Daily archive

abril 11, 2019

La ULL presenta su galería de rectores

ULL
José Carlos Alberto, Marisa Tejedor, Matías López, José Gómez Soliño, Ángel Gutiérrez, Eduardo Doménech y Antonio Martinón. Foto: PULL

La Universidad de La Laguna inauguró a primera hora de la tarde de hoy jueves, 11 de abril, la galería pictórica de retratos de rectores. Se trata de un espacio habilitado en la recién restaurada Aula Magna del Edificio Central. Cuenta con ocho retratos realizados por profesores vinculados a la Facultad de Bellas Artes. Tanto el rector, Antonio Martinón, como el pintor y profesor ya jubilado Miguel Arocha, encargado del proyecto, señalaron que se rompe así con una excepcionalidad de esta casa de estudios, dado que es muy habitual que en los centros de educación superior de todo el país se disponga de los retratos de quienes han sido sus máximos mandatarios.

Además de Martinón y Arocha, también asistieron los exrectores José Carlos Alberto, Marisa Tejedor, Matías López, José Gómez Soliño, Ángel Gutiérrez y Eduardo Doménech, así como los pintores Sabina Gau, Jaime Hernández Vera, María Luisa Hodgson, Narciso Hernández y Conrado Díaz.

La galería alberga en estos momentos los retratos de los seis rectores vivos más José Escobedo-Alberú y Antonio Bethencourt Massieu, ya fallecidos. Ya están en marcha los restantes, con el propósito de que antes de final de año pueda completarse.

El citado Escobedo-Alberú ha sido retratado por Sabina Gau; Antonio Bethencourt Massieu, por Jaime Hernández Vera; José Carlos Alberto, por Lola del Castillo; Marisa Tejedor, por Miguel Arocha; Matías López, por Conrado Díaz; José Gómez Soliño, por Jaime Hernández Vera; Ángel Gutiérrez, por Narciso Hernández; y Eduardo Doménech, por María Luisa Hodgson.

Para acudir a las imágenes de los más antiguos se hizo uso del archivo fotográfico de la asociación Alumni ULL, a quien el rector agradeció su colaboración, junto con el área de patrimonio del Vicerrectorado de Relaciones con la Sociedad y el Servicio de Mantenimiento, encargados de la instalación.

Retratados y retratistas (Sabina Gau, Jaime Hernández Vera, Miguel Arocha, María Luisa Hodgson, Narciso Hernández y Conrado Díaz). Foto: PULL

Un conjunto plástico políptico


Arocha subrayó que los retratos representan un conjunto plástico variado, al que calificó de políptico porque, en su opinión, podría representar un retrato de grupo, aunque se hayan realizado de forma individualizada.

El experto señaló que los grandes retratos de la historia de la pintura se han realizado cuando, tanto el retratista como el retratado, eran personas adultas y que el objeto de la galería es ofrecer una visión de sus protagonistas a día de hoy.

María Luisa Hogdson retratará ahora al rector Jesús Hernández Perera; Jaime Hernández Vera hará lo propio con Enrique Fernández-Caldas y Lola del Castillo se centrará en el retrato de Antonio González González. En todos estos casos ya se está trabajando en diversos bocetos y en la búsqueda de información gráfica antes de comenzar los respectivos trabajos.

Martinón cerró el acto agregando que se trata de “extraordinarias obras” que reflejan la personalidad de los rectores, en cada caso, al tiempo que agradeció a sus autores el gesto de haber recuperado la historia de la Universidad.

Biotecnología Azul en la Macaronesia

Ciencias
En el proyecto también participan investigadores de Mauritania, Senegal y Cabo Verde. Foto: PULL

Investigadores del grupo de Nutrición en Acuicultura de la Universidad de La Laguna presentaron a comienzos de abril los avances del proyecto internacional Nuevos Productos y Procesos en el ámbito de la Biotecnología Azul de la Macaronesia (Macbioblue) en la Universidad de Madeira, en Funchal. Se trató de la tercera reunión ejecutiva con la que diferentes entidades buscan desarrollar nuevos productos y procesos en el ámbito de la biotecnología azul (algas) en los distintos archipiélagos de la Macaronesia. El objetivo es desarrollar acciones demostrativas que ayuden a las empresas a generar e implantar tecnologías, productos y procesos en este ámbito, que cuenta con un gran potencial.

