Daily archive

junio 05, 2019

CRUE afirma que no hay pruebas de la EBAU más fáciles que otras

Sociedad
Más de 3800 estudiantes se examinaron hoy miércoles en la ULL en el primer día de la EBAU. Foto: PULL

La convocatoria de las pruebas de acceso a la universidad de este año en toda España ha estado marcada por cierta polémica suscitada a raíz de un artículo periodístico que insinuaba la posibilidad de que su grado de dificultad fuera dispar en las diferentes comunidades autónomas. Ante las sospechas levantadas por dicha publicación, Crue Universidades Españolas ha emitido hoy un comunicado que explicita la postura oficial al respecto de esta entidad que aglutina a todas las instituciones de educación superior del Estado.

Crue Universidades Españolas considera que las diferencias que pueda haber en los resultados de la EBAU «no se explican por la mayor o menor dificultad de las evaluaciones, que conviene recordar, suponen solo el 40 % de la nota de acceso a la Universidad, sino por otro tipo de condicionantes socioeconómicos». Esas diferencias, se apunta en el comunicado, «son las que Crue Universidades Españolas quiere estudiar en profundidad para trasladar al Gobierno que corresponda una propuesta que mejore, aún más, la igualdad de oportunidades que ya existe».

Crue añade que la EBAU «es una prueba de acceso a la universidad que funciona bien y que, por ese motivo, cualquier intento de cambiarla debería hacerse desde el más amplio consenso educativo y tras un riguroso análisis de la realidad». Además, destaca que «cada comunidad autónoma decide, dentro de unos márgenes muy tasados, qué examen concreto pone». Finalmente, apunta que «no hay ningún informe académico que sostenga con datos contrastados que hay pruebas más fáciles que otras».

Primer día de exámenes en la ULL


Por otra parte, más de 3800 estudiantes se congregaron hoy miércoles, 5 de junio, en diversos centros del Campus de Guajara para realizar en la Universidad de La Laguna el primer examen de la Evaluación de Bachillerato para el Acceso a la Universidad (EBAU), en cual comenzó con normalidad y sin grandes contratiempos, más allá de la llegada tardía al examen de algún estudiante y los problemas de tráfico para acceder al Campus.

La primera prueba, común para todo el alumnado, fue la de Lengua Castellana y Literatura II, en la que se propusieron dos textos para comentar: uno del escritor canario Pedro Lezcano y un artículo del periódico El País firmado por Jorge Marirrodriga. Los exámenes de la jornada de hoy fueron todos comunes: a las 12.00, el de Lengua Extranjera, y a las 16.00, el de Historia de España.

En la provincia de Santa Cruz de Tenerife se han matriculado 4275 personas para la fase general de la prueba: 3851 se examinan en el Campus de Guajara, en el caso de Tenerife; 326 en el IES Alonso Pérez Díaz, en La Palma; 66 en el IES San Sebastián, en La Gomera; y 32 en el IES Garoé, en El Hierro. A ello hay que añadir las 501 personas que se han matriculado solamente en la fase específica para subir una calificación anterior.

Está previsto que el próximo jueves 13 de junio se publiquen las calificaciones en la página web de la Universidad de La Laguna el próximo 13 de junio, portal en el cual ya está disponible de la Universidad de La Laguna.

 

¿Cuánta riqueza genera pensar?

Artes y Humanidades
Carlos Hernández, estudiante de cuarto año de Filosofía en la ULL, prepara su TFG en el que aborda un análisis filosófico de la saga 'Star Wars' . Foto: Alexis Rodríguez.

«Elegir la carrera que te guste» o «Elegir una carrera que tenga salidas». Sin duda, es el dilema al que se enfrentan muchos estudiantes al terminar Bachillerato y que suele producir una mayor jaqueca a aquellos que barajan estudiar una disciplina relacionada con las Artes o las Humanidades. Entre ellas se halla la Filosofía o la designada por Bertrand Russell como el ejercicio intelectual que se encarga de responder a las preguntas a las que la ciencia no tiene acceso.

En líneas generales, teniendo en cuenta los perfiles de trabajador de carácter científico y técnico que demanda el mercado actual, hay que descartar que alguien se matricule en Filosofía respondiendo al segundo tópico, sino más bien por seguir el libre curso de su curiosidad.

