Daily archive

abril 09, 2019

‘We Pick’, ganador del primer hackatón de economía azul de Tenerife

Sociedad
El proyecto trata sobre la recogida de los microplásticos. Foto: PULL

HackUP, hackatón sobre economía azul integrado dentro de BlueUP, se desarrolló durante todo este fin de semana en la Casa de la Juventud de Santa Cruz de Tenerife, donde 35 jóvenes se dieron cita para idear un proyecto sobre economía azul que pueda ser viable y se pueda llevar al mercado. El evento, organizado por la Factoría de Cohesión, la Universidad de La Laguna a través de la Cátedra Fundación DISA de Jóvenes Emprendedores y ACEC, concluyó con la entrega de premios, en el que We Pick se hizo con el máximo galardón.

We Pick consiste en un sistema de recogida de microplásticos tanto a pie de playa como en las profundidades marinas mediante la creación de un aparato inteligente que filtra el agua marina y absorbe los microplásticos. El equipo ganador, integrado por jóvenes estudiantes de ramas tan diversas como química, comercio o biología, confiesa que “después de 3 largos días se sienten extasiados y que ha sido una gran experiencia, puesto que es una buena herramienta para solventar nuestras inquietudes”.

Entre los proyectos finalistas, destacaron la producción de energía solar para autoabastecer al puerto, la interconexión inteligente mediante patinetes eléctricos y realidad virtual de ciudad y puerto, la utilización de la realidad virtual como elemento para acercar la oferta laboral portuaria a los jóvenes y la asistencia portuaria con drones. Estas ideas, generadas durante el fin de semana, han demostrado que la juventud de las islas viene pisando fuerte y con ganas de generar un cambio positivo en la sociedad.

El premio final, valorado en 1000 euros, incluye un viaje ida y vuelta para dos con vehículo en Fred Olsen Express para cada uno de los miembros del equipo ganador, 300 euros para márquetin y 500 euros si el proyecto sigue adelante que sirva como motor para los emprendedores. Factoría de Cohesión y ACEC destacan que la iniciativa ha sido un éxito y que se han sorprendido por la gran calidad de los participantes y los proyectos, así como adelantan que el año que viene nos espera un nuevo BlueUP!.

La ULL patenta un tipo de hormigón que mejora su aislamiento térmico

Ingeniería y Arquitectura
Ya se han realizado distintas pruebas centradas en la elaboración de un primer prototipo de bloque. Foto: PULL

La Oficina de Transferencia de Resultados de Investigación (OTRI) de la Universidad de La Laguna ha presentado una patente que mejora las propiedades térmicas de los hormigones no estructurales. Esta invención, desarrollada por Eduardo González Díaz, doctor en Ingeniería Química por la Institución académica, se consigue gracias a que a este material se le induce un residuo de pellet de poliuretano (PUR-pellet) que se extrae del reciclaje de frigoríficos.

El descubrimiento permite sustituir de forma parcial o total el lapilli basáltico de origen volcánico, más conocido en Canarias como picón, que se emplea en la fabricación de hormigones no estructurales. Esta sustitución parcial de lapilli por un 25 % de PUR-pellet mejora el comportamiento como aislante térmico hasta en un 38 % en relación a los hormigones que solo contienen lapilli, y hasta en un 64 % en el caso de la sustitución total.

El residuo que se emplea procede específicamente de la espuma de poliuretano que poseen los frigoríficos. Durante el proceso de reciclaje de estos dispositivos, y después de una fase previa de separación manual de algunos componentes, se tritura el resto del refrigerador y se separan los materiales. Uno de ellos es una espuma de poliuretano que se procesa para obtener el propelente (gas) y finalmente queda en forma de pellet (gránulos) que se almacena en grandes bolsas.

Contribuye al cuidado del medioambiente


González Díaz reconoce que la producción anual de este residuo, que se extrae del reciclaje de frigoríficos en el Archipiélago canario, no cubrirá la demanda de áridos necesaria para la producción de hormigones no estructurales en las Islas. Sin embargo, el descubrimiento contribuye al cuidado del medioambiente, puesto que ayuda a reducir el agotamiento de los “escasos recursos naturales” de los que se dispone en Canarias, además de aportar “un material de construcción con mejores prestaciones desde el punto de vista térmico”.

Más allá de los beneficios medioambientales, la patente supone un beneficio en el aumento de superficie útil en la vivienda, debido a que el mejor comportamiento térmico de este material permite una reducción de los espesores del cerramiento en la edificación.