Los investigadores de la ULL, encabezados por la profesora del departamento de Biología Animal, Edafología y Geología, Covadonga Rodríguez, en colaboración con la Fundación Neotrópico, trasladaron los progresos que han ido alcanzado en estos últimos meses. Dichos avances se han centrado en desarrollar nuevos productos para la alimentación de organismos acuáticos, así como la evaluación de la capacidad antioxidante, bioestimulante y nutricional de microalgas y de las macroalgas de arribazón. Ello se logra a través del enriquecimiento de presas vivas utilizadas en la cría larvaria de peces y cefalópodos o en las dietas para el cultivo acuapónico de especies tales como la lisa barbuda, la carpa, la piraña o la dorada.

MAC-Interreg 2014-2020


El proyecto Macbioblue, financiado a través del programa europeo MAC-Interreg 2014-2020, está en funcionamiento desde 2017 y se extenderá hasta este año. En él no solo se encuentra la Universidad de La Laguna, sino otras entidades como el Instituto Tecnológico de Canarias o la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, así como países terceros como Mauritania, Senegal y Cabo Verde, que aúnan esfuerzos para encontrar distintos caminos hacia la valorización de las algas marinas.

Durante este encuentro en la isla portuguesa, también intervinieron otros investigadores como la bióloga marina Marianna Venuelo, del departamento de Biotecnología del Instituto Tecnológico de Canarias, o Sonia Ferraz, por parte de la Universidad de Madeira. En dicha reunión, además, se marcaron las bases para continuar con el plan de trabajo estipulado para el año 2019.

Pedagogía de Varsovía 2.0 gana el Trofeo Rector de fútbol 7

Deportes
Los de negro se impusieron en la tanda de penaltis tras un emocionante choque. Foto: N. Pestano

La final del Trofeo Rector absoluto de fútbol 7 se disputó ayer miércoles, 10 de abril, en el ya conocido campo de Las Torres (El Cardonal). El partido enfrentó a los vencedores del torneo Intercentros y a los del Libre Asosiación, Pedagogía de Varsovia 2.0 y Toca y Bebe F.C. Tras un empate a dos goles en el tiempo reglamentario, los futuros pedagogos se llevaron el triunfo en la tanda de penaltis por 2 tantos a 1. Como premio, los ganadores representarán a la ULL en el campeonato de Canarias por universidades.

El encuentro comenzó muy parejo, sin ocasiones claras para ninguno de los dos conjuntos y con ambos abusando del juego directo. El equipo local tuvo el primer acercamiento en un disparo de Puma desde fuera del área que terminó atrapando el guardameta rival. A continuación, responderían los visitantes, también sin suerte, en un tiro cruzado de Sergio que pasó rozando la escuadra.

Tuvimos que esperar a los últimos minutos de la primera mitad para ver el primer gol, obra de Samuel tras una muy buena jugada colectiva. No duró mucho la alegría para los pedagogos ya que a la siguiente jugada, Mario, empató el choque para Toca y Bebe en una jugada personal. Aunque justo antes del descanso, Rubén volvía adelantar en el marcador a Pedagogía de Varsovía al enganchar un buen chut desde la frontal del área.

Tras el entretiempo, los campeones del Libre asociación salieron enchufados y lograron igualar el electrónico a los 5 minutos de iniciarse la segunda parte por mediación de Sergio. A partir de ese instante, ninguna de las dos escuadras pudo imponer su juego en detrimento del rival. Con este resultado se llegó al final del partido y por consecuente, a la tanda de penaltis. Una vez ahí, la balanza cayó del lado local, 2-1 superó Pedagogía a Toca y Bebe para proclamarse campeón del torneo de fútbol 7 universitario.

¿Y las preguntas?