Si alguien decide dedicar una mañana a recorrer el Campus de Guajara de la ULL es probable que se tope de repente con un edificio manchado de diversas frases, garabateadas deprisa, que reflejan el descontento y resentimiento hacia ciertos rasgos del sistema educativo. Si te cruzas con estas manifestaciones de enfado habrás llegado al Anexo de Guajara, recinto en el que se cursa Filosofía e Historia del Arte. Dos de la carreras anudadas con firmeza y maña al adjetivo inútil. Y no hay que olvidar que en torno al 10% de los alumnos españoles se decantan por las facultades de letras, según datos del último informe Datos y cifras del Sistema Universitario español.

¿No interesa?


En el interior del aula de segundo año de Filosofía es probable que presencies a alrededor de 20 jóvenes atendiendo a las lecciones del profesor. Pero si te adentras en una de Ingeniería Informática tendrás que colarte en dos aulas para ver a todo el alumnado de segundo año. ¿Por qué hay facultades en la ULL donde hay estudiantes que no consiguen asiento en un aula con 70 sillas y otras en las que todo el curso ocupa un aula casi vacía en relación con otros grados?, ¿no hay interés por la materia que estudia nuestro pensamiento?, ¿es inútil?, ¿o tiene que ver con las salidas laborales?…

Algunos alumnos de Filosofía explican el  poder que reside en esta materia y cuestionan la definición de utilidad e, incluso, de universidad. Esta disciplina se ha pretendido borrar de los planes de estudio de bachillerato en España en reiteradas ocasiones y el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, ha anunciado que la dejará de subvencionar porque afirma que no es productiva, junto a Sociología. Así, ha provocado que la comunidad universitaria ocupe las calles brasileñas para protestar. Mónica Marantes, estudiante de segundo año de Filosofía en la ULL, tiene claro que Bolsonaro comete un grave error y hace semanas firmó una solicitud para evitar que sus acciones afecten a la carrera de la crítica.

«Si tuviera el miedo de quedarme sin hogar, quizás hubiera estudiado otra cosa»


«El pensamiento lo es todo», afirma de forma contundente Andrea Rodríguez, alumna que cursa su primer año de Filosofía en la ULL tras abandonar el grado de Física y que responde con la misma convicción que el economista, humanista y escritor José Luis Sampedro al pronunciar en numerosas entrevistas lo siguiente: «No hay libertad de expresión sin libertad de pensamiento». Y precisamente es en esa construcción de una visión independiente en donde interviene la carrera del saber, en la capacidad de poder plantearte las cosas no solo desde tu punto de vista, sino desde cualquier otro, argumenta Andrea como si complementara las palabras de Sampedro.

Además, destaca que se matriculó en este grado porque desde hace mucho tiempo le inquietan preguntas relacionadas con la existencia y necesita encontrar respuestas. También comenta lo siguiente: «Mi madre dice que no estudie esto, sino cualquier otra carrera. Voy a cursar un doble grado en Madrid de Filosofía y Política. Eso la tranquiliza más porque piensa que tiene más salidas».

Y explica que, por ahora, no ha pensado dejar la carrera a pesar de ser consciente de las reducidas salidas laborales en los grados de Humanidades. «Sé que si fracaso mis padres podrán proporcionarme una cama. Tengo esa tranquilidad. Probablemente, si no tuviera esa seguridad hubiera hecho otra cosa. Sé que no voy a quedarme en la calle y por eso también puedo estudiarla. Si tuviera el miedo de quedarme sin hogar, quizás hubiera estudiado otra cosa», detalla la universitaria.

«Vivimos en un mundo que no te permite dudar»


Yaiza Castro, alumna del primer año de Filosofía, expresa de forma muy breve lo siguiente: «No vas a dedicar tu vida a algo que no te guste». Y al igual que Andrea coincide en que sus familiares le presentaron objeciones al decidirse por estudiar este grado y piensa que «ningún padre quiere que su hijo estudie en vano». A lo que añade que sus parientes le recomendaban que cursara otros grados con más salidas laborales, como Derecho o Traducción. Pero ella se negó y estudia esta materia por «saber por el mero hecho de saber». Opina que es útil porque te proporciona la capacidad de valerte por ti mismo y desarrollar un pensamiento autónomo válido para poder discernir entre el bien y el mal o lo justo e injusto. Imprescindible para la toma de decisiones propias. «Vivimos en un mundo que no te permite dudar», puntualiza.