Ya se han realizado distintas pruebas centradas en la elaboración de un primer prototipo de bloque. Este prototipo confirmó que el material puede ser integrado en las líneas de producción industrial de prefabricados de hormigón. Incluso, el investigador de la Universidad de La Laguna constató que las mezclas de hormigón con PUR-pellet pueden ser empleadas en otras aplicaciones como atezados o en el relleno de hojas intermedias en soluciones constructivas de la envolvente térmica de los edificios.

Actualmente se continúa probando el material sobre todo desde el punto de vista acústico. Si se confirmase que su comportamiento en este sentido es favorable, se podría ampliar el abanico de posibles aplicaciones.

Aunque aún no tienen una empresa específica interesada en la patente, González Díaz considera que este hormigón no estructural puede ser fácilmente integrado en las líneas de producción industrial de prefabricados. En concreto, el interés llegará por parte de empresas que desarrollan acciones socialmente responsables con el medio ambiente o estudios de arquitectura e ingeniería que llevan a cabo sus proyectos en base a principios de una arquitectura más sostenible.

«El ejemplo más brillante de la política de Extensión Universitaria»

ULL
El Centro Cultural de Adeje acogerá catorce cursos y trece talleres. Foto: PULL

La sede del Vicerrectorado de Relaciones con la Sociedad acogió esta mañana el acto de presentación de la vigésimo séptima edición de la Universidad de Verano de Adeje, calificada por el rector de la Universidad de La Laguna, Antonio Martinón, como “el ejemplo más brillante de la política de extensión universitaria llevada a cabo por la Institución”. Y lo cierto es que los cursos estivales de Adeje llevan celebrándose en el mes de julio ininterrumpidamente 26 años, superaron el periodo de crisis y se han reforzado tanto los contenidos como la demanda de los usuarios, que en los últimos años, con la introducción de talleres y formatos más flexibles, ha permitido la asistencia de mayor número de personas.

En los catorce cursos y trece talleres previstos, cuya matrícula se abrirá a partir del 2 de mayo, se aborda “un amplio espectro de lo que ocupa y preocupa a la sociedad en la encrucijada histórica en la que estamos”, señaló Francisco García, vicerrector de Relaciones con la Sociedad de la Universidad de La Laguna. Además, apuntó que “supone la consolidación de un modelo iniciado hace tres años de cursos más cortos y talleres prácticos, que responde a nuevas tendencias en la educación dentro del marco de cursos de verano”.

En la convocatoria también fue presentado el cartel inaugural que saldrá de la obra original ‘El conocimiento nos hará libres’, realizada en acrílico sobre lienzo, del artista israelí Yaron Lambdez, a la derecha. Foto: PULL

Por su parte, el alcalde de Adeje, José Miguel Rodríguez Fraga, también presente en el acto, se felicitó porque todavía sigue habiendo demanda y que esta se haya incrementado en un cuarenta por ciento. Añadió que «la cercanía de la ULL ha posibilitado que nuestra gente se sienta más próxima al centro académico”.

Sofía Ellar: «Mi nuevo ‘single’ alude a la mujer luchadora y libre”

Música
Sofía Ellar dará comienzo a su gira en el Paraninfo de la ULL. Foto: PULL

Sofía Ellar es una cantautora que cuenta con dos trabajos discográficos en el mercado: Seis peniques, lanzado en 2017 y Nota en do, editado en 2018. Junto a su guitarra, la artista se han convertido en un auténtico fenómeno musical, gracias al éxito de singles como Humanidad en paro, Amor de anticuario o Verano con lima. Tras colgar el cartel de sold out en importantes salas españolas como la Joy Eslava o La Riviera, ha actuado en prestigiosos festivales como en el Starlite de Marbella o en el Jardín de las Delicias de Madrid, donde compartió escenario con relevantes grupos y cantantes como como Sidecars, Beret, Hombres G o Rozalén.

Actualmente, Ellar se encuentra inmersa en la promoción de su nuevo sencillo Bañarnos en vaqueros, una canción que transmite un mensaje de empoderamiento femenino. Este jueves, 11 de abril, a las 20.30 horas, la intérprete iniciará su nueva gira en el Paraninfo de la Universidad de Laguna. Las entradas se pueden adquirir en el portal online Tomaticket y en la taquilla del recinto.

