Daily archive

abril 10, 2019

LA ULL inaugura mañana jueves una sala con los retratos de sus rectores

ULL
El proyecto ha sido coordinado por el profesor de Bellas Artes Miguel Arocha. Foto: PULL

La Universidad de La Laguna contará a partir de mañana jueves, 11 de abril, con una sala en la que se exhibirán permanentemente los retratos de los rectores y rectora que han gobernado la Institución desde su reapertura en 1927. El lugar en el que quedarán expuestos estas pinturas, creadas exprofeso para la ocasión, será el Aula Magna del Edificio Central, y la inauguración de esta galería honorífica será a las 13.00 horas, con la presencia del actual rector, Antonio Martinón, varios de los rectores retratados y los artistas responsables de las obras.

Es intención del centro académico ir completando los retratos de todas las personas que han ocupado el Rectorado y, de hecho, ya hay cuatro más en proceso de desarrollo. Sin embargo, para esta inauguración, se contará con retratos de los últimos seis rectores, sin contar el actual, más el de José Escobedo y González-Alberú, primer rector de esta etapa moderna entre 1927 y 1931, y el de Antonio Bethencourt Massieu (1976-1980), presente en esta primera tanda de obras como reconocimiento a que fue bajo su mandato cuando comenzaron los estudios artísticos en la Universidad de La Laguna.

El proyecto ha sido coordinado por el profesor de Bellas Artes Miguel Arocha, quien ha contactado con artistas de renombre, muchos de ellos docentes en la Institución, con experiencia en el retrato al natural, ya que siempre que ha sido posible, se ha preferido realizar las obras con la persona retratada posando presencialmente, en lugar de utilizar fotografías de referencia.

Por orden cronológico, los retratos que se presentarán mañana serán los de José Escobedo y González-Alberú, pintado por Sabina Gau; Antonio Bethencourt Massieu, por Jaime Vera; José Carlos Alberto Bethencourt, por Lola del Castillo; María Luisa Tejedor Salguero, por Miguel Arocha; Matías López Rodríguez, por Conrado Díaz; José Gómez Soliño, por Jaime Vera; Ángel Gutiérrez Navarro, por Narciso Hernández; y Eduardo Doménech Martínez, por María Luisa Hodgson.

Aránzazu Calzadilla toma posesión como nueva decana de Derecho

ULL
El nuevo equipo decanal, con el rector, Antonio Martinón. Foto: PULL

El nuevo equipo decanal de la Facultad de Derecho de la Universidad de La Laguna ha tomado hoy, jueves 10 de abril, posesión de sus cargos en una ceremonia celebrada en el Rectorado. La nueva decana del Centro es Aránzazu Calzadilla Medina, a quien acompañarán Susana Eva Franco Escolar como secretaria, María Etelvina de las Casas León como vicedecana de Calidad, María Teresa Manescau Martín, vicedecana de Derecho, y Juan José Rodríguez Bravo de Laguna, en calidad de vicedecano de Relaciones Laborales.

El rector de la ULL, Antonio Martinón, agradeció el trabajo desarrollado por el equipo saliente, presente en el acto, y alabó la disposición del nuevo decanato para asumir las responsabilidades de gestión, «no siempre fáciles». Recordó que la jura de los cargos se realiza con un ejemplar de la Constitución abierta por el artículo referido a la autonomía universitaria que, en ningún caso, debe considerarse una prebenda a la Academia, sino como un ejemplo de su compromiso con la sociedad.

Por su parte, Calzadilla valoró la confianza depositada en su equipo tras el proceso electoral en la Facultad y manifestó que asumía sus nuevas funciones con ilusión, compromiso y lealtad institucional.