Aaron Martín y Javier González, estudiantes de segundo año de Filosofía, comparten la perspectiva de que esta disciplina es cuestión de vocación. «Tal y como la entiendo yo, tiene más que ver con una opción vital que con la orientación hacia un futuro laboral», comenta Javier, que abandonó sus estudios de Derecho al tercer año. Además, posee una percepción particular de la universidad y la contempla como una institución en la que vas a aprender algo, no como una preparación para el ámbito laboral. Junto a su compañero Aaron recalca que el sistema discurre en la dirección de suprimir las Humanidades y catalogan a las acciones de Bolsonaro con la siguiente palabra: «Locura».

«Somos sección en la ULL, ni siquiera somos facultad. Y eso deja claro el mensaje»


«La función de esta carrera es debatir sobre las ideas que la gente usa día a día y a veces no son conscientes de ello. Por ejemplo, que sus comportamientos han sido pensados por otras personas», expresa Javier para demostrar la capacidad que tienen sus estudios de desgranar al ser humano. Detalla lo siguiente, a modo de definición de qué es la Filosofía: «No se dan cuenta de que su forma de ser es una amalgama de distintas corrientes filosóficas e influencias provenientes de la sociedad… Y en este grado lo que hacemos es investigar sobre ello, sobre quiénes somos».

«Somos sección en la ULL, ni siquiera somos facultad. Y eso deja claro el mensaje», afirma Aaron dejando escapar una risa. A lo que añade que el plan de estudios de la carrera cuenta con que gran parte de las asignaturas están vinculadas con cuestiones prácticas y que parecen hacer  de la carrera del pensamiento crítico un anexo a la ciencia o cierta aclaración lógica de los presupuestos científicos. Además, al igual que su compañero Javier, echa en falta más asignaturas de ética o estética.

«Las Humanidades están desprestigiadas con respecto de las Ciencias»


Cursando el último año, junto a nueve compañeros más, se encuentra Carlos Hernández que está preparando su TFG. Su trabajo consiste en un análisis filosófico de la saga de Star Wars en el que aborda cuestiones relacionadas con el feminismo, la desigualdad o el totalitarismo inspiradas en las célebres películas, demostrando que la actitud filosófica puede orientarse hacia cualquier elemento cultural. «Creo que el saber te llama y tienes que acudir a él», comenta el estudiante sobre por qué se matriculó en este grado. Además, resalta que sus amigos y familiares le recomendaban que hiciera una carrera como Psicología, que tiene más salidas. Él considera que «las Humanidades están desprestigiadas con respecto de las Ciencias».

«Cuando tú te topas con un libro como podría ser Dialéctica de la Ilustración, de Adorno y Horkheimer, que realiza una crítica total del sistema en que vivimos, te arrastra a replantearte y eso es lo que el sistema y el estado no quieren», sentencia Hernández. A lo que añade que la educación para llegar a formar filósofos requiere de un aprendizaje que dure alrededor de veinte o treinta años. Y argumenta con lo siguiente: «La esencia de esta disciplina no se puede reducir a la mera academia, a un proceso de estandarización como las demás carreras, sino que tiene que ir por libre…».

Nos aproximamos al final del reportaje y aún no se ha aclarado la cuestión de la utilidad de la carrera de Sócrates, Aristóteles o Nietzsche.  ¿Para qué esos gruesos volúmenes repletos de textos enrevesados y contradictorios?, ¿para qué se escribieron los Diálogos de Platón o El mundo como voluntad y representación de Schopenhauer?, ¿con qué utilidad?