¿Cómo fue el proceso de composición de tu nuevo single, Bañarnos en vaqueros? “Es un tema que empecé a escribir hace cuatro años, pero que nunca llegué a terminar, lo dejé apartado. Cuando lo compuse en su momento, publiqué un fragmento en las redes sociales. A una fan le había gustado mucho los trocitos de la canción que había compartido y me dijo que tenía que ponerme las pilas con ella, porque no podía parar de escucharlos. Le hice caso, la retomé de nuevo y le incorporé un estribillo con una letra enfocada a la mujer independiente, luchadora y libre. Hace un guiño y reivindica que nosotras también podemos llevar unos pantalones vaqueros y una camiseta”.

«La grabación del videoclip fue una locura»


En el videoclip de Bañarnos en vaqueros te podemos ver disfrutando en la playa. ¿Cómo fue tu experiencia durante el rodaje? “La grabación fue una locura, como todo lo que hago. Ja, ja, ja… Todo fue cosa de última hora. En mi cabeza tenía algo muy claro, tenía que bañarme en la playa con vaqueros sí o sí. A todo esto, durante el rodaje me puse mala de gripe y estaba tomando antibióticos. Mi madre me dijo que no me mojara, porque me iba a poner peor, pero nada, no le hice caso y le dije me baño en vaqueros en pleno mes de febrero como Sofía que me llamo y así lo hice. Por otro lado, el coche antiguo que conduzco en alguna de las escenas era bastante complicado de manejar. Es de un vecino muy enrollado, que tiene unos vehículos muy molones».

¿Dónde lo grabaste? “El vídeo lo grabamos en el Mediterráneo. En la canción hablo de El Sardinero, una playa que se encuentra en Cantabria, pero claro, en ese lugar no siempre hace buen tiempo y quizás no podía reflejar muy bien la esencia buenrollista que transmite el tema”.

Sofía Ellar durante el rodaje del videoclip de ‘Bañarnos en vaqueros’. Foto: PULL

Este jueves, 11 de abril, actuarás en el Paraninfo de la Universidad de La Laguna con tu nuevo tour Bañarnos en vaqueros. ¿Qué podrá encontrarse el público? “El show es algo a lo que dedico mucho mimo. Hay que currarse una buena puesta en escena y hacer algo dinámico, porque al final el directo lo es todo. Hay que pensar que hay  personas que están pagando por venir a verte. Vengo arropada de una banda para que el público salte y se lo pase bomba. Sin embargo, también habrán momentos más íntimos en los que me quedaré sola con mi guitarra para volver a mis inicios, a mi más pura esencia. No quiero que eso se pierda nunca”.

¿Tienes en mente el lanzamiento de un nuevo disco o es aún muy precipitado? Bueno, precipitado no es. Hace unos minutos estaba dándole vueltas a una idea que empecé ayer. Estoy constantemente componiendo. Tengo otros tres temas inéditos con los que creo que sorprenderé igual que con Bañarnos en vaqueros. He lanzado sencillos sueltos como Verano con lima o Humanidad en paro, una canción cuya recaudación se destina a las asociaciones World Vision España y Fundación RAIS. Llevo dos discos autoproducidos a las espaldas. Ahora queremos probar single a single, pero seguro que habrá contenido y material para un tercer disco”.

«Lo bueno de trabajar de manera independiente es que puedo autogestionarme»


Llevas tu carrera de una manera independiente. ¿Cómo es trabajar de esta forma? Lo bueno es que puedo autogestionarme y autofinanciarme. Es como un reto personal. Hay que recordar que el proyecto de Sofia Ellar nació a partir de un Trabajo de Fin de Grado de Administración de Empresa. Ahí vi una oportunidad obvia y evidente para poder hacer algo muy bien montado y con relativamente poco dinero».

¿Y qué dificultades te has encontrado con este método de trabajo? “Hay muchísimo trabajo detrás de la pantalla y detrás del escenario. He estado muchas noches sin dormir, pero no tengo palabras para describir la satisfacción personal que me aporta este proyecto. Además, tengo que pensar no solo como artista, sino también como empresaria. Es como tener el angelito y el demonio que se contradicen en muchas ocasiones. El artista tiende a ser un apasionado y un enamorado de la música y el empresario tiene que tener sus números para poder sacar adelante la iniciativa”.

¿Alguna vez has pensado en contar con el apoyo de una gran discográfica debido a esas adversidades? Pues no te digo yo que no. Me llevo con ellas muy bien. Nos hemos encontrado varias veces, pero de momento estamos trabajando de forma independiente. Vamos a ver como arrancan los temas. A mí claro, es una cosa que me pone los dientes largos, porque tener el apoyo de una gran discográfica detrás supondría poder comenzar a descansar por las noches”.

