Daily archive

febrero 18, 2019

La cantante tinerfeña Marta Solís convertirá el Teatro Leal en su ‘Nido’

Música

Marta Solís, una de las artistas canarias con mayor proyección internacional, vuelve a Tenerife para cautivar con su último trabajo discográfico, Nido. La cita tendrá lugar el próximo miércoles, 13 de marzo, en el Teatro Leal de La Laguna, a partir de las 21.00 horas. Gracias a la colaboración del Festival de Músicas Mestizas MUMES, por tan solo 5 euros, se podrá disfrutar de un espectáculo único e íntimo. Las entradas se pueden comprar en taquilla o contactando previamente con el propio teatro.

Con tan solo 18 años, la joven tinerfeña se trasladó a Madrid para estudiar en la Universidad Complutense de Madrid, donde se licenció en Publicidad y Relaciones Públicas. Paralelamente, se formó en canto y guitarra, mientras actuaba como cantautora en diversos locales de música en vivo.

Su trayectoria musical se ha alimentado de diversos géneros y grupos, curtiéndose principalmente en España y Francia, lo que le ha permitido recorrer numerosos escenarios por todo el mundo. En su retorno a Tenerife, junto a su guitarrista y profesor Lorenzo Suárez, compuso los primeros temas de su primer proyecto, llamado Promesa,  que fue grabado en los Estudios Harbourside de Port Charlotte, Florida. Con este disco, Marta ha ganado diversos concursos, como el XXXV Festival de la Canción de Benidorm, y ha sido galardonada innumerables veces, consagrándose así como una de las cantautoras más prestigiadas de las Islas.

Sin Límites y Nido son fruto de la música macaronésica


No obstante, en esta actual y larga etapa en solitario, Solís se concentra en el piano para cantar a la vida, al ser humano y a la tierra. De esta particular música macaronésica nace Sin Límites en 2013 y Nido en 2017. En este último destacan temas como Nido, single que da nombre al disco, o Isla por esa dulzura tan característica de su voz, la sencillez de la instrumentaría acústica y sus letras emotivas.

La artista confiesa que sobre el escenario del Leal estará tranquila, pues la magua y la saudade la envuelven con su manto.  Marta Solís intentará conectar con cada persona independientemente del lugar de donde ésta provenga, a través de sus emociones más íntimas, reflejadas en este último trabajo. Asimismo, a pesar de preparar el espectáculo con mimo y de seguir unas pautas generales, no descarta la posibilidad de que surja algún factor sorpresa, pues el ambiente y la energía del público la contagian. Según cuenta, sus expectativas están enfocadas en ella misma, con un único objetivo en mente: hacer un buen trabajo.

Nuevo convenio entre la Fundación General de la ULL y Turisfera

ULL
Antonio Martinón y Mª Dolores Rodríguez de Azero en el acto de firma. Foto: PULL

La Fundación General de la Universidad de La Laguna y la Asociación Clúster Tenerife de Innovación Turística (Turisfera) firmaron hoy, lunes 18 de febrero, un protocolo general de actuación mediante el cual las dos entidades retomarán la actividad conjunta y promoverán diferentes actividades de formación, investigación, prácticas y transferencia, entre otras. Por parte de la fundación firmó el protocolo el rector de la Universidad de La Laguna, Antonio Martinón, puesto que es también presidente del patronato de la entidad, mientras que por el clúster empresarial lo hizo su presidenta, María Dolores Rodíguez de Azero.

La Fundación General de la ULL fue una de las entidades que hace ocho años participó en la puesta en marcha del clúster, pero luego decidió desvincularse del proyecto por entender que éste ya estaba lo suficientemente maduro. Y, efectivamente, en este tiempo, Turisfera ha logrado que una treintena de empresas de todos los sectores de la cadena de valor del turismo tinerfeño se haya vinculado a esta entidad, manifestando su compromiso por colaborar recíprocamente y apostar por la innovación en el sector, principal objetivo de esta agrupación.

Ahora, tanto la fundación como el clúster han considerado conveniente retomar la relación y la promoción de proyectos comunes, razón por la que se firma este protocolo para dar marco legal a la nueva relación, el cual tendrá una vigencia inicial de tres años, prorrogables hasta cuatro años adicionales. De hecho, la primera colaboración está próxima a celebrarse, en forma de taller sobre economía circular en el sector turístico, que ha sido preparado por técnicos tanto de la fundación como del clúster y se celebrará el próximo 25 de febrero con la asistencia confirmada de 25 empresas y entidades públicas relacionadas con el sector turístico.