«Depende de cómo lo mires puede servir para todo o para nada»


Puede que nunca se elabore una conclusión clara y concisa, pero algunos continúan esbozando hipótesis. Hernández tiene una respuesta a nuestra duda, como aspirante a gran pensador intenta zanjar la pregunta, se detiene unos segundos para meditarla, escribe la respuesta en silencio y pronuncia estas palabras: «Depende de cómo lo mires puede servir para todo o para nada. Si te sitúas en el camino hacia el que la sociedad se está dirigiendo de producción es una piedra para el camino. Pero si nos centramos en un sentido humanístico y antropológico, cómo no vamos a preguntarnos acerca de si lo que estamos haciendo está bien o mal o la constitución del sujeto. Son preguntas tan fundamentales y tan difíciles de responder, que simplemente se mira hacia otro lado y se sigue continuando. Pero tienen que responderse». Solo unos pocos se atreven.

Carlos Rivera regresa en verano a Tenerife con su álbum ‘Guerra’

Música

El compositor mexicano Carlos Rivera regresa a Canarias este verano con dos conciertos programados en Tenerife y Gran Canaria. Actuará el 1 de agosto en el Pabellón Santiago Martín, en La Laguna, y el 2 de agosto en el Gran Canaria Arena. Tras su gira por diferentes ciudades de España, el cantautor aterriza en las Islas para presentar su nuevo álbum Guerra. El disco, publicado en septiembre de 2018, debutó en el número uno de ventas en España y permanece en el top de álbumes más vendidos desde su lanzamiento.

Guerra Tour es la tercera gira musical internacional del cantante, que se inició a finales de septiembre en el Auditorio Nacional de México. En su espectáculo hace un recorrido por sus grandes éxitos, interpretando algunos de sus sencillos como Solo tú o Te amo hoy. Este último single lo interpreta junto a Vanesa Martín, cantante española de reconocido prestigio. Además, el mexicano también ha compartido escenario con otros artistas como Pablo Alborán o Malú, por eso es tan admirado por el público, y seguido por toda la comunidad artística española.

Jesús Álvarez Rodríguez, director del Pabellón de Deportes de Tenerife Santiago Martín afirma que »el artista es sin duda uno de los nombres del año 2019 en lo que a música y éxito se refiere». Carlos Rivera está cosechando su propio éxito gracias a su música, sus videoclips y sobre todo a su increíble directo. Es posiblemente el artista de mayor éxito y repercusión de la música latina en lo que concierne al género de balada romántica.

Un total de 4275 estudiantes inician hoy miércoles la EBAU en la ULL

Sociedad
Los exámenes se desarrollarán hasta el viernes. Foto: PULL

La Universidad de La Laguna acogerá en el Campus de Guajara los exámenes de la Evaluación de Bachillerato para el Acceso a la Universidad (EBAU) en Tenerife a partir de hoy miércoles, 5 de junio. Los exámenes se desarrollarán hasta el viernes. Se han registrado 4275 personas para la fase general de la prueba, de las cuales 3851 la harán en Tenerife. El resto de sedes de la provincia será el IES Alonso Pérez Díaz en La Palma, con 326 inscritos; el IES San Sebastián de La Gomera en La Gomera, con 66; y el IES Garoé en El Hierro, con 32.

Por modalidades, a la de Artes concurrirán 174 personas; a la de Ciencias, 2383; a la de Humanidades y Ciencias Sociales (itinerario Ciencias Sociales), 1155; y a la de Humanidades y Ciencias Sociales (itinerario Humanidades), 563.

Esta primera jornada de exámenes comenzará a las 9.00 con una presentación a la cual seguirá, media de hora después, la prueba de Lengua Castellana y Literatura II. El segundo examen será el de Primera Lengua Extranjera, a las 12.00; y a las 16.00 llegará la evaluación de Historia de España.

En el caso de quienes realizarán solamente la fase específica de la EBAU para subir una calificación anterior, se han registrado un total de 501 inscritos: 453 en Tenerife, 42 en La Palma, 3 en La Gomera y otras 3 en El Hierro.

La fecha de publicación de calificaciones prevista será el jueves 13 de junio. Los días 14, 17 y hasta las 12.00 horas del 18 de junio será posible presentar a la reclamación o a la doble corrección. La nota resultante de ambos procesos será publicada el 21 de junio.

«El fútbol es una válvula de escape a los problemas cotidianos»

Deportes
Manuel González (a la derecha), junto a Mariano González y Aníbal Mesa, otros miembros de su grupo de investigación. Foto: A. R. H.