«Resulta un reto componer con otros artistas»


Has colaborado con grandes artistas de este país como con Andrés Suárez. ¿Cómo es trabajar con otros cantantes? La canción que escribí con Andrés Suárez es una rima compartida. Fue la primera vez que dije, uy, ya no solo estoy hablando de mí, estoy compartiendo historia con otro cantautor. En mis composiciones hablo de mis experiencias y al final, como son mías, hago un poco lo que quiero, entonces claro, resulta un reto componer con otros artistas. Las colaboraciones tienen que ser muy sentidas y emocionales. He compartido escenario con grandes intérpretes como con Rosana, a quien admiro muchísimo, porque es una mujer luchadora e independiente. También he colaborado recientemente con Dani Fernández y con Álvaro Soler, como ya saben le adoro un montón».

El próximo 17 de octubre vas a actuar en el WiZink Center de Madrid. ¿Qué sientes al pasar de las salas de conciertos con un aforo reducido a este tipo de recintos más grandes? Mentiría si dijese que no me da vértigo, pero bueno, también he actuado en La Riviera o en la Joy Eslava. Procuro no pensar demasiado ni visualizarlo. De aquí al 17 de octubre pueden pasar tantas cosas… Creo que el trabajo diario es el que hace que las cosas funcionen, pero por supuesto, esperaré ese día con una sonrisa. La verdad que la venta de entradas está yendo muy bien y eso me llena el corazón de satisfacción a lo bruto”.

El Observatorio de la Inmigración, en una publicación sobre seguridad nacional

Ciencias Sociales y Jurídicas
El estudio refleja diferentes miradas sobre el fenómeno migratorio. Foto: PULL

El Observatorio de la Inmigración de Tenerife (OBITen) ha colaborado en una revista que recopila una serie de reflexiones sobre las migraciones desde el ámbito de la seguridad nacional, editada por el Comité Especializado de Inmigración del Consejo de Seguridad Nacional del Gobierno de España, en la que han participado investigadores y especialistas de diferentes ámbitos sociales.

Los profesores de la Universidad de La Laguna Vicente Zapata y Dirk Godenau, director académico y director científico del Observatorio de la Inmigración de Tenerife, respectivamente, han tomado parte en esta publicación aportando el artículo Gestión de la diversidad cultural ante la intensificación de las migraciones, en el caso de Zapata, y Canarias como lugar de llegada y tránsito de la ruta migratoria atlántica hacia Europa, en el caso de Godenau.

La publicación, titulada El fenómeno migratorio en España. Reflexiones desde el ámbito de la Seguridad Nacional, ofrece 45 artículos de destacados profesionales de los medios de comunicación, diferentes organismos nacionales e internacionales, investigadores y profesores universitarios. De este modo, el documento final recopila colaboraciones de nombres como Iñaki Gabilondo, Joaquín Estefanía, Manuel Campo Vidal, Pedro Piqueras, Susanna Grisso, Joaquín Arango, Joaquín Leguina o Ana Pastor, entre otros muchos.

Esta publicación ha sido editada por el Comité Especializado de Inmigración, un órgano de apoyo del Consejo de Seguridad Nacional que ejerce funciones en el ámbito de la ordenación de flujos migratorios y cuyas funciones se enfocan a reforzar las relaciones con las administraciones públicas concernidas en este ámbito, así como la coordinación, colaboración y cooperación entre los sectores público y privado.

Más allá de las dinámicas gubernamentales


El objetivo con el que fue concebida esta publicación fue ampliar el análisis del fenómeno migratorio con otras visiones más allá de las dinámicas gubernamentales, además de disponer de un documento de reflexión sobre los principales aspectos relacionados con la inmigración irregular en España.

El estudio refleja diferentes miradas sobre el fenómeno migratorio recopiladas desde el respeto a la opinión y pluralidad de sus autores, procedentes de ámbitos como la seguridad, la comunicación, la investigación y el ámbito académico, la experiencia de las organizaciones no gubernamentales y el sector privado. Un estudio que aspira a contribuir a que la sociedad española conozca mejor un fenómeno cuya comprensión e implicaciones son internacionales.

