Daily archive

mayo 19, 2019

El conocimiento en realidad aumentada de la ULL se expande al extranjero

Ingeniería y Arquitectura
Técnicas como la realidad virtual y la realidad aumentada se investigan en la ULL. Foto: L. Rodríguez

Jorge Martín, doctor en Ingeniería, lidera el grupo de investigación AtRAe. Este estudioso de realidad aumentada en la Universidad de La Laguna comenzó a trabajar en 2007 en tecnologías virtuales. Inicialmente, el grupo no estaba establecido, pero los miembros que en la actualidad lo conforman, empezaron a familiarizarse con las nuevas tecnologías sin necesidad de financiación. A medida que iban controlando este nuevo nacimiento y desarrollo, solicitaron subvenciones para avanzar, aportar e incorporarla de manera aplicada en los centros.

En ese año (2007), la imagen de la realidad aumentada no era estable, y mediante procesos informáticos se consiguió una más firme y realista. Desde el grupo fabricaron aplicaciones y materiales para los alumnos para que esta tecnología se conociera y funcionara. Además, diferentes profesores de otras áreas como Periodismo, Arqueología o Electricidad, entre otras, se interesaron por estos avances y empezaron a trabajar de manera conjunta. A raíz de esto, el grupo se formó en 2011.

Se habían logrado financiar algunos proyectos, pero la crisis afectó de lleno a la investigación. No se podían hacer cosas muy grandes, sino trabajos pequeños y adaptables a los profesores, ya que en estos planes es necesario contratar a personal investigador, informáticos y jóvenes doctorandos que puedan realizar su tesis. Esto complicó atraer y captar a gente que quisiera trabajar firmemente.

«Allí hay dinero y aquí nosotros tenemos el conocimiento»


Los trabajos que se realizaron en ese período de tiempo se publicaron y atrajo a la comunidad científica del extranjero. En el año 2015, una universidad de México se interesó y quiso trabajar con la institución lagunera. «Allí hay dinero y aquí nosotros tenemos el conocimiento. Desde ahí no trabajas en España, sino en el extranjero», dice Jorge Martín. También añade que»las convocatorias de financiación a nivel nacional destinan las subvenciones a grandes institutos de investigación que tienen prioridad, ya que, en ellos, sus empleados cobran de los trabajos que desde ahí puedan realizar. En cambio, los investigadores de la ULL no dependemos de ello para cobrar un sueldo».

«Nos hemos tenido que ir fuera. Estamos aquí, pero nuestro conocimiento y proyectos no, y es una lástima», declara el coordinador. Desde 2015, el grupo ha trabajado con tres universidades mexicanas: la Universidad Autónoma de Nuevo León, la Universidad de Monterrey y el Tecnológico de Monterrey. En este año saldrá el volumen máximo de publicaciones, ya que se han obtenido los mayores resultados y artículos. «Curiosamente, este año me han llamado también desde otra universidad extranjera en Perú. Allí querían abrir líneas de indagación, invitando a investigadores internacionales a ir durante una semana con el objetivo de captar profesores y doctorandos para motivarles a trabajar en esas líneas. Se han definido un total de tres trabajos que financiarán desde Perú, siendo nosotros, desde España, los coordinadores y asesores», apunta Martín.

Los videojuegos, la mejor arma


La realidad aumentada comenzó a desarrollarse en el año 2007, pero la virtual lleva más tiempo, concretamente desde principios del 2000. En ese entonces, la realidad virtual ya estaba desarrollada, pero se necesitaban muchos ordenadores con grandes capacidades de memoria que aún no existían. En la actualidad, ya se dispone de ellos, pues desde un simple smartphone se puede ejecutar. «Hemos descubierto que donde existe un mayor potencial es en la realidad virtual a través de los videojuegos, pues es la mejor manera de llegar a la sociedad actual», subraya el investigador. Esta se puede llevar a cabo en los teléfonos inteligentes, ordenadores y a través de unos cascos. En su mayoría, en el presente se están desarrollando videojuegos no para formato PC o formato teléfono móvil, sino para formato casco. El coordinador dice que, para finales de 2019, viviremos «el boom de los cascos». Y una vez que ya la sociedad conozca los mismos, se meterá esta realidad en el día a día: en espacios de trabajo, en educación, etcétera.

Su uso necesita menos recursos que otras técnicas. Uno de los ejemplos de esta aplicación es que una planta nuclear o en una central eléctrica se puede entrenar a futuros trabajadores a través de un casco que permita verlas en virtual y hacer una simulación para que estos aprendan, sin tener que trasladarse físicamente. Los proyectos que se han llevado a cabo en México han sido en empresas que tenían la necesidad de formar a sus empleados de una forma segura antes de que trabajaran en las fábricas.