Opinión
Las circunstancias laborales juegan un papel determinante frente a la escasez de interrogantes. Foto: PULL

“La carne cubre el hueso y dentro le ponen un cerebro y a veces un alma”, dijo el borracho y desaliñado Bukowski cuando abrí aquel pequeño y roído libro sin ilustraciones y con extensos espacios en blanco. Las líneas eran cortas y una frase podía prolongarse hasta la página siguiente. Recuerdo escuchar el rumor de mi infantil voz tarareando aquellas palabras del poeta y, sin percatarme de ello, mis dedos propiciaban suaves y ridículos golpecitos contra las amarillentas páginas, sin preocuparme del asecho de los ojos verdes de la bibliotecaria. Qué consuelo.

Leía y no comprendía, pero mi escuálida y debilucha fisonomía proseguía con la microscópica danza, aferrándome bajo los dominios de una agradable hipnosis a aquella música que se desprendía de aquellas breves líneas. Ahora creo saber que se escondía tras esos espacios blanquecinos. En el fondo de un espacio indefinido y desértico, dormitaba la poesía. ¿Cómo puede existir algo bajo el fondo blanco de una papel?

Aquellas pocas palabras bastaron para clavarse en mis oídos y jamás borrar aquellos primeros versos que leí a los diez años. El grosero y bruto vagabundo me había hablado de una cuestión jamás escuchada en un aula: la relación entre vida y arte o, más importante, qué es ser humano. Cada vez tengo más claro que la enseñanza no existe en las aulas. ¿Qué es la enseñanza?

El despido de la filosofía


Son noches crudas y lastimosas para la poesía. Pocos se atreven a vivir en ella. Ya nadie quiere ser poeta con la valentía y entusiasmo de Arthur Rimbaud. Ni tampoco filósofos, pintores, ventrílocuos, malabaristas o actores. Somos pocos los que miramos con admiración y sosiego a estos profetas. Mientras, que a una amplísima franja poblacional se les enseña a arrodillarse frente a los imperios de mercaderes como Steve Jobs, Elon Musk o Amancio Ortega. Hombres estrechamente relacionados con la opulencia material y fieles ingresos en el mercado financiero; pero también con el semblante ojeroso, cansado e infeliz. ¿Qué es la felicidad?

Toda nuestra trayectoria estudiantil se resume en  aceptarnos como discípulos de aquellos trabajos que favorecen a la libertad y desarrollo económico. Y en olvidar a aquellos que pusieron empeño en usar la razón para elevar el arte de vivir. Por ejemplo: Platón, Lao-Tse, Buda, Shakespeare, Nietzsche, Maitre Eckhart… Maestros que yacen enterrados en los cementerios a las afueras de las instituciones educativas y que se interesaron por los fenómenos que concernían directamente a las relaciones del ser humano para consigo mismo y con el resto de la naturaleza. Pero, en la actualidad, se prohíbe mirar hacia adentro, confrontarse con el pensamiento de uno mismo o del resto. Me dicen que no hay tiempo. ¿Qué es el tiempo?

Interrogantes para revolver el estómago


¿Quién fabrica este reloj que ya no late al ritmo de un corazón? ¿Por qué el ciudadano contemporáneo desea fervorosamente viajar, marcharse de su lugar de trabajo y ser protagonista de una experiencia novelesca? ¿Por qué ascienden los medios de evasión? ¿Por qué las redes huelen a hostilidad, disconformidad, odio  y sentimientos de inferioridad? ¿Por qué repetimos una y otra vez la misma acción a diario? ¿Por qué el despertador a esa hora? ¿Por qué lo obedecemos? ¿Por qué salimos a la calle con sueño, frío y, en ocasiones, miedo? ¿Hay miedo, a qué? ¿Existe el miedo a la libertad? ¿Qué es la libertad? ¿Qué es vivir? ¿Hace falta aprender algo para vivir? ¿A caso no es aprender a morir? ¿Hay diferencia? ¿Por qué preguntar? ¿Por qué vivir? ¿Para qué? ¿Qué sentido tiene escribir este listado de preguntas? ¿Servirá para vivir o para provocar una punzante jaqueca al lector? ¿Dará dinero?…

El trabajo conforma la principal y, en ocasiones, la única tarea del ser humano. A parte de negar la insolencia de preguntar, sus consecuencias ya las expresó Nietzsche y dice así: “El trabajo constituye la mejor policía, pues frena a todo el mundo y sirve para impedir el desarrollo de la razón, de los apetitos y de las ansias de independencia. Y es que el trabajo desgasta la fuerza nerviosa en proporciones extraordinarias y quita esa fuerza a la reflexión, a la meditación, a los sueños, a los cuidados, al amor, al odio; nos pone siempre ante los ojos un fin nimio, y concede satisfacciones fáciles y regulares… De este modo, una sociedad en la que se trabaja duramente y sin cesar, gozará de la mayor seguridad, y ésta es la seguridad a la que hoy se adora como divinidad suprema”. ¿A quién reza el trabajador?