Hijuela del Botánico, un pequeño tesoro en La Orotava

Videomóvil

El municipio de La Orotava, en el norte de Tenerife, esconde grandes obras naturales y culturales que atraen a miles de personas, pero también hay pequeñas joyas olvidadas como el jardín Hijuela del Botánico, situado tras el Ayuntamiento. A lo largo de sus senderos podemos encontrar numerosas especies de árboles y plantas procedentes de todos los continentes repartidas en 3390 metros cuadrados. El que antaño fuera el huerto del antiguo convento de San José, fue inaugurado por la Infanta Isabel de Borbón en 1910, declarado Jardín Histórico en 1994 y Bien de Interés Cultural con la categoría de Jardín Artístico en 2007. Sin duda alguna, se trata de un lugar ideal para relajarse mientras paseas por sus caminos, disfrutar de la sombra bajo un manto de hojas y ramas o perder la mirada entre la variada vegetación.

Señores de Vox, les saludan los hijos de la auténtica doctrina

Opinión
Fotograma de la película 'La vida de Adèle'. Foto: PULL

Viernes, siete de la tarde. Me reúno con una amiga a tomar un café e intentar dejar a un lado la tediosa rutina que nos ha tenido ensimismados desde el lunes. La conversación va pasando por fases, desde la más pura banalidad hasta los temas más serios que nuestras cabezas son capaces de gestionar. A estas alturas, ya sabemos que pensamos totalmente diferente y muchas veces evitamos discutir. Hoy no estoy demasiado cansado y me decido: “¿Por qué vas a votar a Vox?”.

Lo que yo pensé que generaría un silencio, se convierte en el principio de una enumeración de argumentos que, aunque yo considere disparatados, escucho atento, como quien intenta descifrar un enigma. De repente, un golpe directo a la sien. “No quiero que adoctrinen a nuestros hijos, diciéndoles que pueden ser niños o niñas o gustarles una cosa u otra y que todo vale”. Mi mundo, de repente, se viene abajo. Me deja sin argumentos. No por no tenerlos, sino por lo que me desconcierta que suelte una frase así en medio de una conversación con una persona homosexual. No voy a negar mis ganas de llorar en ese momento. Aún no sé si por rabia, incredulidad o impotencia.

Sigue exponiendo sus pros y contras y comenzamos a hablar de la lucha feminista. “Yo si que estoy de acuerdo con que se den charlas concienciando a los niños sobre la igualdad entre el hombre y la mujer”, afirma. En este momento del debate ya me había noqueado. A pesar de sorprenderme esa especie de doble rasero, no era capaz de decir una frase ordenada e inteligible.

Ya han pasado unas semanas y una gran cantidad de reflexiones han hecho mella en mí. ¿De dónde viene mi orientación sexual? ¿He sido adoctrinado? Aún recuerdo a una profesora de Primaria que, ante mi llanto, me puso en el foco de toda una clase. Si me llamaban maricón era porque yo no jugaba con los niños al fútbol, decía. Analizando mi infancia me he dado cuenta de que se me ha inculcado una doctrina a lo largo de toda mi vida, pero en sentido contrario.

Dentro del armario, encerrados por la norma


Desde comentarios sobre la pluma, hasta que cuestionen mi falta de deseo sexual por una chica. Nunca vi a dos hombres ni a dos mujeres besarse en alguna serie de dibujos. La televisión y el cine hacían de los gais unos personajes caricaturescos que siempre tendían al ridículo. Incluso alguna vez recibí alguna reprimenda por mi forma de comportarme: “Van a pensar que eres mariquita”. Aún recuerdo cuando, a los ocho años, mi hermano me explicó qué era una mujer lesbiana. Durante el tiempo que había vivido antes ni siquiera podía imaginarme que dos chicas podían ser pareja. Ser homosexual no era algo normal y yo lo creía. Con esta idea llegó lo que llaman el despertar sexual y con él, mis creencias se derrumbaron. Era uno de esos bichos raros.

Normalizar que dos personas se puedan amar, sean del sexo que sean, no es adoctrinar. Darle valor a los sentimientos de dos personas no es ir en contra de la naturaleza, ni por supuesto un insulto a ninguna religión. Somos hombres y mujeres y nos queremos, sea cual sea la forma en la que nos combinemos. No buscamos un mundo homosexual, pero tampoco vamos a aceptar de buena gana uno completamente heterosexual. Queremos que un chaval de 12, 15 o 18 años pueda sentirse cómodo con su sexualidad, que no necesite pasar un proceso que, a muchos, les cuesta su estabilidad mental, su familia o el techo bajo el que dormir. Eso es proteger a los niños. Eso es desadoctrinar. Y por muy complicado que parezca, no me cansaré de repetírselo a mi amiga, la del café, a Rocío Monasterio o a cualquiera que intente hacerme sentir dudas sobre quién soy.

Ir a Top