Cuarta Revolución Industrial


Ahora mismo nos encontramos en la Industria 4.0, lo que se conoce como la Cuarta Revolución Industrial. Esta se basa en el wifi, el cloud (servicios en la nube), el big data (el conjunto de datos), el machine learning  (aprendizaje automático) y la inteligencia artificial. La idea es que en la actualidad, las máquinas puedan aprender por sí mismas, conectándose unas con otras a través del wifi. Hay una revolución en todas las empresas, sobre todo en las americanas, que se están transformando para quitar los cables y establecer la Industria 4.0, por lo que hay que formar al personal. Se necesitan procesos de realidad aumentada, a través de gafas con una cámara y un sensor con las que los operarios pueden identificar las necesidades de las fábricas mediante un interfaz. «Hemos cambiado interfaz físico por interfaz aumentado y hemos creado aplicaciones de realidad virtual para el entrenamiento en las manufacturas», afirma Jorge Martín.

En Perú se llevará a cabo un proyecto que desarrollará un programa en el que el interfaz de esta aplicación tiene que ver con el diseño y el dibujo, enfocado en ingenieros y arquitectos. Estos podrán importar un archivo 3D, como un edificio, a la escala que deseen (incluyendo la real). Además, en este menú se incorporan herramientas como pinceles o líneas para poder dibujar, perfeccionar y rediseñar. La idea concreta es introducir este entorno virtual en RA, asociadas y expuestas en un laboratorio de impresión 3D.

El siguiente plan se basará en sensibilizar en riesgos a la sociedad, ya que Perú contiene muchos volcanes que provocan terremotos y cauces de ríos en los que se hallan grandes poblados y en los que, cuando llueve, suceden tragedias como inundaciones. La propuesta de Jorge Martín se basa en un proyecto interactivo en el que, a base de una Kinect (un controlador de juego que mediante una interfaz natural de usuario reconoce gestos, comandos de voz y objetos e imágenes), la persona se pondrá delante de una pantalla con información y encima estará la Kinect. Con la mano se podrá interactuar con dicha pantalla y su menú a través del sensor. El programa debe ser atractivo para los menores, con contenido y juegos.

El tercer propósito serán videojuegos culturales y de realidad aumentada. Una de sus funciones será recrear la historia de la catedral de Arequipa, trabajando las dinámicas de juego y también a través de gestos con la Kinect. A estos proyectos se ha sumado un estudio para la inclusión, analizando estos softwares y técnicas con personas que tienen Síndrome de Down para conocer cuáles son los gestos más adecuados para que interactúen todas las personas. Existe el Touch Switch (interruptor táctil), los sensores del movimiento corporal, el Mid-Air (controladores inalámbricos) y el eye-tracker (gestos oculares que controlan el movimiento de la pupila).

RA en el periodismo, por Dolores Meneses


Dolores Meneses es otra de las exploradoras de esta tecnología, y como profesora en el Grado de Periodismo en la Universidad de La Laguna, supone grandes aplicaciones a esta rama, la cual está totalmente relacionada, pues los medios de comunicación deben estar a la orden del día en cuanto a los avances tecnológicos. En uno de sus artículos publicados junto con Jorge Martín, Realidad aumentada e innovación tecnológica en prensa. La experiencia de ver y escuchar un periódico impreso, se afirma que la RA en el periodismo impreso supone innovación y diversificación del canal de comunicación, siendo una contribución a la supervivencia de este y mejorando la experiencia receptora. Esta tecnología posibilita «añadir algo sobre lo que percibimos a simple vista, esto es, aumentar la visión normal de la realidad, combinando la realidad física y la virtual».

Su coste hace factible vincular contenidos periodísticos aumentados mediante RA a piezas periodísticas concretas. Además, involucra a todos los participantes del proceso comunicativo y requiere la profesionalización y modernización de estos, hasta la dominación de dichos procedimientos. También involucra al lector, reajustando sus rutinas habituales frente al medio impreso.

Esta publicación de 2012 coincide con las afirmaciones de otra de 2016: Medios de comunicación. Impresos y realidad aumentada, una asociación con futuro. En esta se demuestra de manera cuantitativa los tributos de la RA en los medios, informando sobre los primeros diarios y revistas que la han ido incorporando. Se evidencia la necesidad de renovar el atractivo de los periódicos para que, de esta manera, calen de una mejor manera en la sociedad. Asimismo, se realizaron encuestas y exploraciones en grupos de jóvenes futuros periodistas para identificar cómo recibían estos este tipo de tecnología desde una perspectiva periodista y también lectora. Los resultados fueron que ven dichas aplicaciones como «una nueva forma de estar informados y de hacer periodismo».

«Buscar vías de renovación e innovación en periodismo impreso»


En otro de sus artículos, Audiovisualización del papel. Usos del código qr para innovar en la industria periodística impresa, relata las ventajas que supone el código de respuesta rápida (QR) en la publicidad y el marketing, uniendo el papel y lo audiovisual, totalmente instalado ya en estas áreas. Pero todavía en proceso de desarrollo y aplicación continua en el periodismo impreso. Se analiza el aprovechamiento periodístico de esta tecnología y sus atractivos beneficios: pueden ser descodificados directamente por el lector; codifican texto, imágenes, sonidos u otras informaciones; apenas se equivoca y por último,  son baratos y fáciles de crear, teniendo mayor vida útil que los tradicionales plegados o cortes.