¿Adiós?


También, cabe mencionar, en relación con lo anterior, la introducción de la filosofía del éxito mercantilista en nuestra existencia como la única forma de participar y pertenecer al sistema social de manera plausible. Colando en nuestros corazones ese vago y artificioso afán de alcanzar el reconocimiento social y así consagrarse como alguien. Son los intereses económicos los que demandan un tipo de carácter que posteriormente, atraviesa de forma inadvertida, colegios, universidades, medios de comunicación o Internet para ofertar cómo debe ser un ciudadano y así recibir el apremio del resto. Moldear el carácter acorde a la circunstancia y no determinarla. Habría que detectar, como dice Chomsky, por donde bullen secretamente los intereses del poder. ¿Soy yo el que escribe estas palabras?

Y para concluir, quiero recordar que a cambio de rendirnos a esta consensuada ficción, a cambio de ser alguien, a cambio del trabajo, a cambio de nunca haber mirado hacia dentro, a cambio de nunca haber preguntado…, solo queda la carne y el hueso. Y los sabuesos mordisquean, entre babas y ladridos, las pieles de un cuerpo sin alma y sin cerebro.

Quizás tengas prisa. Ya no haré más preguntas. Te dejo.

Una muestra de las vanguardias del siglo XX en la literatura canaria

Cultura / Ocio

Las vitrinas de la sala de lectura de la Biblioteca Municipal Central de la capital tinerfeña albergan, hasta el próximo 30 de abril, una pequeña muestra de Las vanguardias del siglo XX en la literatura canaria. En ella se puede encontrar algunas obras de autores que, entre 1927 y 1936, protagonizaron una gran explosión cultural en las Islas. Todos ellos están vinculados al movimiento surrealista, con figuras como Pedro García Cabrera, Emeterio Gutiérrez Albelo, Domingo Pérez Minik, Domingo López Torres y Eduardo Westerdahl.

El tercer teniente de alcalde y concejal de Cultura, José Carlos Acha, indica que esta muestra “incluye libros, manuscritos, revistas, fotografías y objetos relacionados con los citados autores, con los que se ha querido recrear las reuniones y tertulias que mantenían los integrantes de Gaceta de Arte, publicación que aglutinó muchos de todos ellos”.

La exposición complementa el homenaje que se le rinde al escritor Agustín Espinosa, a quien este año se la ha dedicado el Día de las Letras Canarias, mostrando varias obras pertenecientes a diferentes fondos de la Biblioteca Municipal, entre ellos el fondo Pedro García Cabrera, el antiguo canario y la hemeroteca antigua canaria.

Vinicius Júnior supera a Farma Team en la final del Rector de fútbol 11

Deportes
El equipo albinegro representará a la ULL en el Campeonato Universitario de Canarias. Foto: N. Pestano

La final del Trofeo Rector de fútbol 11 se disputó ayer miércoles, 10 de abril, en el campo de Las Torres (El Cardonal). El partido juntó a los vencedores del torneo Intercentros, Farma Team, y a los del Libre Asociación, Vinicius Júnior. Se impusieron los segundos por 1-6. Con este triunfo, el equipo blanquinegro se aseguró ser el representativo de la Isla en el Campeonato Universitario de Canarias que se disputará en el mes de mayo.

El choque comenzó competido en mitad de cancha y con nulas aproximaciones al área de ambos conjuntos. La primera llegada la tuvieron los chicos de Vinicius Júnior, en concreto, Héctor, que remató al palo un servicio de Cholo. Tras este acercamiento, los visitantes se empezaron adueñar del esférico, fruto del buen juego vino el primer gol del partido. Después de una jugada colectiva, Héctor ponía un balón entre líneas para Cholo que no fallaba y colocó el 0-1 al marcador.

