Daily archive

abril 25, 2019

La musicoterapia, el primer método curativo de la historia

Música

Tras la expedición en busca del Vellocino de Oro, el dios de la música Orfeo volvió a Tracia, Grecia. Allí conoció a la ninfa Eurídice, de quien se enamoró y se casó. Durante la ceremonia, mientras la ninfa trataba de escapar del rapto de Aristeo, el hijo de Apolo, una serpiente le mordió el talón y le provocó la muerte. Orfeo, desolado por la pérdida de su amada, bajó a los infiernos para implorar el retorno de su esposa. Sus melodías y cánticos, acompañados de la lira, conmovieron a Hades y Perséfone, quienes cedieron a las peticiones del músico. La única condición era que, durante el trayecto al mundo de los mortales, no podía mirar a Eurídice, que caminaba tras él. El cantante no pudo contener las ansias y, casi llegando al final, se giró para ver a la ninfa, quien se convirtió en polvo ante sus ojos.

Al realizar un recorrido desde las culturas semitas e indoeuropeas, pasando por la hindú, la egipcia y la griega, hasta la aparición de los romanos y la religión cristiana, encontramos un punto en común: todas se han nutrido de los sonidos místicos y las leyendas que revelan la importancia de la música en las primeras expresiones de comunicación y en múltiples ámbitos como la magia, la religión, la filosofía y la ciencia para dar sentido a nuestra existencia y lo que nos rodea.

Una de las manifestaciones más claras son las pinturas rupestres o los mitos, como este de Orfeo y Eurídice, que proliferaron en los períodos posteriores hasta la actualidad, sufriendo algunos cambios por el afán de establecer un enfoque racionalista y científico a raíz de la teoría musical.

Desde las etapas más primitivas, “las canciones se asocian a diversos ritos para los momentos más importantes de la vida”


Desde las etapas más primitivas, “las canciones se asocian a diversos ritos para los momentos más importantes de la vida: la caza, los ritos funerarios, los nacimientos, las cosechas, las celebraciones nupciales, para la curación…”, explica José Ignacio Palacios Sanz, doctor en Historia del arte, licenciado en Geografía e Historia y docente de Órgano, Musicología, Música sacra y Pedagogía musical, en su artículo El concepto de la musicoterapia a través de la historia, publicado en 2004. Asimismo, según Palacios: “El repertorio de tradición oral nos ofrece la posibilidad de encontrarnos con una veintena de enfermedades y un número elevado de ejemplos de canciones de medicina preventiva y curativa”.

El historiador y musicólogo expone como ejemplo el tarantismo del siglo XVIII, que se dio en Italia, Francia y España: una enfermedad contagiada por la mordedura de la araña taranta que provoca efectos similares a la epilepsia. “La obra más importante sobre este tema es la de Francisco Xavier Cid, el Tarantismo observado en España de 1787, que recoge 35 historias”, apunta José Ignacio. Tal y como explica en el artículo, “en todos los casos los cuadros clínicos fueron los mismos y se combinaron los tratamientos convencionales de sangrías y aplicación de productos naturales con música de diferentes tarantelas (unas danzas purificadoras) tocadas con guitarra. La reacción provocaba en el enfermo efectos secundarios: movimientos acompasados con la música, vómitos, sudor y frío”.

“En Estados Unidos, antes de la I Guerra Mundial, se conocen casos aislados del empleo de la música en hospitales. Con la aparición del fonógrafo se amplió su uso para eliminar las tensiones antes de entrar el paciente en el quirófano, siendo Eva Vescelius la pionera en la primera década del siglo. Entre otros nombre relevantes, también cabe citar a Isa Maud Islen, que utilizó estas terapias con soldados afectados con neurosis”, añade el profesor.