Miguel Hernández, un musicólogo que enfoca su carrera hacia el periodismo musical, entrevistó a la profesora para su blog Información real, realidad aumentada.  La periodista, a la pregunta «¿Qué te llevó a interesarte por la realidad aumentada?», responde: «Buscar vías de renovación e innovación en periodismo impreso, quizá el más castigado por la crisis económica, a pesar de ser de los más reputados». Y empuja a aprovechar el potencial comunicativo de esta tecnología en todas las variables del periodismo.

Izaskun Legarza y el motor del cambio feminista en Librería de Mujeres

Cultura / Ocio
Izaskun Legarza fusiona feminismo y literatura en su Librería de Mujeres. Foto: C. Fernández

«Las libreras son guerreras» es el lema que protagoniza el cartel que da la bienvenida a la Librería de Mujeres de Santa Cruz de Tenerife. Fue fundada hace seis años por Izaskun Legarza, definida a sí misma como «una señora gordita, de pelo blanquecino» que estudió Geografía e Historia en la ULL e impartió clases durante veinte años. El paso determinante para fundar la librería fue la renuncia como docente debido a los cambios de leyes y la burocracia. Así, emprendió su propio proyecto con el objetivo de visibilizar la creación literaria de las mujeres. No quedándose ahí, incluye literatura infantil coeducativa y sobre otros movimientos como el LGTBI.

Recuerda, hace cincuenta años, librerías quemadas en La Laguna. Recuerda a su madre trayendo libros con el título escondido. Recuerda la censura que vivió la literatura a manos del fascismo. Recuerda preguntarse, ya en el ambiente laboral, por qué recibía comentarios respecto a su físico. Recuerda la necesidad de abastecerse de teorías que le permitieran entender el porqué de esta situación. Recuerda, con esto, adentrarse en el feminismo y unir estos dos grandes factores de su vida en la Librería de Mujeres.

La valentía del cambio


Lo define como un proyecto reivindicativo, creyendo la librería el mejor sitio para llevarlo a cabo, pues precisa que le parecen lugares mágicos. Desde una temprana edad, la literatura fue algo imprescindible para Legarza, pues le permitió adentrarse en otras vidas, países, costumbres y empatizar con situaciones que no podría haber vivido. Remata la relevancia de forma taxativa: «Se puede vivir sin leer, pero yo no concibo la vida sin esto. Es lo único que me permite descansar».

Presenta como obstáculo general para la evolución de su librería ser autónoma, debido al descuido de los gobiernos con respecto a estas empresas. Denuncia la suma de impuestos que tiene que pagar independientemente del beneficio que obtenga mensualmente. No obstante, no se le pasa por alto la complejidad que supone la manutención de las librerías teniendo en cuenta que Canarias está en penúltimo lugar en el porcentaje de habitantes lectores en España.

Asimismo, la librera denuncia la visible brecha en cuanto a Literatura entre hombres y mujeres en España, aclarando que esto lo determina el sistema y el llamado canon literario. Aunque los lectores tiendan a no hacer distinción entre quién escribe sino en la calidad, evidencia que este precepto viene consolidado desde hace siglos, particularmente, desde el siglo XIX. Este estereotipo está delimitado por una óptica masculina, explica, establecida por los varones.

Prosigue afirmando que la consecuencia de todo esto es que la mujer quede al margen en otras variables. Un ejemplo de esto es que las que presentan cierto prestigio, como la escritora Marta Sanz, sientan esta brecha en cuanto a premios se refiere o eventos a los que son invitadas.

El arte como muestra de la parcialidad


También es muy frecuente, esclarece, que se convoque a autoras para hablar de otras, como en debates o mesas. Si hay un tema relacionado con el feminismo se tiende a llamar a mujeres. Sin embargo, si es un tema más general es muy fácil que no haya ninguna. Parafrasea a Virginia Woolf, reconocida escritora y feminista, estableciendo que cuanto más creativo y abstracto es un trabajo o arte mayor es la brecha. Si en la literatura existe, en la música y pintura es abismal.

Con veinte años de experiencia como docente, Legarza no duda en afirmar que la educación es la base de todas las sociedades. No solo la reglamentaria, sino la familiar y la de la influencia de la sociedad en general.

Al hilo de esto, señala el avance que observa en los centros educativos y lo achaca al incremento de personas que son conscientes de las injusticias sociales, por lo que tratan de inculcar el respeto en todos sus ámbitos: «En las manifestaciones veo tanto a pensionistas como a jóvenes preocupados por la autocrítica, y en darse cuenta la medida en la que actúan de una forma machista. Antes, si se hacía esto se corría el riesgo de tener que exiliarse. El avance es esperanzador».

Georgina convierte el Búho Club en su ‘habitación’ con su nuevo disco

Música
Georgina presenta su nuevo disco en Tenerife. Foto: Roberto Lomba

Georgina inundó la sala Búho Club La Laguna anoche, sábado 18 de mayo, con toda su energía y buena vibra. La artista y compositora venezolana presentó su reciente trabajo discográfico Bienvenido a mi habitación. Está compuesto por 13 canciones, recoge seis de sus grandes éxitos y siete temas inéditos. Las nuevas versiones vienen acompañadas de artistas, como Vanesa Martín y Pablo López. La cantante hizo vibrar el lugar con su cercana personalidad. 

