a la que le encantan los retos.

Lo último sobre Ingeniería y Arquitectura

Ir a Top