La primera obra sobre musicoterapia


Pero la primera obra que habla de la música como método curativo en España, según Palacios Sanz, data de 1744 y fue escrita por el monje cisterciense Antonio José Rodríguez, a la que denominó como Palestra crítico-médica. A raíz de ahí, médicos como Rafael Rodríguez Méndez o Francisco Vidal y Careta preconizaron su uso como tratamiento terapéutico, sobre todo a mitad del siglo XIX.

Así se comenzó a consolidar lo que hoy conocemos como la musicoterapia, un tratamiento definido por la Asociación Americana de Musicoterapia de Estados Unidos (American Music Therapy Association) como “el uso clínico basado en la evidencia de intervenciones musicales para lograr objetivos individualizados dentro de una relación terapéutica”. En España existen, a día de hoy, alrededor de una veintena de entidades de esta disciplina, una o dos por cada comunidad autónoma, recogidas por la Federación Española de Asociaciones de Musicoterapia (FEAMT). En el Archipiélago se registran dos principales: ASCATEC (Asociación Canaria de Terapias Creativas) en Tenerife y AEMUCAN (Asociación para la Evolución de la Musicoterapia en Canarias) en Gran Canaria.

ASCATEC es una ONG que se fundó en 2008 por Francisco Rodríguez Pulido, psiquiatra y catedrático de la Universidad de La Laguna, con el fin de favorecer la recuperación y la visibilización de personas con trastorno mental grave (TMG) en Canarias a través del arteterapia y el dramaterapia. Dos áreas de la que subyacen diversas ramas como el teatroterapia, la danza terapia, la biblioterapia o la musicoterapia.

Gracias a la subvención del Instituto Insular de Atención Social y Sociosanitaria (IASS), los pacientes, derivados desde la red Sanitaria Pública por medio del Equipo Asertivo Comunitario (ECA), Unidades de Salud Mental Comunitaria (USMC) y Centros de Rehabilitación Psicosocial (CRPS), pueden disfrutar de estas actividades terapéuticas con carácter gratuito.

Para Loly Hernández Alonso, pianista licenciada en el Conservatorio Profesional de Música de Santa Cruz de Tenerife, estudiante de psicología por la UNED y musicoterapeuta de la asociación ASCATEC desde hace tres años, “es una disciplina en el que se aprovechan todos los componentes de la música que conocemos como el ritmo, la armonía o la prosodia con el fin de que a cada uno le sirva de algo en la vida”.

La metodología de Loly Hernández: el modelo ISO de Benenzon y el respeto


En sus sesiones, la terapéuta trabaja con grupos reducidos de personas con este tipo de deterioro cognitivo bajo la metodología del modelo ISO de Benenzon, entre otras, basado en la interacción entre alumno y profesor y la participación activa del paciente. “Respeto mucho el estado emocional de cada uno, las ganas de expresar lo que quieran, el instrumento que quieran tocar ese día”, comenta Hernández. Su máxima, ante todo, es el respeto a la ilusión y al recurso que el alumno trae a clase.

La primera impresión que tienen los tratados es “la de sentirse acogido, considerado y que es importante su opinión y lo que siente… En definitiva, la de sentirse humanos entre humanos”, explica Hernández Alonso. Asimismo, en general, el punto en común entre todas las diferentes disciplinas es acompañar y ayudar en el desarrollo o restauración de las funciones físicas, cognitivas, emocionales y sociales del individuo. Los usuarios acuden a las clases dos veces en semana, durante una hora y media, y “vienen porque quieren y me gusta que sea así”, recalca la musicoterapeuta.

Pero la músico y futura psicóloga recuerda que “quienes realmente llevan el gran peso de la terapia son sus psiquiatras, psicólogos y médicos, pues la musicoterapia es un simple acompañamiento. En ningún caso sustituye a su tratamiento o medicación”. Los beneficios de este complemento, que visualiza la terapeuta a grosso modo, es que “físicamente les ayuda a salir de la zona de confort del paciente haciendo que se incluyan en la sociedad” y “emocionalmente, pueden expresar libremente en la clase lo que quizás en casa o con sus familiares no se atrevan”. Hernández hace hincapié en que es una actividad placentera que les da un motivo para levantarse cada mañana.