El local fue llenándose, algo un poco fuera de pronóstico al compartir noche con Eurovisión. Las camareras iban de un lado a otro atendiendo a la gente. Caña aquí, copa allá. Empezaba a crearse esa atmósfera propia de concierto. Desde personas nostálgicas, cuyos MP4 reproducían a Georgina por ahí de 2010, hasta aquellos oyentes que ya la conocían desde sus inicios en Venezuela.

Tori Ferrer, telonera de la principal, se presentó de forma vivaracha y abrió la noche con tres temas propios. Canciones salidas del corazón de esta joven cantautora para disfrutar, reflexionar… Un grito a los cuatro vientos, como canta en su composición Cero.

Al aparecer Georgina en el escenario, el público la recibió en vítores y aplausos. El Búho sintió el calor de la sala al acompañarla en el estribillo de Bienvenido a mi habitación, canción de presentación. El evento destacó por la sinergia del pasado y el presente de la cantante, un recorrido por todos estos años de carrera. Los asistentes la abrazaron cantando a coro cada uno de sus temas. Una noche preciosa en la que se vivió y se demostró que la artista ha dejado huella dentro de los corazones de los presentes.

Un concierto para no olvidar


La compositora narra mil y una historias y anécdotas con todas sus melodías. Una crítica al amor que se ve en las redes sociales en contraposición al querer de “estar con tu chico o chica aunque le huela el aliento o tenga mal humor por las mañanas” con Menamore, un relato de despecho que dio nacimiento a una ranchera; ese momento en el que nos venimos arriba y luego nos damos cuenta de que nos hemos pasado con Vértigo, la aventura de su madre viniendo a vivir al extranjero, María con alma de exploradora y sin miedo… y así con cada una de sus letras que están grabadas a fuego en los oyentes.

En la sala parecía haber muchos corazones rotos cantando con fuerza Con solo una mirada y clamando a gritos la estrofa “te vi en aquel lugar tratando de besar a la que con quien hoy si quieres te puedes quedar”. La cantautora agradeció la pasión de todos cantando a lo largo de toda la función y comentó lo graciosas que eran sus caras de intensidad. Un ambiente lleno de feed back por ambas partes. Pues, allí no se diferenciaba el nivel del escenario, Georgina era una más, una amiga a nuestro lado cantando.

Como canta en Bésame, hay besos que no se olvidan, y en este caso, esta noche es para no olvidar. Al terminar la estrofa final: “Bésame en este momento, justo cuando acabe de cantar”, el responsable de sonido le dio un beso y se vio la complicidad y la simpatía que Georgina transmite en el trabajo, en sus conciertos… Es una persona repleta de vida y amor, que logra contagiar con sus acordes y sonrisa.  

«Desde aquí el ángulo es muy guay porque se ven todas las caritas. He sentido magia gracias a ustedes», expresó la artista. Y dio paso a los agradecimientos para cerrar con Supermujer, adjetivo con el que se puede caracterizar sin problemas tras todos los mensajes dados y esa actitud fuerte ante las situaciones que van apareciendo. Tras un poco del típico paripé de pedir un bis, cantó uno de sus nuevos temas, Después de tu adiós, y con ello, anunció su posible vuelta en otoño.

Los videojuegos ya no son cosa de niños

Videojuegos
Los deportes electrónicos cada vez más en auge. Foto: PULL

En un mundo tan competitivo, ser el mejor se ha convertido en un objetivo fundamental para muchas personas. Precisamente de este deseo humano de competir nacen los videojuegos, donde solo la estrategia y la capacidad de concentración del jugador pueden llevarle a la victoria. En los años 80 se comenzaron a organizar los primeros torneos de esta disciplina, que disfrutaron de una gran participación. Actualmente, casi cuatro décadas más tarde, la popularidad de estas competiciones ha traspasado fronteras, e incluso constituyen los eventos con mayor audiencia a nivel mundial.

Desde su aparición, los deportes electrónicos han creado cierta polémica entre el público, pues no todos entran dentro de este rango. De hecho, entre los millones de juegos que existen, apenas una decena cumple las condiciones necesarias para ser considerados eSports. Ante este debate, el gobierno de Estados Unidos ha manifestado su postura reconociendo a los jugadores profesionales de videojuegos como atletas, e incluso el Comité Olímpico Coreano les ha hecho un hueco en las Olimpiadas.

Al contrario de lo que se cree, el esfuerzo físico no es el principal requisito para que una actividad sea considerada un deporte. Tal y como vemos en el ajedrez, se tienen en cuenta muchos otros aspectos para su denominación. Por ejemplo, debe existir un enfrentamiento directo en igualdad de condiciones, además de que se debe promover el afán de superación entre los participantes. En ocasiones, el factor mental es lo que marca la diferencia, como es el caso de los eSports, pero sus participantes no deben olvidarse de su salud física. «Nuestro estado físico es fundamental. Si quiero ser el mejor debo tener siempre presente mi cuerpo y llevar una dieta saludable, como haría cualquier deportista», afirma Alberto Tenorio miembro del equipo Firevoid.