El doctor en Sociología por la Universidad de La Coruña, Manuel González Ramadall, es el coordinador del grupo de investigación de la ULL Fútbol, Cultura y Sociedad. Mariano González Delgado y Aníbal Mesa López son los otros dos miembros que completan el equipo. González Ramadall dispone de varios artículos y capítulos en diversos libros y revistas acerca del vínculo existente entre el fútbol, la cultura y la sociedad. También ha presentado ponencias y comunicaciones en eventos científicos. Su área preferente de investigación es la Sociología en el Deporte, en especial el fútbol, y es componente de la Asociación Española de Investigación Social Aplicada al Deporte (AEISAD).

¿Por qué influye el fútbol tanto en la sociedad? «En una sociedad del espectáculo y con una división tan tajante entre trabajo y ocio, donde el ocio es lo que nos gusta frente a un trabajo que tiende a la degradación, el fútbol se ha ido convirtiendo en un fenómeno de divertimento ligado a las pasiones. Entre otras cosas, el fútbol es una suerte de melodrama que se reproduce con la ventaja de la incertidumbre, pero con todos sus contenidos narrativos: villanías, épicas, mitos, engaños, mentiras, ilusiones, deseos, pasiones. En definitiva, es una esperanza menor en un mundo un tanto desesperanzado. Influye porque socialmente lo consideramos algo sin importancia muy importante, especialmente desde el punto de vista de las emociones».

¿Es mejor una sociedad sin fútbol o con fútbol? «El fútbol traduce unas necesidades sociales. Si no es el fútbol, otro deporte habría ocupado su lugar de menara referencial, como sucede en otros países. Y aún así trasciende en cualquier comparativa internacional. El fútbol es el más extendido de los deportes. La razón está a debate. Nos quedamos con una idea fundamental, la dualidad de poder del fútbol: su poder simplificador y su poder metafórico. El poder simplificador lo da su estructura y requerimiento de juego (simple en su complejidad), y su poder metafórico lo da el simple hecho de que un grupo de infantes o de adultos puedan jugar al fútbol con algo similar a un esférico como lo hacía Pelé en su infancia. Pura metáfora con piedras de portería y una pelota».

¿Por qué atrae el fútbol a nivel mundial y entre todas las clases sociales? Algo que no ha conseguido ningún otro deporte… «Supongo que la segunda pregunta responde un poco a esto. No obstante diremos que el fútbol aunque es interclasista está en disputa permanente. El odio al fútbol moderno, por ejemplo, expresa la incomodidad de los grupos sociales subalternos por: los horarios, los precios, las publicidades, la soberanía de los socios, etc. La regulación internacional del fútbol está siendo atravesada por 3 fuerzas fundamentales: el mercado nacional e internacional, la seguridad y la televisión por cable. Cappa ya en su libro “También nos roban el fútbol” lo explica muy bien. No obstante, habría que hacerse una pregunta: ¿El fútbol del que habla Ángel Cappa era realmente de todos como él dice? ¿Era un espacio realmente multicultural sin exclusiones? Los datos nos demuestran que no».

«Las mujeres se apropiarán también de él y desplazarán las miradas convirtiendo el espacio en algo más rico y diverso»


¿Qué opinión tiene del auge del fútbol femenino? «Las mujeres han sido históricamente relegadas al imaginario de espectadoras, en el mejor de los casos. El fútbol es un deporte agonístico y tradicionalmente ha sido un espacio masculino. El siglo XXI cambiará todo el fútbol. Devendrá más multicultural y multigénero. Las mujeres se apropiarán también de él y desplazarán las miradas convirtiendo el espacio en algo más rico y diverso. El fútbol siempre ha sido un terreno para la educación sentimental masculina, ahora habrá que compartirlo y cambiará inevitablemente».