“La recompensa no es solo económica, sino también de aprendizaje, pues lo humano que los alumnos me dan no tiene precio”


“Yo aprendo muchísimo de ellos. La recompensa no solo es económica, sino también de aprendizaje, pues lo humano que los alumnos me dan no tiene precio”, confiesa Loly Hernández. La experiencia más emotiva que ha tenido la profesora fue con “un usuario que le costaba mucho salir de la residencia en la que vivía y que, con su ingreso en esta actividad, se obligaba a superar la ansiedad de coger un transporte público para llegar hasta el centro o hablar con otras personas… Que con el tiempo, gracias a esto, consiguiera ampliar su vocabulario y ser capaz de expresar algo más que monosílabos o de mirarme a los ojos, creo que ha sido la joya de la corona de mi trabajo”, cuenta con una sonrisa.

Además del libro científico publicado por ASCATEC en 2018, titulado Salud mental y bienestar: más allá del arte, la asociación realiza numerosas conferencias en la Universidad de La Laguna con el fin de informar y visibilizar todo tipo de discapacidad, sobre todo la cognitiva. “Creo que ASCATEC hace un trabajo impresionante buscando que el resto de ciudadanos aprendan a incluir a este tipo de personas y a no temer a estar con ellos. Me parece fundamental que los usuarios estén entre el resto de la sociedad y estos con ellos, participando o colaborando en actividades”. Asimismo, recuerda que es un trabajo conjunto y que no todo el mundo tiene educación.

Por ejemplo, tal y como explica Loly Hernández, el primer año que comenzaron las sesiones de musicoterapia, realizaron una clase en un aula del Conservatorio Profesional de Santa Cruz de Tenerife en el que participaron tanto pacientes de la asociación como los propios alumnos del centro.

Dentro del ámbito de la educación, Hernández Alonso cree que se debería implantar la musicoterapia en la enseñanza convencional “como forma preventiva para buscar recursos con el fin de controlar y expresar emociones o encontrar en el arte formas de crecimiento y progreso”. Confirma que sería una gran vía que se debería fomentar desde ya en los colegios. “La música es un lenguaje y el lenguaje es música que no necesita de la palabra dicha, pero sí el lenguaje emocional para poder expresar y comprender de lo que siente una persona sin necesidad de que nos lo diga”, concluye.

Canarias: la comunidad con menos posibilidades de formación en musicoterapia


Desde 1950, según explica José Ignacio Palacios Sanz, la musicoterapia tiene un gran rango científico y se imparte como disciplina académica en innumerables Universidades por todo el mundo, sobre todo en América y Europa. Sin embargo, en España sigue en desarrollo y, dentro de esa línea de aprendizaje, Canarias es la comunidad con menos posibilidades de formación.

Loly Hernández estudió piano en el Conservatorio Profesional de Música de Santa Cruz y se licenció en Madrid. Hoy en día cursa psicología por la UNED y cursos a distancia de musicoterapia. La terapeuta recalca que hay másteres muy buenos y presenciales, pero que no están en el Archipiélago.  Asimismo, considera que un musicoteraputa “además de la licenciatura en psicología y psiquiatría o el máster en musicoterapia, es importante que tenga conocimientos en música” así como “una actitud correcta de escucha, acompañamiento y comprensión para este tipo de personas con un trastorno mental severo”, comenta Hernández Alonso.

No obstante, las Islas cuentan con numerosos planes y acciones que involucran el uso de la musicoterapia en los hospitales como el Universitario Nuestra Señora de Candelaria de Tenerife o el  Insular de Gran Canaria. Asimismo, se sigue investigando y publicando artículos científicos que avalan esta terapia como método contra el alzheimer  o el párkinson, como los del excatedrático de Fisiología y Biología de la ULL, Julián González González.