«Los ‘eSports’ son tan exigentes como el resto de deportes»


Numerosos estudios, como el realizado por la Universidad Alemana del Deporte, señalan que los gamers presentan un desgaste físico similar al de los atletas olímpicos tradicionales. Las largas jornadas de los torneos generan en los participantes niveles de estrés similares a lo que vemos en las carreras de alta velocidad en el mundo del motor. Para prepararse mental y físicamente cuentan con una compleja infraestructura de analistas, entrenadores y psicólogos, que trabajan en perfecta sincronía con el jugador para alcanzar los mejores resultados en cada partida.

El trabajo psicológico y control de las emociones es un aspecto fundamental a la hora de competir y evitar el estado de tilt en los atletas. Esta condición es fruto de la ansiedad y la frustración que los malos resultados provocan en los participantes, y que puede llegar a generar una sensación de bloqueo. Sin embargo, el psicólogo deportivo Javier Elá achaca un uso excesivo de este término: «Esta sociedad sufre de tiltmanía, cuando en realidad nos encontramos ante una clara falta de trabajo, o simplemente una excusa por una mala ejecución».

Otro de los aspectos a tener en cuenta para obtener la denominación de deporte es la popularidad y cobertura mediática que posea la actividad en cuestión. A pesar de que los eSports apenas gozaban de representación en la prensa tradicional, en la actualidad con la aparición de internet, estos han revolucionado los medios. Gracias a su difusión a través de las redes, cada vez son más las personas que siguen y disfrutan de la tensión de estas competiciones. De hecho, estas se han convertido en una parte fundamental de la vida de miles de personas.

A pesar de todo esto, alrededor de esta disciplina electrónica siguen existiendo muchos estereotipos y prejuicios que no favorecen en nada al disciplina. Por ejemplo, aún se relaciona a los jugadores con conductas antisociales, pese a que numerosos estudios como el realizado por Newzoo, lo han desmentido. No obstante, este fenómeno mundial no ha hecho más que revolucionar la manera de entender el deporte, y la fama de sus competidores se compara con la de los mayores deportistas tradicionales. Como es el caso de Nadeshot, profesional del Call of Duty, que cuenta con más seguidores en las redes sociales que Jorge Lorenzo o Alberto Contador.

Canarias y su magnífica astronomía

Videomóvil

Los cielos de Canarias son poseedores de una transparencia y un número de horas útil de observación que lo convierten en uno de los mapas naturales de mayor calidad. Esto se debe a numerosos factores. Por un lado, su posición, ya que las Islas se encuentran cerca del Ecuador, lo que permite la observación del Hemisferio Norte. Por otro lado, la altitud del Archipiélago sobre el nivel del mar permite una observación clara y nítida del universo. Por eso, Canarias es merecedora de distintos certificados Starlight que ofrece la Fundación Starlight para acreditar a los lugares que poseen una «excelente calidad de cielo y que representan un ejemplo de protección y conservación».

Condenados a desaparecer

Deportes
Algunos luchadores del equipo y su monitoria IItahisa García. Foto: N. Alberto

La lucha canaria es un deporte tradicional convertido en símbolo de identidad de nuestra tierra desde hace más de 500 años. La singularidad de esta ha hecho que traspase barreras y se perpetúe generación tras generación. La Universidad de La Laguna cuenta, en su oferta deportiva, con un equipo federado que está atravesando un grave problema: la invisibilidad. Entre 14 y 20 personas se inscriben en esta actividad a lo largo del año académico. Sin embargo, son demasiados los esfuerzos que tienen que hacer sus miembros para sacar el equipo adelante.

Univlag, nombre que recibe el club universitario en la competición, está este año en una Segunda División muy complicada en la que aún no han sumado victorias. Para este equipo, escalar en los puestos de la tabla es muy complicado puesto que se depende casi exclusivamente de cómo la Federación decida plantear la temporada. En suma, también cuentan con la dificultad añadida que supone enfrentar a luchadores destacados con luchadores que pueden no tener siquiera experiencia.

Una modesta ayuda que no llega a cubrir necesidades básicas


Una competición federada supone asumir una serie de gastos obligatorios que no se pueden solventar de cualquier forma. Si bien es cierto que la Universidad proporciona ayuda a este equipo, al igual que a otros de su oferta deportiva, los miembros de este club echan en falta que se corresponde con la realidad y con lo que el equipo necesita. Univlag es un club atípico en el que suceden cosas no vistos en otros. Aquí el monitor, proporcionado por la Universidad, no cobra y mucho menos sus luchadores ya que esto está considerado una actividad.

El porcentaje de dinero que la Institución destina a este deporte no son suficientes ni siquiera para sufragar los gastos de la competición lo que supone directamente que se tenga que buscar otro método de financiación que, en la mayoría de los casos, es el bolsillo de los luchadores. El arbitraje por luchada ronda los cien euros, las fichas de los jugadores oscilan entre los 100 y 120 euros y el mantenimiento del terreno de competición también conlleva una serie de gastos. En total, y a gran escala, podemos estar hablando de una cifra que sobrepasa los cuatro mil euros. Ese es el precio que cuesta mantener vivo un deporte autóctono en el ámbito universitario.