¿A qué cree que se debe? «Es un ejemplo más de la incorporación de las mujeres a espacios que les habían sido tradicionalmente vetados. Es un proceso imparable, y el fútbol, con su enorme caja de resonancia, no iba a quedarse fuera. Es cierto que ese proceso ha sido más lento que en otros deportes, pero hay que entender que la construcción social e identitaria del fútbol ha tenido en la masculinidad uno de sus pilares fundamentales. Eso no ha sido tan fuerte en otros deportes colectivos como el baloncesto, el voleibol o el balonmano, con mayor presencia femenina. Ahora esa relación se está viendo erosionada en el fútbol y las chicas encuentran un nuevo espacio de construcción personal. Lo interesante, y esto es algo que va a marcar nuestra línea de investigación a corto plazo, es explorar qué supone para las mujeres la práctica del fútbol en términos de identidad de género, relación con sus propios cuerpos y la ritualidad que desarrollan».

¿Cómo sería una sociedad sin fútbol? ¿Se lo ha llegado a plantear? «¿Cómo sería una sociedad sin Internet? El interés social es tan alto y su hegemonía en la cultura deportiva nacional tan prominente que resulta difícil hacer este ejercicio. Las sociedades necesitan controlar sus incertidumbres, domesticarlas, convertirlas en pacíficas, en algo sin peligro. Un disgusto de fin de semana con la derrota de tu equipo se resuelve en el siguiente. El precio es no saber, pero la ventaja es también no saber. La esperanza juega con la ilusión en el tablero del negocio. Esto explica en parte el crecimiento de las casas de apuestas. El fútbol se convierte en un territorio propicio para el ocio, pero también para la mitificación, la hipérbole y la construcción de un tiempo y espacio casi religioso. Este es un aspecto que nos está preocupando en las últimas investigaciones, los rituales y la mitificación. ¿Se imagina usted un mundo sin relatos míticos? Sería un mundo mucho más aburrido».

¿Cómo es la forma de consumir fútbol y cómo ha evolucionado esta forma de consumo en nuestro país? «En la línea que hemos apuntado anteriormente, el fútbol ha sido tradicionalmente un producto muy masculinizado, donde el varón era el espectador consumidor por excelencia. En el imaginario social permanece la idea del personaje de cómic español Pepe el Hincha, puro y copa de coñac en la mano, como el prototípico aficionado al fútbol. Sin perder su elemento emocional, el fútbol ha ido evolucionando y abriendo sus puertas a otros perfiles sociales, especialmente a las familias y a las mujeres, al tiempo que incluso se ha intelectualizado con personajes como Menotti, Valdano o Guardiola.  Según las encuestas del CIS más de la mitad de la población española presenta algún grado de interés por el fútbol y ha asistido como espectador a algún partido de fútbol en el último año».

«Siempre vamos a encontrar una dimensión lúdica, circunstancia no incompatible con el factor competitivo»


 ¿Cree que todavía se conserva la dimensión lúdica del juego en el fútbol? «Huizinga afirmaba que el juego es más viejo que la cultura, por tanto, siempre vamos a encontrar una dimensión lúdica en el fútbol, circunstancia no incompatible con el factor competitivo. Se juega y se compite. Ahora bien, en el caso del fútbol profesional, por ser precisamente eso: una profesión, difícilmente se puede defender esta dimensión lúdica del juego. El objetivo es la victoria, el rendimiento por encima de otras cosas. El juego por mandato no es juego, es una réplica del juego. Y de esta réplica se beneficia todo lo que rodea al mundo del fútbol, ya sea profesional o practicado como entretenimiento».

¿Se agotará alguna vez el fenómeno y todo lo que general el fútbol? «Se discute mucho sobre esta cuestión. Los detractores del fútbol moderno sostienen que se está matando la gallina de los huevos de oro, sin embargo, desde nuestro punto de vista, y los hechos así parecen demostrarlo, la capacidad de cambio y adaptación del fútbol es enorme. Mientras exista ese poder simplificador y metafórico al que antes nos referíamos, y que es sostenido en buena medida por el aparato político, económico y mediático que rodea al fútbol, difícilmente este fenómeno se agotará. Podrá cambiar el tipo de público, podrá cambiar el significado cultural del fútbol, podrán primar más los intereses del espectáculo y el negocio que la fuerza identitaria y el sentimiento comunitario que genera, pero el fútbol va a estar ahí, y conviene analizarlo».