Mientras que Farma Team no terminaba de acercarse con peligro a la meta rival, Vinicius creaba cada vez más oportunidades para incrementar la renta. Llegados al ecuador de la primera parte, Jaime estableció el 0-2 en una jugada personal que finalizó de tiro ajustado a la escuadra. Casi sin tiempo para la celebración, los farmacéuticos recortaron distancias gracias a una gran jugada en equipo que terminó Jose. Con este resultado, el árbitro puso fin a la primera mitad.

Tras la reanudación, el encuentro volvió ajustarse y se disfrutó de pocas llegadas. Farma Team trató de igualar el juego en varias ocasiones pero no estuvo acertado de cara a portería. Sobre el minuto 17 de la segunda parte, Enzo aprovechó un saque de esquina para anotar el 1-3 y dar tranquilidad a la escuadra visitante. Más tarde, los locales estrellaron un disparo a la madera y, a renglón seguido, sus homónimos sentenciaron el partido en una contra que culminó Héctor de vaselina.

A partir de ahí, hubo distintos contraataques por parte de ambos equipos en los que sólo los atacantes de Vinicius supieron sacar tajada anotando dos tantos más. Al final, 1-6 para los campeones del Libre Asociación y oportunidad para conseguir el Campeonato Universitario de Canarias.

Acordes muy saludables

Ciencias de la Salud
La Tuna de Medicina, un clásico. Foto: M. A. Obregón

El blanco anodino de las paredes de una facultad alejada del núcleo de Guajara fue lo único que acompañó a los espectadores durante unos buenos minutos. Sortear los pasillos de un edificio tan aséptico y tan desconocido como el de la Sección de Ciencias de la Salud no es nada fácil. Después de mil vueltas, el sonido dulce de las flautas que ensayaban sus partituras antes de salir al escenario se escapaba del recinto. Siguiendo la melodía, por fin se halló la entrada del Aula Magna de la Facultad de Enfermería y Fisioterapia de la Universidad de La Laguna. Allí se encontraban algunos jóvenes afinando, probando sonido y calentando voces mientras las butacas todavía estaban vacías. Este primer día de las XVII Jornadas Musicales de Ciencias de la Salud estuvo marcado por la flauta, el piano y las voces femeninas.

A falta de minutos para que dieran las 19.00 se presentan el decano, Agustín Castañeyra, y el Vicerrector de Relaciones con la Sociedad de la Institución académica, Francisco García, en la gran mesa central. La solemnidad se apoderó del momento con un discurso elogiador en el que reconocieron la labor de estudiantes y profesores como Francisco Valladares, impulsor de la primera edición, que logran que cada año este evento se vuelvan a celebrar.

La formalidad hizo aguas cuando los presentadores María Alcóver y José Carlos Bello salieron al frente. Ambos se encargaron de ilustrarnos con curiosidades musicales en cada pausa para amenizar un poco los descansos. Hasta que sucedió. De repente, se atenuaron las luces. Una delicada chica de cabellos rizados estaba sentada frente al gran piano de cola instalado en la plataforma. Valentina Lorenzo desprendía una sensibilidad sorprendente, sobre todo porque estaba tocando una Oda a la bacteria que habita en mis pulmones. ¡En serio! Le estaba dedicando una canción compuesta por ella misma a esos minúsculos organismos que la enfermaron semanas atrás.

La joven se atrevió a compartir un pedazo de ella con nosotros y la recibimos con la boca abierta. Pronto, las flautas traveseras de Cristina Guillén y Marcos Medina la acompañaron a ritmo de Andante e Rondo, op.25 de François Doppler. La melodía simpática del trío cedió el protagonismo a ritmos más españoles de la mano del dúo Adexe, compuesto por Adela Machín y Jesús Delgado, voz y guitarra, respectivamente.

