Foto extraída de la página web invisible people

‘The Guardian’ recopila los testimonios de personas sin hogar de Londres

Solidaridad

La serie Puertas Vacías (The empty doorway) del periódico The Guardian cuenta las historias de vida de personas sin hogar que han perdido el rumbo en ciudades del Reino Unido, pese a ello, son muchos los que logran salir de esta situación. A través de una una plataforma digital invita a todos aquellos que deseen contar sus experiencias para así ilustrar la realidad que se vive en las calles de Londres.

La austeridad está fuertemente relacionada con el aumento anual de las personas sin hogar en el Reino Unido y cuando se observa  la vida de estas personas, especialmente los durmientes enraizados, se cree que solo un milagro puede llevarlos a una vida mejor. En enero de este año un hombre sin techo de 43 años murió en el pasadizo que conecta el metro de Westminster con la entrada del Parlamento y ha expuesto la cruda realidad que subyace en Londres: el gran número de personas que pasan la noche en la calle.

Los datos publicados por la organización benéfica Feantsa revelan que el número de familias e individuos que pernoctan en hostales, hospicios, tiendas de campaña o en la calle se ha disparado en los últimos años en Inglaterra y Gales hasta alcanzar la cifra récord de 170 800, de los cuales 38 000 son menores de 25 años.

«Si ha estado sin hogar, pero ahora está en su propia casa, nos gustaría saber cómo llegó allí. ¿Fue por la ayuda que recibió de un extraño, un amigo, un pariente o una organización benéfica? ¿O saliste de la calle por pura fuerza de tu propia voluntad? ¿Quizás has cambiado tus circunstancias de otra manera?». Mediante estas palabras el diario británico ofrece la oportunidad de que esta población, invisible para muchos, logre tener protagonismo. Este proyecto está en colaboración con otros programas de visibilidad pública tales como The empty doorway.

 

Estudiante de periodismo en la universidad de La Laguna. Venezolana. Las palabras se olvidan, pero la tinta sobre el papel perdurará para siempre.