¿Queda algo por inventar en el mundo del fútbol? «Por supuesto que sí. En décadas pasadas el fútbol profesional apenas modifico sus reglas, sus sistemas de juego, sus formatos de competición, su forma de difundir el juego al público a través de sus retransmisiones radiofónicas y televisivas… A finales del siglo pasado el proceso de cambio se aceleró hasta tal punto que hoy podemos hablar casi de un fútbol “líquido” donde existen competiciones tanto de clubes como de selecciones nacionales que aparecen y desaparecen o están en permanente ajuste, incluida la Champions League y el Mundial de Fútbol. Lo mismo podemos decir de las reglas, con el aumento y posterior disminución del número de árbitros principales y asistentes, especialmente a partir de la introducción de la tecnología VAR y el ojo de halcón. La previsión es que estos cambios seguirán produciéndose en diferentes ámbitos».

«Hablamos de un deporte altamente mercantilizado»


Investigando me he dado cuenta de que durante europeos y mundiales se modifica los horarios laborales. También hay un dato que dice que durante la final de la Eurocopa de 2008 cerró el 30 % de los teatros de Madrid. ¿Por qué existe esa permisividad con el fútbol y se normaliza esto? «Por un lado, hay una cuestión meramente técnica. Si los negocios alteran sus ritmos habituales para adaptarse a determinados eventos futbolísticos es porque han comprobado que de nada sirve obviarlos o competir contra ellos. Sencillamente son más fuertes. Y esto es así, al menos en gran medida, porque nuestras sociedades han aceptado este fenómeno como el principal articulador de los tiempos y espacios de ocio, tal y como decíamos antes».

Como investigador habrá observado que el fútbol está cambiando y cada vez podemos ver más contratos multimillonarios, magnates árabes y rusos que compran clubes… ¿No se ha perdido un poco la esencia del fútbol? «Esa es la base del incipiente discurso de odio al fútbol moderno. Cada vez más aficionados identifican una pérdida de sentido de pertenencia en favor del mercado. Como ya decíamos, la internacionalización generada a partir de la Ley Bosman y el desarrollo de la comercialización del fútbol ha generado un proceso de homogeneización que cuestiona las bases de identificación locales, y eso provoca el riesgo de alejar a la gente de los estadios. Pero al mismo tiempo los aficionados se encargan de mantener los vínculos con el pasado, con los orígenes e historia de los clubes, además de reconstruir buena parte de los elementos del fútbol moderno para dotarlos de significados relevantes».

¿El fútbol, en la actualidad, es más un deporte o un negocio? «Es un deporte altamente mercantilizado. Evidentemente, su funcionamiento actual es el de una gran industria. Las decisiones organizativas que toman los clubs y los reguladores internacionales como UEFA y FIFA buscan continuamente la ampliación del negocio y el aumento de los beneficios. Esto es algo común a cualquier esfera susceptible de comercialización dentro del capitalismo, y como decimos, provoca cierta pérdida de sentido. Lo importante es entender que la base que sustenta todo ese entramado tiene poco que ver con el negocio y mucho con el deporte en un sentido social. Tendemos a olvidar que el mundo del fútbol es mucho más que su vertiente profesional, con millones de niños, niñas, padres y madres participando de él sin mayores pretensiones que desarrollarse dentro de sus espacios sociales comunitarios. En definitiva, podría darse un futuro en el que el negocio del fútbol dejara de ser tan importante como es ahora, pero es mucho más difícil pensar en que su práctica y sus funciones sociales corrieran la misma suerte».

El tributo a ‘Coco’, en Tenerife

Música

El primer tributo musical de la película animada Coco, bajo el título ¡Recuérdame! llega a Tenerife el próximo 10 de julio a partir de las 18.00 horas en el Paraninfo de la Universidad de La Laguna. El espectáculo está organizado por Pekebaila Mundo Mágico, la marca exclusiva de teatro infantil y familiar de la Compañía de Teatro Musical de España. Este equipo creativo que reúne a músicos, artistas y pedagogos con una larga trayectoria artística, llenará el teatro de diversión y pasión por las artes escénicas.