La economía circular, por su relación directa con las políticas de sostenibilidad, es una materia por la que los municipios turísticos están apostando muy fuete, dedicando una considerable financiación para su desarrollo. Eso supone una oportunidad para que tanto Turisfera como la fundación puedan promover acciones enmarcadas en este nuevo enfoque económico que busca reaprovechar y reciclar recursos para eliminar residuos y aminorar el impacto medioambiental de la activad humana.

El periodismo de bufanda

Sociedad
Tomás Roncero, periodista del diario 'As' y tertuliano del 'Chiringuito de Jugones', ataviado con una bufanda del Real Madrid. Foto: PULL

El fútbol, ¡ese deporte rey que reúne a millones y millones de personas frente al televisor o ante un diario deportivo! Un coloso que mueve masas y, aun más si cabe, si se relaciona con el periodismo, la forma de comunicación masiva por excelencia. España es un país con gran tradición futbolera, por lo que los medios dedicados a este ámbito se encuentran entre los más consumidos: las retransmisiones televisivas más vistas cada año coinciden con partidos y los cuatro periódicos deportivos más conocidos (Marca, AS, Sport y Mundo Deportivo) se encuentran entre los diez más leídos, según el último Estudio General de Medios.

Una gran influencia y, por tanto, un gran compromiso social de una profesión que puede ser considerada uno de los grandes vehículos de la ética. Pero, ¿es el periodismo de bufanda, aquel que toma partido, antideontológico?. Para Manoj Daswani, jefe de Deportes en Radio Club Tenerife, “el periodismo deportivo sufre las consecuencias de tres grandes males que han empobrecido el valor del producto: la crisis económica y sus secuelas;  la conversión de formatos periodísticos en mero espectáculo, y el afán de los digitales por ganar visitas a cualquier precio”.

Jiménez: “El Chiringuito de Jugones no es periodismo”


Estas tres características son las señas de identidad del periodismo de bufanda, un modelo joven que pone en tela de juicio la calidad, neutralidad y la veracidad de unas informaciones que han mutado a puro show, en muchos casos, o, por el contrario, se quedan en rumores que vulneran todos los principales códigos deontológicos. Algunos ejemplos son las portadas parciales, los intereses comerciales, el servilismo con clubes o futbolistas determinados, imágenes manipuladas, el ocultamiento de datos, los rumores, campañas personalizadas, etc.

Portadas del Sport y Mundo Deportivo del año 2010. Foto: PULL

Pero los verdaderos estandartes de esta modalidad son los programas de tertulia, espacios que según Rubén Jiménez, redactor jefe de la sección del Real Madrid en el diario Marca, no forman parte de la profesión. “El Chiringuito de Jugones no es periodismo, sino un entretenimiento protagonizado por tertulianos que perpetúan el forofismo”. Sin embargo, no olvidemos que los primeros forofos son aquellos que lo demandan, y estos productos son consumidos por más de un millón de personas a diario.

Tertuliano o periodista futbolístico


Como punto de partida habría que buscar el lugar intermedio entre negocio e información, y entre los llamados tertulianos y los periodistas futbolísticos. Los primeros, protagonistas absolutos, pueden ser opinadores al uso, profesionales que basan su actuación en el entretenimiento, o jugadores y entrenadores retirados. En este sentido, el periodista de Marca apunta que gran parte del éxito viene de “la creación de ciertos personajes a partir de unas determinadas demandas del público, el cual quiere ver un tertuliano con el que identificarse”.

Momento del programa Chiringuito de Jugones en Mega. Foto: PULL

En cambio, el profesional de la información futbolística cumple con la ética profesional, las principales normas y códigos deontológicos, además de no quebrantar el contrato fiduciario con el público, a pesar de las mayores licencias con las que se cuentan en ciertos géneros como la crónica, el artículo de opinión o la narración. “El buen profesional de la información deportiva tiene conocimiento de muchas áreas, respeta la intimidad del implicado, se documenta con fuentes diversas y, sobre todo las respeta”, asevera Daswani.

¿Ética en el tratamiento informativo deportivo?


La respuesta la podemos encontrar en numerosos estudios que se están elaborando al respecto. Uno de ellos es la tesis doctoral de Javier Gómez Bueno, de la Facultad de Comunicación y Documentación de la Universidad de Murcia. En dicho análisis, centrado en los cuatro diarios deportivos españoles más leídos, se confirma la existencia del forofismo, en muchos casos llegando a tener tintes propagandísticos en la prensa deportiva catalana.

El autor de la tesis llega a estas conclusiones tras efectuar una investigación de más de un millar de textos informativos, de los cuales se concluye que la mitad de ellos son especulativos y un tercio opinativos. Los parámetros utilizados en el estudio fueron: la parcialidad y la subjetividad del profesional, la distinción de géneros periodísticos, la inclusión del rumor como elemento noticioso, el número de fuentes consultadas por noticia, el sensacionalismo, el lenguaje emotivo y belicista y sus connotaciones violentas, así como las acusaciones infundadas de corrupción arbitral o estamental.