Voz, flauta, violín


Los destellos metálicos de la flauta travesera volvieron a brillar con el solo de Marcos Medina, que ofreció la Sonata para flauta sola en La menor. Poco adagio de Carl Phillip Emanuel Bach. El negro intenso de su traje lo sustituyó un conjunto azul cielo que conquistó la sala con su voz. Era Lara González cantando idontwannbeyouanymore de Billie Eilish. Cuando esta abandona el tablado, aparece un joven algo maltrecho de la pierna. Después de una lucha con sus muletas, Miguel Ángel Torres se acomoda en el sillín para deleitarnos con Slava Makovsky: Black Cats, una obra original para violín del compositor ruso Aleksey Aygi. Parecía que los dedos del joven acariciaban las teclas al compás de la melancólica pieza. Por último, el dúo de Andrea Herrera y Alejandro Cigala volvieron a traer a la tarima letras españolas actuales.

Aun así, la actuación estelar de la noche fue, sin duda, la de la Muy Ilustre, Nocturna, Decana y Andariega Tuna de Medicina de la Universidad de La Laguna, pues consiguió que los asistentes palmearan al son de canciones famosas como Farola de Santa Cruz o Española. Los dicharacheros estudiantes arrancaron aplausos, vítores y sonrisas de oreja a oreja entre todos nosotros. Al despedirse, dejaron un buen sabor de boca que marcaron esta experiencia inolvidable.

Los jóvenes arrasan


La ilusión apareció de lleno en el segundo día. Esta vez el blanco anodino de las paredes resultó amigable pero de nuevo la música guiaba los pasos. Esta vez la sala estaba repleta, apenas había butacas vacías. El programa dejaba entrever que esta vez lo clásico quedaba en segundo plano para dar paso a ritmos más modernos. Sin embargo, ambos estuvieron compensados.

Las notas de la flauta de Ana Zárate silenciaron los murmullos del público expectante. Su forma de tocar nos cautivó a los presentes cual flautista de Hamelín. Amanda y su timbre agudo deshicieron el hechizo de Ana y nos devolvió a los 2000 con Cry me a river  de Justin Timberlake y Stay de Rihanna. Su actuación dio paso a Enrique González, que nos sorprendió con su virtuosidad al piano interpretando Impromptu Nº3 en Sol B M (D.899 – Op. 90) de Franz Schubert, aunque la rigurosidad de la obra se partió en mil pedazos con el cuarteto compuesto por Carolina Rodríguez González, Sara Rodríguez Marrero, Lorenzo Rodríguez Ramos y Francisco Sánchez Cabrera, que llenaron de júbilo la cámara con Don’t stop belivin’ de Journey.

A continuación, un mozo desenfadado trepó por el taburete con su guitarra bajo el brazo. Alejandro Santana se instaló en nuestros corazones con sus creaciones Para dormir, De mis 20 y No lo sabes. Su voz desgarradora y su arte para rozar las cuerdas de su instrumento predilecto nos hizo navegar por los tonos de su registro, envolviéndonos en unas vibraciones que retumbaban por la sala hasta llegar con suavidad a nuestros tímpanos.

El trío de Saray Mena, Alexander Poncela y Gerardo Reboso le sacó virutas al violín, violonchelo y piano para tocar Preludio de Shostakovich.  Poco después, Cristina Guillén arrasó con la brillante entonación de Shallow de Lady Gaga, para luego repetir su aparición junto a Alicia López y Cristian Expósito con Human de Christina Perri. Le siguieron las manos de David Nicolás en el piano con Preludio op. 28, nº 15, en Re bemol Mayor y Scherzo nº2, op. 31, en Si bemol menor, ambas obras de Frédéric Chopin. El rock también tuvo hueco en estas Jornadas y las guitarras eléctricas hicieron su particular aparición estelar a cargo de Daniel Márquez y Pablo Montenegro.

Mueve el citoesqueleto


Summertime Sadness de Lana del Rey nos devolvió al clima nostálgico con la delicada voz de Verónica García y la asombrosa guitarra de Marina González. Esta cita con la música la clausuró el coro Mueve el Citoesqueleto, compuesto por estudiantes de la Facultad que cantaron Bottom of the river y This is me. Aunque una última sorpresa se encontraba fuera de la sala, pues la Coral Camerata Lacunensis de la Universidad de La Laguna estaba esperándonos en los altillos de la escaleras del edificio para deleitarnos con sus letras sacras.

Ir a Top