Juan Capafons: «Las nuevas tecnologías pueden ser factor de estrés»

Ciencias de la Salud
El investigador analiza el estrés en diferentes ámbitos. Foto: Alexandra Smith

El estrés es un estado mental que todas las personas sufren alguna vez a lo largo de la vida, por ello es conveniente saber qué nos pasa realmente cuando nos sentimos de esta manera. Juan Ignacio Capafons Bonet, catedrático de la Universidad de La Laguna (ULL) y miembro del grupo de investigación Estrés y salud, nos brinda sus conocimientos para saber más sobre este trastorno. Así, para empezar, dice que es un desbordamiento. O sea, «la percepción que tiene el individuo de que lo que se le demanda, interna o externamente, está por encima de los recursos que tiene. Es decir, se nos pide más de lo que en ese momento podemos dar».

¿Podemos hablar de enfermedad? “No. Es una reacción adaptativa. No es un trastorno patológico ni una enfermedad mental. Todos podemos estar estresados. Puede ocurrir que en un momento suceda una tragedia y coincida con una mala noticia. Ahí el cerebro no puede más, se satura. Es fácil de entender la sensación de agobio, lo que pasa es que esto si se profundiza a nivel científico, tiene muchas peculiaridades que hace que no siempre sea fácil de apresar el concepto”.

«Debemos no solo tener buena salud en el ámbito físico, sino también cultivar y cuidar nuestras emociones”


¿Qué es lo que le sucede a nuestra salud cuando estamos estresados? “Aquí hay todo un aspecto neurofisiológico. Lucy, aquella homínida de la que encontraron el esqueleto, cuando se sometía a un depredador podía escapar o protegerse, pero su organismo se activaba. En eso somos muy parecidos, pues el miedo, la rabia, etc. se activan de una manera enorme ante la sensación de amenaza. En situaciones de estrés nuestros cerebro ancestral interpreta que tiene que activarse y sube la tasa cardíaca, incrementa la tensión arterial… A la vez que las funciones del organismo se reducen: las manos se nos ponen frías porque el organismo de Lucy, para evitar hemorragias al defenderse con ellas, retrotraía el flujo sanguíneo y lo remitía a otro lado. Es peligroso, si se mantiene un nivel alto de agitación el organismo puede entrar en colapso y bloquearse”.

¿Y a nivel psicológico? “A nivel psicológico hay una serie de cambios. Empezamos a tener pensamientos catastrofistas, nos preocupamos más, tenemos problemas de memoria o nos cuesta tomar decisiones. Llegamos hasta el punto de que si nos preguntan ‘¿quieres tortilla de papas o de huevo?’ Respondemos ‘yo que sé, lo que quieras’. Esa sensación es la del encorchamiento de nuestro cerebro. Además sentimos sobrecogimiento, como ansiedad, tristeza, culpa; o pensamos ‘no valgo para nada’. El estrés, cuando tiende a cronificarse, puede ser el primo hermano de muchas enfermedades. Por ello, debemos no solo tener buena salud en el ámbito físico, sino también cultivar y cuidar nuestras emociones”.

«En psicología infantil podríamos ponernos las pilas y fomentar la difusión de estilos sanos para afrontar situaciones complejas»


¿Antiguamente esta alteración ya se trataba como un problema? “En el siglo pasado se estudió el surmenage (síndrome de fatiga crónica), que en psiquiatría se empezó a tomar en consideración como algo importante, y después se llevó al anglicismo Burn out (síndrome del desgaste profesional) que se tradujo como ‘estar quemado’. Todo ese área de lo que llamaríamos trastornos sí fue considerado, y de hecho se sigue considerando. Después hemos encontrado otra vía de la que puede derivarse un estrés continuado, que es el famoso estrés postraumático, el cual se puede dar cuando uno tiene vivencias reiteradamente dañinas. En general entre los profesionales de la salud sí se le dio y se le da la importancia que tiene, aunque igual en población general es más desconocida».

Y entonces, ¿no se debería difundir más cómo prevenir el estrés? “Tenemos un aprobado alto en diagnóstico y en el ámbito de intervención para ayudar a personas que lo sufren, pero tenemos un suspenso en prevención. No es fácil. Las tareas de divulgación, como las de los periodistas, son una manera de diseminar el conocimiento, pues nosotros intentamos investigar y es maravilloso que luego los medios sepan divulgar. Falta propagación para que cale en las personas que tienen el poder, ya que para eso dirigen una sociedad, y para que inviertan un poco más en enseñar a los niños a cuidarse. En psicología infantil podríamos ponernos las pilas y fomentar la difusión de estilos sanos para afrontar situaciones complejas».