Luchadores durante un entrenamiento. Foto: N. Alberto

Cuestión de visibilidad


La actividad que se realiza los lunes y los miércoles en el Terreno de Lucha de la Verdellada «Angelito Zapatero» no siempre han sido aquí. Los jugadores reclaman que pertenecen a la Universidad y que les gustaría beneficiarse también de sus instalaciones y servicios y no estar tan alejados de la vida universitaria porque eso no les beneficia en absoluto.

Entrenar en las instalaciones del Servicio de Deportes haría más visible al equipo dentro de la ULL. Haría que personas que pasaran por allí se pararan a fijarse y quizás a preguntar. Muchos luchadores, incluso federados en otras islas, podrían sumarse al proyecto así como gente de Erasmus que quiera practicar un deporte autóctono. Ahora mismo, la situación es crítica. El equipo sobrevive con los veteranos porque no consiguen captar a gente nueva, la reducción de horarios y que prácticamente no puedan entrenar disminuye las ganas y el compromiso. Además, las necesidades sin cubrir van en aumento. Necesitan un tatami nuevo, sin embargo el presupuesto es muy elevado.

El nuevo módulo, donde se supone que iban a entrenar lleva cerrado todo este año. Llevan solicitando sin éxito que se cambien cinco focos del Pabellón Central muchos meses ya que la falta de luz ha sido motivo de queja del arbitraje y entrenar en el Pabellón Verde resulta  inviable por las goteras que produce el estado crítico del techo. Sin embargo, las peticiones no son atendidas y mucho menos resueltas.

En cuestiones de competiciones y eventos, el equipo también se siente en desventaja puesto que, sin contar con el Campeonato Universitario de Lucha Canaria que tuvo lugar ayer, 17 de Mayo, en el pabellón deportivo de la ULPGC, la ULL no realiza ninguna actividad promocional de este deporte, pese a ser de los pocos en competiciones federadas.

Los luchadores sienten que son los únicos que creen en este deporte y este equipo puesto que para los de arriba se considera una actividad deportiva más. Desde el club se abren las puertas a todo aquel que quiera aprender y quiera disfrutar de este deporte sumándose a la lucha por mantenerlo vivo y demostrar que se practica.

La lucha canaria no quiere morir


Los valores que se transmiten en este deporte son únicos y la falta de difusión y de ayuda hace que cada vez sean menos las personas que quieren sumarse al proyecto. Los veteranos son las piezas claves de este puzzle. Personas que ya ni siquiera tienen relación con el mundo estudiantil y que siguen apostando por este club. Aún pudiendo recurrir a otros con mejores condiciones son muchos los que deciden quedarse en la ULL para formar parte de lo que ellos consideran una segunda familia. «Duele que no te cuiden», comentaba el secretario, y por eso deciden cuidarse entre ellos.  Los sentimientos que transmiten los veteranos hacen que el equipo se mantenga incluso en las horas más bajas.

Sin embargo, hacer frente a la incertidumbre no es tarea fácil y es que desde el club son conscientes de que el abandono de los veteranos puede suponer una reacción en cadena que acabe por reducir el equipo, sino desaparecerlo. Son plenamente conscientes del riesgo que corren temporada tras temporada o cuando se inscriben menos personas en la actividad y es que, como el deporte desaparezca del marco universitario, recuperarlo va a ser prácticamente imposible.

La solución que plantean los luchadores parece sencilla: más visibilidad, transparencia y cuidado. Reclaman a la Institución que se apueste por la lucha canaria en la ULL para llegar a más jóvenes sobre todo de distintos lugares y así, poder transmites los valores de este deporte que sigue vivo y que solamente necesita un poco de difusión.

«Mis primeros contactos con el cine tuvieron relación con la música»

Cultura / Ocio
Miguel González Hathiramani, productor audiovisual. Foto: T. Alonso

Miguel González Hathiramani es un joven tinerfeño que produce y dirige proyectos audiovisuales propios. Actualmente, estudia Cine en una escuela prestigiosa de Inglaterra, la Manchester Film School. Gracias a su perseverancia obtuvo matrícula de honor en Producción de Cine y Televisión por la Universidad de Artes de Londres. Aparte, también es presentador de galas y eventos, cantante y un personaje público con más de ocho mil seguidores en sus redes sociales.

Con apenas quince años empezó conduciendo un show de magia llamado Tú también vales. Vicente Rey, el director del programa, vio en él a un presentador en potencia y le cedió la presentación de la gala final del concurso. Al año siguiente, Rey le transfirió todo el peso de esa edición del certamen entero y poco a poco se fue adentrando en el mundo del espectáculo. »Mis primeros contactos con el séptimo arte tuvieron relación con la música, y descubrí el cine haciendo mis videoclips autoproducidos», comenta el productor.

Al acabar sus estudios de secundaria obligatoria, decidió realizar el bachillerato college, uno específico de Inglaterra con asignaturas concretas de cine. Al ser una persona extranjera tuvo que acudir a un centro donde se le impartían clases en inglés, para obtener el título de ese idioma. Sin embargo, el joven no quiso cursar matemáticas «porque ya las tenía aprobadas de la E.S.O. que es obligatoria en España». Para su marcha se dieron varios factores: »Fue un poco una alineación de planetas en el sentido de que la decisión no la tomé yo solo». Su familia también quería un cambio y decidieron embarcarse hacia una nueva vida. Se siente agradecido con ellos por haberse ido con él ya que no sabe si hubiera hecho ese viaje en solitario.