«Los límites de mi atención son los límites de mi mundo»

Ciencias de la Salud
El docente Roberto Poma explicó que un buen profesional de la medicina debe tener la capacidad de saber 'prestar atención a todo'. Foto: Ariadna Rodríguez

La Facultad de Ciencias Sociales y de la Comunicación de la ULL acogió ayer, jueves 24, el seminario Medicina, Bioética y Bioderecho a las 17.00 horas en el Salón de Actos de la Pirámide de Periodismo. El profesor Roberto Poma, docente en Medicina de la Université Paris- Est de Francia y especialista en Medicina y Bioética del cuidado, inició la jornada incidiendo en la idea primordial de que se debe mejorar la atención sanitaria a través de la ética de la atención.

La importancia de la vigilancia al sujeto


Poma comenzó diciendo que el cuidado se puede desasociar de la medicina. Es decir, este va más allá de la práctica medicinal. El esmero forma parte de la vida humana: la atención va dirigida sobre nosotros y sobre los demás. Esta es una práctica esencial de todas las artes que buscan perfeccionar las condiciones que lo rodean. Gracias a él, el ser humano puede seguir construyendo el mundo aún cuando la naturaleza no lo puede crear.

El ponente sugirió además que «no existe atención sin estímulo ético. El enfoque ético es sobre todo una técnica del cuerpo, es una disposición ética. Existe un hábito interior para impulsar la atención y poder enfocarla hacia un objetivo, es una dinámica anterior anfibia que posibilita acciones técnicas e impulsa las expresiones de subjetividad del sujeto. La concentración de la atención sobre el objetivo que hay que transformar va más allá de las palabras, influye en la experiencia de la relación con la otra persona».

«Para una buena asistencia médica hace falta tener un conocimiento del paciente que vaya más allá de su expediente médico»


Por otro lado, el médico explicó que la atención es una fusión de actividades corporales, psíquicas y físicas. Es algo que se puede aislar y que no constituye nada por sí mismo, son actividades que funcionan atentamente y que presentan dos grandes dificultades: por una parte, la práctica del arte que no es objetivable y en segundo lugar, el aprendizaje ético que requiere una gran disciplina por parte del sujeto.

El profesor francés afirmó que «el cuidado alude a un conjunto de gestos que ayuda a los enfermeros a través de la atención a conocer que les pasa a sus pacientes, para una buena asistencia médica hace falta tener un conocimiento del enfermo que vaya más allá de su expediente médico, hay que atender a todo aquello que dice y hace. También es necesario realizar un chequeo de su estado actual y atender a todos sus gestos y sentimientos.»

La ‘copa vacía’


Asimismo, incidió mucho en la idea de ‘la copa vacía’ o posición diastólica que explica el proceso mediante el cual el cuidador bien formado necesita vaciarse de todo aquello que lo distraiga para poder atender a todo lo importante y de una manera completa. Esto resulta de la moralidad y del esfuerzo del especialista. Es necesario traducir a una lengua lógica todo aquello que el paciente no es capaz de articular con las palabras, y esto se logra, una vez más, a través de la atención.

El especialista concluyó su ponencia diciendo que «la atención es el primer gesto ético del cuidador al paciente que permite a los doctores ejercitar y potenciar nuestras cualidades, nuestro mayor deber es lograr desprendernos de todo aquello que nos impida concentrarnos en lo que nuestro paciente nos está diciendo. Y recuerden, los limites de mi atención son los límites de mi mundo»

No te calles lo que ves

Opinión
El 'bullying' acaba cada año con la vida de miles de niños. Foto: PULL

Muchos niños de nuestro país sufren bullying día sí y día también. Aunque muchas veces estos problemas entre los más pequeños se achaquen a “cosas de niños”, a menudo acaban en tragedia. Por ello, es imprescindible mejorar las medidas y los protocolos en estas situaciones y hacerlo de manera inmediata. Siempre que sale a la luz un caso de acoso escolar nos preguntamos: ¿se ha hecho lo suficiente para evitarlo? En algunos casos sí, pero en otros no.Esto sucede cuando sus propios compañeros se convierten en testigos pasivos, es decir, que presencian el acoso, pero no informan.