«Deberíamos reflexionar también sobre los valores que transmitimos a los más jóvenes»


Claro, es que se nos habla de este tema cuando somos adultos pero no antes. «Yo no soy sociólogo ni especialista en Filosofía, pero hay algo que tengo muy claro: los valores y la educación. Puede que estemos en un capitalismo demasiado salvaje, donde tienes que destacar, donde ya no basta con que apruebes, sino que tienes que sacar la mejor nota. Y cuando empiezan los comparativos comienzan los ‘debería’, los cuales en conjunto a veces nos inyectan estrés en vena. No es mi terreno, pero tal vez deberíamos reflexionar también sobre los valores que transmitimos a los más jóvenes, de qué es y qué significa que gobiernes tu vida y que tengas autocontrol, como también el respeto interpersonal».

¿Cuáles son los principales agentes estresores en nuestra vida cotidiana? «Me encantaría dar una respuesta sencilla pero no es fácil. En los años setenta se intentó detectar muchos fenómenos y estímulos que eran agobiantes, hasta que aparece Richard Lazarus, quien analiza con más profundidad los factores que lo promueven. Están los factores internos de la propia persona y los externos del contexto, y son como dos vías que interactúan generando el trastorno. Al hablar de estrés hay que tener en cuenta al individuo como ser: las creencias, las actitudes ante la vida, las emociones y cómo las maneja… Por tanto, nuestra percepción, nuestro pensamiento, los compromisos, nuestra manera de interpretar el mundo, todo eso pueden ser factores del trastorno».

¿Y de la parte externa? «Son todos los aspectos fuera del individuo, el contexto. Por ejemplo las situaciones ambiguas, que no son específicas ni claras, te pueden estresar; o las situaciones inciertas, donde no sabes qué ocurrirá. Hay factores externos complejos, que no son tanto el ruido, que también, pero va más allá, y muchas veces tampoco lo percibimos. Luego por supuesto la experiencia particular y las habilidades de cada uno hacen que la misma situación genere una reacción y un estrés diferente. El estrés ha despenalizado y despatologizado mucho, a la vez que ha respetado mucho las diferencias, pues no todo el mundo es igual ni se altera por las mismas causas».

«Si activamos la solidaridad y sacamos ese lado mucho más conciliador, tal vez haya menos estrés»


El Tecnoestrés se asocia al uso excesivo de las tecnologías de la información. ¿Cree que realmente las nuevas tecnologías pueden afectar? «¡Y tanto! No ha habido una herramienta en el ser humano que no tenga las dos caras de la parte perversa y la parte útil. Yo, que hice mi tesis en el año 85, veo ahora mis doctorandos y tengo una envidia sana de que te conectas en un momento y tienes el artículo ahí. El que niegue que la facilidad que existe ahora es maravillosa tiene una gran miopía intelectual. Bien, por tanto lo positivo es indiscutible, tanto para jóvenes como para adultos. ¿Lo perverso? Pues esta ahí sobre la mesa, lo estamos trabajando. Las nuevas tecnologías, como cualquier herramienta, pueden ser factor de estrés».

¿Cómo ve el estrés en el futuro? «Es una pregunta que me encanta, porque, como digo siempre, a mí me pagan por pensar. Pero no me atrevo a responder, porque a día de hoy, sincera y categóricamente, no sé si estamos en evolución o involución, a mí no me sirve el optimismo a veces desmedido de ‘los humanos salen de todas’. Entre los griegos, los romanos y la imprenta pasaron unos siglos muy oscuros, a mí no me hubiera gustado estar en el siglo XII, me habrían quemado por abrir la boca. Por lo tanto, en mi modesta opinión, no debemos ser tremendamente positivos. Todo indica que la sociedad tiene las herramientas para avanzar, pero ya lo decía Einstein como respuesta a la pregunta ‘¿Y usted cómo cree que será la tercera guerra mundial? La tercera no sé, pero la cuarta con piedras y palos'».