«Me enamoré de la sensación de ir cada fin de semana con mis amigos al cine»


Desde pequeño sabía que deseaba dedicarse a una profesión relacionada con el arte. Hathiramani confiesa que »de mayor quería ser tantas cosas…». Cuando encontró el cine, le conquistaron las emociones que provoca el momento de convivencia con los amigos, el hecho de estar juntos y que un film sea capaz de despertar diferentes emociones, como llorar o reír y luego irse a comer en grupo. Después se topó con el cine en profundidad, más técnico y fue entonces cuando se lanzó a por ello.

La influencia que causa en el resto de la gente es positiva y muchas personas que le siguen por redes sociales le preguntan inquietudes personales o académicas. Aunque no se considera un influencer, le hace feliz el poder ayudar a su público. No obstante, confiesa que disfruta con la fama, y que si no fuera así, se dedicaría a otro oficio. »Me encanta ir por la calle y que la gente me salude, y nos damos un abrazo y somos amigos», asegura Hathiramani. Vive esta experiencia plenamente porque sus seguidores son personas sin las cuales su proyecto y lo que hace «no tendrían sentido».

«Hay que despertar y empezar a sentir todo lo que nos rodea»


La inspiración para crear sus cortometrajes está basada en acontecimientos que le ocurren en su vida cotidiana. Asimismo, las historias que engendra se entrelazan con los sucesos que les suceden a sus amistades, con su propia visión del mundo. Lo que intenta el autor es mostrar una filosofía para que sepamos apreciar y gozar los momentos mágicos que nos regalan durante nuestra existencia, que dejemos de estar dormidos y abramos los ojos un poco más.

La tierra que le vio nacer es la misma que usa de fondo para sus obras porque es maravillosa. El joven cineasta afirma que »Canarias tiene un ambiente espectacular y la isla de Tenerife más en concreto posee una energía maravillosa, inexplicable». Además, su equipo de trabajo, con el que lleva ya tres años, reside en las Islas. No puede buscarse personal nuevo porque esas personas son parte de su familia y cuando se realiza un nuevo proyecto, es de todos ellos, no solo de Miguel Hathiramani.

El tiempo que emplean en rodar los cortos suele rondar entre cuatro y seis días intensivos e intentan dejar libre el fin de semana para descansar. Todo depende del guion. Por ejemplo, el rodaje del último trabajo les llevó seis días, incluidos los de descanso, porque tenía localizaciones por toda la Isla y era muy grande. En la mayoría de los casos, se intentan distribuir entre todos los miembros, jugando un poco con la disponibilidad de cada uno. Lo que pretende conseguir es el bienestar de sus empleados.

«Es muy bonita la idea de no estar en un sitio fijo»


Su nuevo corto lleva por título Como perdí al amor de mi vida. Trata sobre apartar la racionalidad y la lógica de las cosas y comenzar a pensar con el alma. El propósito es «hacer ver que no siempre se le debe buscar explicación o sentido a determinados elementos o situaciones, sino, por el contrario, realizar acciones que nacen de dentro». La posproducción ya ha comenzado porque el rodaje tuvo lugar antes de la Semana Santa. Se estrenará primero en Inglaterra a comienzos del verano, en junio. Luego, en el mes de agosto, se proyectará en Tenerife y existe la posibilidad de llevarlo a Madrid.

En un futuro, el artista espera verse en cualquier parte del mundo, ya que esa idea le parece bonita. Cuando termine los estudios en la academia tiene pensado quedarse en Londres un tiempo o emigrar a los Estados Unidos porque allí está la industria cinematográfica más grande del mundo. »No estaré en un sitio fijo, sino viajando todo el rato haciendo cine, películas y emocionando a la gente», manifiesta el productor.

¿Por qué me gusta Billie Eilish?

Opinión

¿Y por qué no? Hace un par de días que oí When we all fall asleep, where do we go, el último trabajo de la cantante estadounidense Billie Eilish, casi un mes más tarde de su fecha de salida. Mi percepción de esta artista ha ido variando con el tiempo. Al principio me llamó mucho la atención con un EP cortito y que planteaba cosas bastante interesantes. Todo iba bien hasta que sin previo aviso alcanzó una popularidad sin precedente, poniéndose en boca de todo hijo de vecino. Ahí es cuando empieza mi problema normalmente.

No es que me las quiera dar de intelectual; creo que el pop es uno de los géneros más importantes para que la música prospere, pero sí que tiene varias cosas que me molestan. Me gusta ser el autor de mis propios descubrimientos, siento satisfacción cuando descubro algo poco conocido y cuando pasa lo contrario y es la sociedad quien me impone a un nuevo ídolo, suelo cerrarme en banda. Mi otra gran molestia es el fanatismo, ya que cada dos o tres años sale el nuevo mejor cantante de la historia. Esto me repele desde el momento en el que tiene una horda de hooligans detrás vitoreando cada gesto que le regala a su audiencia. Pero aun así el disco me gustó, bastante. Esto mismo me pasó con El mal querer de Rosalía o 1016 de Alfred García. Estos tres discos me encantan, pero me resultó muy difícil el acto de querer escucharlos.