La película cuenta las aventuras de Miguel Rivera, el pequeño de doce años que sueña con ser un gran músico, como su ídolo Ernesto de la Cruz.  Sin embargo, la restricción familiar a la música se remonta desde generaciones en el pasado, cuando la tatarabuela de Miguel, Mamá Imelda, fue abandonada por un músico con tal de seguir sus sueños. A pesar de la prohibición de su familia, Miguel comienza sus andanzas con una guitarra mágica que lo conduce a un viaje misterioso por la tierra de los muertos, donde conoce a sus ancestros y descubre los secretos acerca del pasado que quizás lo ayuden a salvar su herencia filarmónica.

En el film se recuerdan temas míticos como La Llorona o La Bikina. Estas y otras canciones son el punto de partida para esta nueva función en las Islas.

«El objetivo básico de la investigación es mejorar la vida de la gente»

Ciencias de la Salud
Daniel Pereda de Pablo, doctor en Biología por la ULL. Foto: T. L. C.

El envejecimiento de la población e incremento de enfermedades neurodegenerativas suponen uno de los mayores retos en materia de salud en España. Este tema está en el punto de mira de muchos integrantes de la comunidad científica como es el caso de Daniel Pereda De Pablo, doctor y biólogo licenciado en la Universidad de La Laguna. Tras varios años de trabajo como investigador en la Universidad de Leicester, colabora actualmente con el proyecto de Investigación Competitivo Nacional Papel de P73 como posible regulador de reelin en la función cognitiva durante el envejecimiento y la patología tipo alzheimer.

Al ser preguntado por el campo de su estudio, Pereda señala que se engloba dentro del área de la neurociencia, específicamente la neuroprotección. «Tenemos que entender qué pasa cuando el sistema nervioso se deteriora con estas enfermedades y por qué los mecanismos naturales que tiene el cuerpo para prevenir que eso pase no funcionan bien con la edad», añade.

El investigador explica que uno de los focos del estudio es la proteína p73. Dicha sustancia hace dos cosas opuestas. Tiene una función apoptótica, mata células de forma controlada, y otra neuroprotectora, es decir, protege a las neuronas de que sufran daños tóxicos por productos químicos, golpes, etc. «Entre ellas existe un equilibrio, nosotros intentamos estudiar cómo es ese equilibrio, qué factores lo perturban y cómo está eso involucrado en el progreso de enfermedades neurodegenerativas», aclara.

A pesar de que la eliminación de células es un fenómeno natural necesario, pues ayuda a la formación de órganos y a combatir el cáncer, pueden provocar enfermedades si se descontrola. Sobre este aspecto Pereda destaca: «en el caso del alzheimer, al igual que pasa con otras patologías, la isoforma que mata células está disparatada. Esto provoca que el cerebro pierda células y se cree una falta de comunicación entre neuronas que terminan muriendo también».

Procedimiento y objetivo


Para entender cómo afecta la proteína y sus funciones son usados modelos animales. «Los organismos que se utilizan como modelos tienen cierta similitud con los humanos, ya que es más fácil trabajar con sus tejidos celulares y luego extrapolar las conclusiones a nuestra especie», explica. En este proyecto están siendo empleados roedores transgénicos a los que se les han quitado genes para que la proteína p73 se produzca en menor cantidad. Eso permite comparar los ratones modificados y a sus hermanos control, evaluando así los cambios en estados de ánimos, deterioros en los tipos de memoria y movimientos.

Dentro del avance en este campo, Pereda hace hincapié en lo largo que son los procesos de investigación, con duración estimada de dos o tres años y que se centran en zonas muy específicas de la ciencia. «Al final y si tienes mucha suerte, tus trabajos en colaboración con los de otra gente empiezan a dar una idea general de lo que está pasando y cómo se pueden buscar soluciones», comenta.

Como fin último destaca el que cree que debería ser una de las motivaciones principales para desarrollar esta actividad: la mejora de la calidad de vida de la gente. «Si somos capaces de saber cómo se lleva a cabo ese desequilibrio podríamos ser capaces de detectar que se está padeciendo muy al principio de la enfermedad», afirma el investigador. En esta línea explica cómo parte de la problemática de estas patologías es que tienen síntomas tan leves que no se diagnostican en exámenes médicos corrientes, son subclínicas. «Si se desarrollaran herramientas para un diagnóstico precoz efectivo se podría tratar mejor y supondría también un ahorro en el gasto de su tratamiento», asegura.

Ir a Top