Entonces, ¿cree que el desarrollo científico tiene que ver? «Sí, tenemos tan nivel de desarrollo y avance científico que tenemos muchas herramientas para evolucionar. Sospecho que tendremos que saber seguir controlando muy bien la parte negativa del ser humano, hablo del daño a terceros, de ese egoísmo acérrimo y de ese ‘mientras triunfe yo, la cosa va bien’. Si somos capaces de coger esa otra parte que tanto han defendido grandes pensadores y líderes, si activamos la solidaridad y sacamos ese lado mucho más conciliador, tal vez haya menos estrés. Cada vez sabemos más y tendremos más herramientas para que vayamos ganando la batalla. Pero es que si al final lo que va a mandar es negocio, entonces ni la ciencia ni la técnica, ni el avance van a ser suficientes».

Ingeniería Electrónica gana el Trofeo Rector de baloncesto masculino

Deportes
Los ganadores del Intercentros en esta modalidad, Ingeniería Electrónica. Foto: N. Alberto

Ingeniería Electrónica consiguió en la tarde de ayer, martes 9 de abril, coronarse como nuevo campeón del Trofeo Rector de baloncesto masculino. Los futuros ingenieros derrotaron a Física MEVS por un claro 50-68. Pese al resultado final, fue un partido muy disputado en el que no hubo una clara ventaja hasta los últimos compases. Ambos equipos llegaron al choque después de clasificarse como primero y segundo de su grupo. Además, los de negro se tomaron su particular revancha ya que en el anterior choque frente a los físicos, disputado el 20 de marzo, cayeron derrotados por un contundente  51-65.

El primer periodo terminó con un 14-18 favorable a los visitantes y con los blancos cargados de faltas. La balanza de un juego caracterizado por la intensidad defensiva, la velocidad y los pocos errores se inclinó a favor de los negros que en el segundo periodo no bajaron los brazos. El parcial de este cuarto siguió siendo favorable para los de Ingeniería 13-17.

Sin embargo, los blancos estaban sacando todas sus fuerzas y potencial para acortar distancias en el marcador. Los papeles se habían invertido y en este caso, los visitantes necesitaron llegar al bonus para frenar los ataques de su rival. Física Mevs se mantenía unido a pesar del marcador y tras agotar dos de los tres tiempos muertos preestablecidos para esta primera mitad, los físicos se marchaban al descanso 8 puntos por debajo (27-35).

Un tercer cuarto que pudo romper el partido


Tras unos minutos, Rayco Martín, pitaba el comienzo de una segunda parte en la que pudo pasar cualquier cosa. Las faltas siguieron siendo protagonistas y en este caso, ambos conjuntos llegaron al bonus. Física Mevs salió a comerse el partido, con ganas de revertir el resultado a su favor y, sobre todo, con ganas de hacerse con la victoria.

Con una anotación superior a los dos anteriores periodos se colocó en los 17 puntos consiguiendo dejar a los ingenieros en 14. Después de estar empatados en varias ocasiones, en los minutos finales a los negros les valió su ventaja anterior. El tercer cuarto terminaba 44-49, con 5 puntos de diferencia y 10 minutos decisivos.

Tras el final del choque ambos conjuntos decidieron fotografiarse juntos. Foto: N. Alberto

Pese a las grandes expectativas que habían dejado los futuros físicos tras un espectacular tercer cuarto, esta final tenía un claro vencedor y era Ingeniería Electrónica. Los de negro se dejaron la piel defiendo a sus rivales que tan solo anotaron 6 puntos, algo que les costó jugar varios minutos cargados de faltas. Su porcentaje de acierto siguió aumentando, 19 puntos en este periodo, ante unos Física Mevs a los que no les salía nada.

A la desesperada y luchando aún por el partido volvieron a llegar al bonus y Adriaan Michilzszoon Ybema fue expulsado por cometer la quinta personal. El encuentro se rompió por completo (18 puntos de diferencia) y los visitantes sentenciaron un encuentro que merecieron ganar desde el principio (50-68).