Creo que esto tiene que ver más bien poco con la música. Una de las bandas que más me gustan en el panorama del rock español es Carolina Durante, pero su álbum debut me dejó muy frío. Esto me sorprendió también, ya que es una banda con mucha aceptación entre personas que para mi tienen buen criterio musical. Pero la realidad es que a día de hoy no puedo con el disco de este grupo y no paro de escuchar el de Billie Eilish. ¿Por qué?

La dictadura de lo que es bueno y lo que no


Creo que como individuos estamos bombardeados con todo tipo de información de forma constante: qué debemos pensar de esta persona, por qué este es malo y este otro es bueno, etc. La realidad que vivimos está intervenida por jueces morales que nos dictan lo que está bien pensar y los gustos que son homologádamente correctos. Ese es mi problema con Billie Eilish, que su obra está bañada en una adulación popular que me echa para atrás, me cuesta horrores sumergirme en su obra por interés personal cuando todo el mundo le baila el agua.

Me cuesta creerme a los principales políticos y a los grandes influencers por eso mismo, siento que están prediseñados para que me agraden sus palabras. Supongo que serán cosas mías; aunque quiero pensar que no, pero me gusta que la cultura que consumo (y si, la política también es un fenómeno cultural) sea un poco difícil de digerir. No quiero que nadie me avasalle recomendándome que debo escuchar o qué ideología casa con mi forma de pensar.

Supongo que también, según vaya madurando, aprenderé a separar una obra concreta de la opinión que tenga la sociedad de ella, sea en el campo que sea. Mientras tanto me centraré en tirar mis propias barreras musicales y ser menos prejuicioso con Billie Eilish y compañía.

 

La ULPGC derrota a la ULL en el Campeonato Universitario de fútbol 11

Deportes

La final del Campeonato Universitario de Canarias de fútbol 11 se disputó el jueves 16 de mayo en el polideportivo de la universidad grancanaria. El partido enfrentó a los vencedores del Trofeo Rector de la ULPGC y la ULL. El conjunto local se impuso por 4 tantos a 2 en un emocionante encuentro que se decidió por detalles. Los tinerfeños gozaron de gran cantidad de ocasiones, pero pagaron caro la falta de gol. Fran, por parte de los amarillos, y Arturo, por los visitantes, acabaron el choque antes de tiempo tras ser expulsados.

El encuentro comenzó con mucho balón en largo por parte de ambos conjuntos, ya que nadie quería regalar goles en los primeros compases del choque. Con el paso de los minutos, los jugadores de más calidad de las dos universidades se fueron haciendo notar y gracias a eso, se produjeron las primeras ocasiones.

Después de varios intentos de los grancanarios desde la frontal del área, llegó la oportunidad más clara de los visitantes: un disparo dentro del área de Dani que desbarató el guardameta local. La ULPGC reaccionó y no perdonó en su siguiente llegada. Rodri (en dudosa posición) puso el pase de la muerte para que Pablo marcara a placer el primer tanto del choque. Con este marcador se llegó al descanso.

 Un segundo tiempo de lo más entretenido


Tras la reanudación, la ULL dió un paso al frente y empezó a presionar en campo rival la salida de balón de sus contrarios. Fruto de esta táctica, se produjo un error en la defensa amarilla que permitió a Djaban plantarse sólo ante el portero. El delantero disparó excesivamente cruzado y la pelota se marchó por muy poco fuera. A raíz de esto, los jugadores de la ULPGC decidieron replegarse y esperar a su rival en campo propio hasta disponer de una contra que les diera la victoria.

Después de llegadas de Arturo, Héctor y Facu por parte visitante, una pérdida en 3/4 de campo propició el segundo gol local, obra de Brandon. Casi sin tiempo para la celebración, Arturo de cabeza lograba colocar el 2-1 en el electrónico y dar esperanza a los suyos. Aunque de poco serviría ya a los 10 min, la ULPG volvería a ampliar su ventaja por mediación de Isma en un perfecto contragolpe.

Avanzados ya en la segunda parte, se produjo de una de las jugadas claves del partido. El árbitro decidía expulsar a un jugador local a falta de 15 min para la conclusión y a renglón seguido, recortaría distancias Dani para la ULL. Los laguneros al verse con un hombre más en el terreno de juego, se volcaron hacia la meta rival en busca del ansiado empate a 3. El conjunto morado dispuso de varias oportunidades para lograrlo pero el portero rival se erigió en el salvador de su equipo con varias tapadas milagrosas. Al final y con todos arriba, la ULPGC consiguió sentenciar el juego con el 4 tanto, obra de Suso en un buen contraataque. Una vez dentro de las mallas el balón, el árbitro decretó el pitido final.

Ficha técnica


ULPGC (4): Suso (1), Pablo (1), Brandon (1) e Isma (1)

ULL (2): Dani (1) y Arturo (1)

Ir a Top