A veces es por miedo al acosador o porque no lo ven como algo importante.Por otro lado, es posible que los profesores resten importancia a los conflictos lo que hace que las víctimas del bullying se sientan desprotegidas.

No podemos seguir consintiendo que el acoso escolar tenga lugar en los colegios, ni en ningún otro lugar. Este tipo de situaciones en las que niños insultan o pegan a otro puede tener repercusiones en el futuro de la víctima, sobre todo en su autoestima. Por ello es necesario que padres, profesores, alumnos y policías no se conviertan en testigos pasivos o resten importancia, sino que pongan fin al conflicto de inmediato.

La solución también pasa por concienciar de las consecuencias que podría tener el acoso escolar. Por ello, son necesarias campañas como ¿Y si fueras tú?, que intentan visibilizar este tipo de situaciones. Esta organización formada por estudiantes de 2º de Periodismo en la ULL busca crear conciencia y visibilizar todo lo que conlleva el bullying tanto para la víctima como para el acosador. Con estas iniciativas se puede frenar el acoso y movilizar a la sociedad en contra de esta situación, ya que esto nos concierne a todos.

El acoso puede acabar con el abandono escolar por parte de la víctima o, en el peor de los casos, en suicidio. Además, muchos de los acosadores no se dan cuenta del daño realizado hasta que ocurre algo trágico. También debemos tener en cuenta que el bullying comienza cada vez a edades más tempranas realizándose incluso antes de los 10 años. Aunque lo más alarmante es que esta problemática llega a costar la vida de miles de jóvenes alrededor del mundo. Por otro lado, según la Unesco, las cifras de bullying han bajado en los países en lo que se están llevando a cabo sistemas eficaces contra este problema.

Michael Jackson se reencarnará en el Teatro Leal de La Laguna

Música

Michael´s Legacy llegará al Teatro Leal de San Cristóbal de La Laguna los próximos 3 y 4 de mayo de la mano de Makaron Producciones. El musical, que revivirá por un fin de semana a Michael Jackson, comenzará el viernes a las 21.00 horas y continuará el sábado con dos funciones, una a las 19.30 horas y otra a las 22.00 horas. Las entradas están a la venta en entrées.es y pueden adquirirse por el precio de 21 euros. El tributo está creado por la compañía Jackson Dance Company y avalado por el Club de Fans de Michael Jackson en España como el mejor espectáculo de homenaje al Rey del Pop.

La gira de 2017 / 2018 recorrió las principales ciudades de España y superó las 200 galas y los más de 300 000 espectadores. Este año volverá a pisar los teatros más importantes del país pasando por escenarios de Madrid, Alicante, Mallorca y Valencia entre muchos otros. Michael´s Legacy permite a todos los públicos disfrutar de la esencia de Michael Jackson a través de la puesta en escena del cuerpo de baile y las voces en directo.

El grupo artístico está formado por un elenco de casi veinte personas, entre los que se encuentran 13 bailarines, dos cantantes, técnicos y el imitador del famoso estadounidense, Ximo Jackson. Este artista valenciano se dedica a la interpretación desde muy corta edad y el Club de Fans de Michael Jackson garantiza que es el mejor doble español en la actualidad.

La gira 2019 aumenta su importancia ya que coincide con el décimo aniversario del fallecimiento del cantante homenajeado, que se cumple el próximo 25 de junio. La Jackson Dance Company ha participado con este musical en programas televisivos como Tu sí que vales, El Hormiguero o Killer Karaoke.

Ir a Top