Con estos resultados, cuesta negarse a la existencia del periodismo de bufanda. Su influencia en la proyección de conductas, en la formación cultural e idiomática, al igual que la gran repercusión social y grandes beneficios económicos que encierra deberían estar sometidos a una regulación o vigilancia moral. La pasión habrá que dejarla para los aficionados y no para profesionales cuyo mayor cometido es dar un servicio honesto y veraz a la audiencia.

Estudiantes de la ULL visitan la denominación de origen Vinos de El Hierro

Sociedad
El grupo realizó catas magistrales y visitas a viñedos. Foto: PULL

La denominación de origen Vinos de El Hierro recibió recientemente la visita de una quincena de estudiantes de la quinta edición del Curso de Especialista en Gestión Enoturística y Análisis Sensorial de Vinos de la Universidad de La Laguna. Esta iniciativa, enmarcada dentro del módulo de Análisis Sensorial de Vinos-Avanzado, está coordinada conjuntamente por el Aula Cultural de Enoturismo y Turismo Gastronómico de la Universidad de La Laguna, y el Consejo Regulador de la Denominación de Origen. Además, cuenta con el respaldo institucional del Cabildo Insular de El Hierro y los tres Ayuntamientos de la Isla: La Frontera, El Pinar de El Hierro y Valverde.

Los estudiantes realizaron catas magistrales y visitas a viñedos acompañados por el técnico del Consejo Regulador, Alfredo Hernández, y el presidente del Comité de Cata, Carmelo Padrón, quienes, junto con viticultores y bodegueros adscritos a la Denominación de Origen, acercaron la realidad y las elaboraciones vitivinícolas de El Hierro.

Los estudiantes del curso de especialista de la Universidad de La Laguna valoraron positivamente la acción y la oportunidad de conocer diferentes elaboraciones realizadas principalmente con varietales como el verijadiego, el baboso o el listán, que han suscitado un creciente interés sobre los vinos de El Hierro.

ULL Debates plantea la necesidad de visibilizar a la mujer en la ciencia

ULL
Las participantes de esta sesión de ULL Debates en el escenario del Paraninfo de la institución lagunera. Foto: PULL

El Paraninfo de la Universidad de La Laguna (ULL) acogió el pasado, viernes 15 de febrero, una nueva edición de ULL Debates titulada La mujer y la niña en la ciencia. ¿Avanzamos hacia la igualdad de géneros? En la sesión participaron Marta Macho Stadler,  matemática de la Universidad de País Vasco premiada en varias ocasiones por promover la igualdad de género en el ámbito científico; Carolina Martínez Pulido, bióloga y divulgadora científica con una amplia trayectoria en la ULL; y la también docente de la institución académica Sara González Pérez, profesora de Ingeniería Eléctrica y divulgadora científica. Moderó la periodista especializada en ciencia y tecnología Verónica Martín Jiménez.

Previamente, la sesión fue inaugurada por el vicerrector de Relaciones con la Sociedad, Francisco García, que introdujo el debate de la noche, el cual trató de dilucidar si se avanza hacia la igualdad de género en el mundo de la investigación. En su opinión, la respuesta es sí, “pero probablemente no con la suficiente intensidad”. También recordó que esta cita forma parte del programa de activadas Nosotras hacemos ciencia, organizadas en torno a la celebración del Día de la Mujer y la Niña en la Ciencia. Tras su intervención, y como preámbulo al coloquio, se proyectó un monólogo de la científica de Diana Chiaramoni que denunciaba con humor la desigualdad sexual en el mundo de la investigación.

“La injusticia hacia las mujeres en el mundo de la ciencia resulta irritante”


El debate comenzó preguntando por qué existe el sesgo de género que impide el avance femenino en el mundo de la ciencia. Marta Macho matizó que no en todas las disciplinas científicas se da esa infrarrepresentación, pero sí es muy evidente en las ingenierías porque, desde que son niñas, se las dirige hacia ciertos ámbitos y no a otros. “Y curiosamente, no se las dirige a esos ámbitos en los que hay más prestigio, autoridad y dinero”.

Carolina Martínez señaló que en su ámbito, la Biología, no hay poca presencia de la mujer, pero sí le resulta “molesto” que no se les reconoce su aportación. Puso como ejemplo que, si se mira en un libro de texto, apenas salen mujeres cuando se habla de la investigación en genética, cuando hay muchísimas que realizaron aportaciones muy valiosas en el siglo XX. “La injusticia hacia las mujeres en el mundo de la ciencia resulta irritante”.