Más información en el Servicio de Deportes de la ULL.

Ficha técnica:


Física Mevs (50): Manuel Sánchez Benavente, Fernando Tinaut Ruano, Jorge Otero Santos, Julio García-Pérez Piñero, Daniel San Julian Jacques, Yoan González Chretien, Adriaan Michielszoon Ybema García, Manuel Mallorquín Díaz.

Ingeniería Electrónica(68): David Tomás González González, Jose Manuel Calvo Pérez, Samuel Tejera Ávila, Sergio Hilario Bergmans, José Enrique Álvarez Álvarez, Alejandro Torres Ojeda, Pablo Ramos Afonso, Martín González Vergara.

 

La involución de la ludopatía

Opinión
La adicción al juego crea trastornos velados. Foto: PULL

Cabría plantearse hasta qué punto se es consciente del auge de las casas de apuestas, tanto en las avenidas más suntuosas como en los barrios más humildes. Escasas veces encontramos titulares como Las salas de juego exprimen los barrios pobres de Madrid. Parece haber un pacto de silencio en torno a los problemas que implica este hecho. Las apuestas eran relacionadas con personas de mediana edad. Actualmente, se han convertido en la distracción de los jóvenes de 18 años en adelante.

La publicidad presenta esta industria como algo inofensivo, un pasatiempo para el que ha empleado a personajes distinguidos con influencia en el público joven, como futbolistas o cantantes. No siendo esta su única estrategia, los locales están preparados para que los clientes no se percaten del paso del tiempo: únicamente hay iluminación artificial, la ausencia de ventanas, múltiples cargadores móviles…

La Organización Mundial de la Salud y la Asociación Americana de Psiquiatría alertan sobre la adicción que estos centros pueden generar. Se banaliza el peligro de esta dependencia patológica y no se alecciona lo suficiente sobre la ludopatía, enfermedad que tiene síntomas muy semejantes a los de las drogas: deseo irrefrenable de jugar y liberación de endorfinas cuando se consigue, a la par que no saciar esta supuesta necesidad puede generar ansiedad y depresión en el individuo.

Cabe destacar que pese al control que pueda llevarse, este no es suficiente ya que muchos menores son asiduos a las casas de apuestas, ya sea burlando la seguridad online o empleando la identificación de un adulto. Hace unos meses, Proyecto Hombre alertó del nuevo perfil del adicto: joven enganchado a las apuestas deportivas, que es carne de cañón del dinero fácil, de los mensajes subliminales y de la publicidad encubierta.

Menores de edad con ludopatía, ¿por evasión?


Diversos profesionales declaran que existe un patrón de esta nueva vertiente de casos de ludopatía. El portavoz autonómico de Izquierda Unida, Miguel Saro, denuncia la presencia de estos en barrios con estadísticas de rentas bajas, pues esta enfermedad está condicionada también por el entorno familiar y social.

El nuevo patrón sitúa el perfil en jóvenes con buena integración social y una salud estable, que ve la recompensa inmediata y llega a creer que posee estrategias para ganar y que no tiene que desplazarse para realizarlas. El sistema consiste en que baste con coger el móvil: se puede apostar a cualquier deporte, a cualquier hora y en cualquier momento.

Un ludópata reconocido y anónimo que compareció para El Diario de Cantabria reconoce que «¿para qué necesito trabajar ocho horas en la oficina si me he jugado 100 euros y he ganado 400? Lo que nos engancha es la debilidad de la vida: poco esfuerzo y mucho éxito, aunque sea efímero».

Sería recomendable reflexionar sobre por qué se necesita esa evasión que solo parece conseguirse con determinadas adicciones, como drogas o juego; cuál es la carencia que está generando el sistema que nos rige y analizar de forma exhaustiva el doble rasero del Estado, que advierte del tabaco o del alcohol, pero es el que se lucra de forma significativa de sus beneficios. ¿La solución estará en prohibir estos instrumentos de evasión o en la estructura de la sociedad capitalista?