Sara González explicó que en los años 2000 había bastantes mujeres estudiando física, pero cuando ella comenzó sus estudios de ingeniera electrónica, notó la mayoría masculina, pero se dio cuenta realmente del sesgo cuando empezó a dar clases en los másteres de ingeniería, pues ha habido años en los que solamente tuvo una alumna. “Y esta situación, lejos de mejorar, empeora”. En su opinión, el problema viene de antes, “está en la cultura”.

Desmontando mitos


Carolina Martínez negó el mito que habla de la predisposición genética de las mujeres hacia tareas relacionadas con el cuidado, y achacó esa idea a la educación. También relató la cantidad de prejuicios que ha habido en torno a la supuesta inteligencia menos capacitada para la ciencia del sexo femenino, que se han demostrado falsos pero, aún así, han influido mucho en esos sesgos de género.

Marta Macho comentó que España está por encima de la media en número de mujeres dedicadas a ciencia y que, curiosamente, en países con fama de progresistas como los del norte de Europa, el porcentaje de científicas es muy escaso. A su juicio, tiene que ver con el prestigio social de las profesiones, que está reservado a los hombres. “Todo lo que tiene valoración y autoridad ante la sociedad lo aclaran los hombres”.

Sara González señaló que la creación de sesgos parte de la infancia, cuando a las niñas se las trata como frágiles princesitas mientras que a los niños, como aventureros. Los propios juguetes van predisponiendo: a ellas se les da muñecas mientras que ellos, juegos de construcción. A todo eso se le suman los mensajes que bombardean continuamente desde los medios de comunicación, en los cuales las mujeres suelen ser pasivas o “trofeos”. No aparecen roles femeninos de poder ni científicas y profesionales a las que se valore. A esto apostilló Marta Macho que está muy bien utilizar el juego para incentivar a las niñas hacia el mundo de la ingeniería, pero también hay que hacer lo contrario: incentivar a los niños para que ellos también asuman su rol como cuidador. 

Más visibilidad


Otro asunto que se abordó es la necesidad de aumentar la visibilidad de las mujeres científicas. Para Marta Macho, los medios tienen mucho por hacer y citó, en ese sentido, el “techo de papel”, que es el que no muestra a las mujeres en la ciencia. Normalmente, no aparece nunca información sobre ciencia en los periódicos y, cuando lo hace, la protagonizan hombres. “En esto hay un tema perverso: un estudio reciente demuestra que los hombres que salen hablando de ciencia, aparecen mirando a cámara, reafirmando su autoridad, mientras que las escasas mujeres reflejadas no miran a cámara y aparecen haciendo alguna actividad. Es muy sutil, pero va calando”.

Un problema relacionado con la visibilidad es cierta presión social que fuerza a las investigadoras a ser “modestas”. De hecho, durante el debate se mencionó el caso de alguna investigadora que ha comentado que salir en un medio de comunicación la ha granjeado a posteriori críticas en su propio departamento. Sara González también señaló la necesidad de destacar en los currículos académicos la presencia femenina, para que la población escolar sepa desde una edad temprana que existen científicas.

El coloquio también tocó la polémica sobre si hay que imponer cuotas de presencia femenina o no. En opinión de Carolina Martínez, sí es necesario un apoyo legal porque “si se parte de una situación desigual, es necesario ayudar a quien tiene más obstáculos”. Aconsejó a las investigadoras se asociaran entre ellas, creando redes de investigación, de forma que unas se potencien a otras. Marta Macho también mostró su acuerdo con las cuotas, pero cree que a veces generan inseguridad a algunas mujeres que quieren que se las valore por su prestigio, no por una normativa. “Es necesario que haya mujeres en todas partes, y si no están, forzarlo”.

El efecto Jennifer y John


La matemática de la Universidad de País Vasco también se mostró favorable a que a la hora de asignar una plaza, en caso de igualdad de currículos se debería apoyar a la mujer. Para justificarlo, recordó un experimento realizado por la American Science Foundation llamado “el efecto Jennifer y John”, donde se presentó a varias convocatorias exactamente el mismo currículo con el nombre femenino y el masculino, y casi siempre era seleccionado el segundo. “Hay que tomar medidas positivas en favor de las mujeres porque si no, ya sabemos que John siempre va a pasar por delante de Jennifer”.

Otro punto de vista que aportó Sara González sobre el problema de la autoridad es que los investigadores líderes son los que deciden qué y cómo se investiga y, por ello, faltan voces y soluciones diversas. Puso por ejemplo que las prótesis de cadera son estándares, diseñadas para un hombre blanco caucásico de determinado peso, sin considerar que hay diferencias anatómicas entre sexos.

Ir a Top