Estado como cómplice de adicciones y enfermedades


Esta realidad es tan alarmante precisamente porque pocas personas parecen intranquilas. Se nos presenta un recrudecimiento de una adicción que desemboca en enfermedad e inevitablemente en problemas económicos y sociales. Mientras tanto, los medios promulgan estas casas de apuestas, vallas son colgadas con su publicidad y nuevas plataformas, tanto digitales como físicas, se crean para su desarrollo.

No nos movilizamos, viralizamos este delito moral a través de anuncios que protagonizan famosos. Empleo el plural porque temo que este caso llega a ser el reflejo de la sociedad actual: la impasibilidad, el conocimiento de los pecados cometidos y la escasa o nula reacción a estos, la ausencia de la lucha por lo que consideramos justo. En la era de la hiperconexión es cuando más cuesta atisbar nuestra humanidad.

El IAC inaugura en Bruselas la exposición ‘100 lunas cuadradas’

Ciencias
La muestra está integrada por nueve imágenes del cielo y una maqueta del Telescopio Solar Europeo. Foto: PULL

La exposición 100 lunas cuadradas, integrada por nueve imágenes del cielo, fue inaugurada ayer martes, 9 de abril, en el Parlamento Europeo de Bruselas y podrá visitarse hasta el próximo 12 de abril. Estas fotografías han sido obtenidas por el astrofotógrafo Daniel López desde el Observatorio del Teide con el Astrógrafo Sky Treasure Chest, de la Unidad de Comunicación y Cultura Científica del IAC. La temática de estas imágenes del cielo abarca todo tipo de objetos astronómicos y algunos descubrimientos relevantes en Astrofísica.

La muestra es el resultado de NIÉPCE: del negativo al positivo, un proyecto lanzado en 2016, cuando se cumplían doscientos años de las primeras imágenes fotográficas de la historia, realizadas por Joseph Nicéphore Niépce.

Ramón Luis Valcárcel, Esteban González Pons, Alfred Rosenberg, Gabriel Mato y Rafael Rebolo. Foto: PULL

La inauguración de la exposición, promovida en el Parlamento Europeo por el eurodiputado canario Gabriel Mato, contó con la participación del vicepresidente de la Cámara, Ramón Luis Valcárcel, el director del IAC, Rafael Rebolo, y el coordinador de la muestra y director del proyecto educativo, el astrofísico divulgador Alfred Rosenberg. Asistieron al acto numerosos eurodiputados y funcionarios del Parlamento así como representantes en Bruselas de varias comunidades autónomas españolas y de la Representación permanente ante la UE.

Mato destacó la importancia del IAC como “líder mundial en el ámbito de la Astrofísica y centro de investigación, tecnología y formación de personal investigador de muy alto nivel. Rebolo señaló que el objetivo de esta exposición es “acercar el Universo a la sociedad y captar la atención del gran público, en particular de los más jóvenes, quienes algún día tomarán el relevo, con la intención de aproximarles la Ciencia y la Tecnología”. Por su parte, Alfred Rafael Rosenberg subrayó que “100 Lunas cuadradas” trata de comunicar “de un modo visual y atractivo muchos de los avances que se han realizado en el campo de la Astrofísica en los últimos tiempos”.

Telescopio Solar Europeo


Además, junto a la exposición se muestra una maqueta del Telescopio Solar Europeo (EST), que se convertirá en el mayor telescopio solar jamás construido en Europa con un espejo primario de 4 metros. EST supondrá un avance sin precedente en nuestra comprensión del Sol. Comenzará a construirse en 2021 y su primera luz estará prevista para 2027.

La maqueta, a escala 1:50, muestra una visión realista del diseño conceptual de EST con un corte de 120º para mostrar su interior. En ella se pueden observar todos los subsistemas del telescopio. En la parte superior se puede ver la estructura del telescopio, dentro de la cual se encuentra el espejo primario. Este es un espejo aligerado de más de 4 metros de diámetro que recolectará toda la luz que llega del Sol y estará sometido a una alta carga térmica.

Ir a Top